Anuncio
Share

El 97% de los profesores ha cumplido con el plazo de vacunación contra la COVID-19

A nurse gives a COVID-19 vaccine to a school worker in Eagle Rock.
La enfermera registrada Priscilla V., a la izquierda, administra una vacuna COVID-19 a Luis Nufio, un entrenador extraescolar, en el instituto Eagle Rock. Alrededor del 97% de los miembros del sindicato de profesores han cumplido con el plazo de vacunación establecido para el viernes.
(Allen J. Schaben / Los Angeles Times)

Los profesores y el resto del personal tienen que documentar su primera vacuna o no podrán volver al campus el lunes

Alrededor del 97% de los miembros del sindicato de maestros de Los Ángeles han cumplido con la fecha límite de ayer viernes para vacunarse contra el COVID-19, anunció el sindicato el jueves por la noche.

El sindicato de maestros representa a más de 30.000 maestros, enfermeras, consejeros y bibliotecarios. El requisito de la vacuna se aplica a todos los empleados del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles - unos 73.000 empleados- así como a los padres voluntarios, así como a los contratistas del distrito que trabajan en los campus. Los empleados de las escuelas autorizadas por el distrito también deben cumplirla.

No está claro cuántos del 5% restante de los miembros del sindicato de profesores, unos 1.500 empleados escolares, han recibido exenciones de la vacuna por razones médicas o religiosas. Cualquiera que no tenga al menos una dosis de vacuna tendrá prohibido el acceso al campus el lunes, lo que podría interrumpir la continuidad de la educación en las aulas.

El distrito escolar se ha negado a dar información sobre la cantidad de empleados que han solicitado o recibido una exención médica o religiosa. El distrito también se ha opuesto a divulgar información sobre cuántos han cumplido con el requisito de vacunación, ya sea en números totales o por categoría de trabajo.

Anuncio

En una comunicación interna, el sindicato dijo a sus miembros no vacunados que no dieran por sentado que podrían reubicarse en el programa “City of Angels” que funciona principalmente en línea, o trabajar a distancia.

“Los empleados que no reciban al menos una dosis de la vacuna antes del 15 de octubre no podrán dar clases en el programa online de City of Angels”, decía el comunicado. “Solo los miembros que reciban las inyecciones, junto con los voluntarios de los centros escolares que estén inoculados, podrán ser asignados al programa de “City of Angels”.

El sindicato hizo hincapié en la importancia de cumplir con el requisito, ya sea subiendo la documentación que demuestra haber sido inoculado o poniéndose la primera vacuna.

“Si se ha inmunizado, pero aún no ha proporcionado la prueba al LAUSD, le aconsejamos a que lo haga lo antes posible”, declaró el sindicato. “Los empleados que no proporcionen prueba de al menos una dosis de la vacuna no serán permitidos en ninguna escuela o lugar de trabajo del LAUSD después del 15 de octubre y estarán sujetos a la terminación a menos que hayan recibido una exención médica o religiosa”.

A raíz de una iniciativa del condado de Los Ángeles, una coalición de expertos en salud pública de California y otros estados occidentales respalda la oferta de refuerzos de la vacuna COVID.

A finales de septiembre, los funcionarios del distrito informaron de que alrededor de 1 de cada 5 empleados aún no había presentado pruebas de vacunación. En ese momento, la fecha límite para la inmunización completa -dos semanas después de la última inyección- era el viernes 15 de octubre. Esta semana la superintendente interina Megan K. Reilly amplió el plazo. Sin embargo, los empleados debían recibir una primera inyección -de cualquier vacuna autorizada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU-, antes de la fecha límite original, y la inoculación completa debe realizarse antes del 15 de noviembre.

El local 99 del sindicato internacional de empleados de servicios, que representa a la mayoría de los empleados no docentes, incluido un gran número de trabajadores con salarios bajos, presionó para que se ampliara el plazo en las negociaciones del contrato. A principios de esta semana, el sindicato estimó que alrededor del 80% de sus 21.648 miembros en LAUSD “tienen un registro de vacunación” de al menos una dosis, dijo la portavoz Blanca Gallegos. Entre sus miembros se encuentran personal del servicio de comidas, conserjes, conductores de autobús y asistentes de educación especial.

El distrito escolar ofrecerá clínicas de inoculación el viernes durante el horario escolar para los empleados que aún necesitan la vacuna. Las ubicaciones incluyen: Irvine Middle School, Roosevelt High School, Sutter Middle School, Markham Middle School, Bancroft Middle School y Webster Middle School.

Los estudiantes de LAUSD mayores de 12 años tienen un calendario diferente, pero también deben ser vacunados en las próximas semanas. Un padre ha presentado un litigio sobre ese requisito.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio