Anuncio
Share

San Diego Unified aprueba un plan para gastar 303 millones de dólares de fondos COVID-19

Un autobús escolar del San Diego Unified llega a la escuela Perkins
Un autobús escolar del San Diego Unified llega a la escuela Perkins en San Diego, California.
(Jarrod Valliere / The San Diego Union-Tribune)

El distrito dice que los fondos pagarán por personal, servicios de salud mental para los estudiantes y su recuperación académica.

La junta escolar del San Diego Unified aprobó el martes un plan para gastar cientos de millones de dólares de ayuda COVID en maestros suplentes, cuidadores, conductores de autobús, enfermeras y consejeros, así como en educación especial, rutas de autobús, jardín de niños de transición y estudios étnicos.

Desde marzo de 2020, el distrito dice que se le ha asignado un total de 678 millones de dólares en fondos COVID de nueve botes de dinero estatales y federales que se deben gastar en los esfuerzos de recuperación del aprendizaje y en los gastos de funcionamiento relacionados con la pandemia.

Hasta ahora, el distrito ya ha gastado 136 millones de dólares de ese dinero. Parte de ese dinero se ha destinado a ordenadores portátiles y puntos de acceso a Internet para que los alumnos puedan aprender a distancia en casa, así como a equipos de protección personal, formación para profesores y ampliación de la escuela de verano.

Anuncio

El el distrito presentó un plan de cómo piensa gastar 303 millones de dólares más que provienen de la Ley del Plan de Rescate Americano, el último y mayor paquete federal de COVID para las escuelas que se aprobó en marzo.

La mayor parte de ese dinero, unos 195 millones de dólares, se centra en ayudar a los estudiantes a recuperarse académica y mentalmente de más de un año de cierre de escuelas.

Los estudiantes del San Diego Unified, al igual que los de las escuelas de todo el país, recibieron más calificaciones reprobatorias durante la pandemia que en años anteriores porque la mayoría de los estudiantes perdieron el acceso a la enseñanza presencial.

La segunda partida más importante, unos 86 millones de dólares, se destinará a la contratación de personal suficiente para ayudar a las escuelas a funcionar durante la pandemia. Esto implica la contratación de personal sustituto para que intervenga cuando un miembro del personal enferme de COVID o esté expuesto a alguien con COVID y deba permanecer en cuarentena en su casa.

Las escuelas dicen que sus necesidades de personal son mayores durante COVID al mismo tiempo que se enfrentan una escasez de contratación mayor de lo normal debido a la pandemia.

El distrito también planea gastar

  • 94.2 millones de dólares para maestros adicionales que impartan clases individuales y en pequeños grupos, y para la gestión de casos de educación especial para estudiantes de primaria con discapacidades
  • 34.4 millones de dólares para transporte y maestros sustitutos, incluyendo un aumento del salario de los maestros sustitutos, la contratación de más conductores de autobús y el aumento de las rutas de autobús
  • 33 millones de dólares para más conserjes, enfermeros, técnicos de mantenimiento de filtros de aire y otro personal de salud y seguridad
  • 27 millones de dólares para la Academia Virtual del distrito, con el fin de dar cabida a los estudiantes no vacunados y a los que no están dispuestos a volver a la enseñanza presencial
  • 26.3 millones de dólares para programas socio-emocionales y planes de estudio
  • 22 millones de dólares para ordenadores portátiles y puntos de acceso WiFi
  • 18 millones para maestros de alfabetización, libros y formación en alfabetización
  • 12.3 millones de dólares para programas de jardín de niños de transición y formación en aprendizaje temprano para maestros
  • 12 millones de dólares para pruebas COVID y localización de contactos
  • 9.4 millones de dólares para la formación de maestros de estudios étnicos
  • 7.7 millones de dólares para consejeros y trabajadores de salud mental adicionales
  • 6.5 millones de dólares para suministros de limpieza y equipos de protección personal

El distrito no ha indicado en su plan el número de personal que añadirá con estos fondos. A principios de este año, el distrito dijo que añadiría 86 nuevos maestros de primaria para reducir el tamaño de las clases, así como 12 psicólogos escolares, cuando llegó a un acuerdo con su sindicato de maestros sobre un aumento del 4 por ciento.

El distrito quiere mantener este personal adicional, incluso después de que utiliza su dinero COVID, dijo el presidente de la junta escolar de San Diego Unified Richard Barrera. El distrito espera que el estado y el gobierno federal aumenten permanentemente la financiación escolar lo suficiente como para mantener esos puestos a largo plazo, dijo.

“No puede ser que una vez que este dinero desaparezca, entonces volvamos a la grave falta de financiación de las escuelas que vimos antes de COVID”, dijo Barrera.

“Esto no puede ser solo un apoyo de una sola vez para las posiciones que deberían haber estado en su lugar pre-COVID y que absolutamente necesitan permanecer en su lugar post-COVID”.

La Ley del Plan de Rescate Americano es una de las únicas fuentes de dólares COVID escolares para los que los sistemas escolares deben escribir y presentar los planes de gasto para su aprobación, de acuerdo con la Oficina de Educación del Condado de San Diego.

Para otros fondos COVID, los sistemas escolares han tenido que informar al estado de cuánto han gastado y en qué categorías generales han gastado el dinero, pero no han tenido que presentar planes de gasto detallados.

Las escuelas pueden gastar su dinero de la Ley del Plan de Rescate Americano hasta enero de 2025.


Anuncio