Anuncio
Share

Familia recibe regalo navideño: La ‘green card’ gracias a su hijo

María E. Carapia Camacho y Luis Salazar Rodríguez presumen la foto de su hijo, quien les dio el regalo de la residencia legal
María E. Carapia Camacho y Luis Salazar Rodríguez presumen la foto de su hijo, quien les dio el regalo de la residencia.
(Selene Rivera )

Una pareja de Los Ángeles recibe la residencia como regalo de Navidad tras esperar la preciada tarjeta más de 20 años cada uno.

La pareja María E. Carapia Camacho y Luis Salazar Rodríguez, no dejaban de sonreír y abrazarse cuando finalmente hace unos días abrieron los sobres que contenían sus tarjetas de residencia.

El regalo de Navidad llegó de parte de su hijo mayor Luis, quien nació en Estados Unidos y se enlistó en las Fuerzas Armadas no solo para servir a su patria sino también para ayudar a sus padres de 51 y 57 años.

Abren apoyo para reunificar a padres y menores separados por política de “cero tolerancia” de Trump

Como todo indocumentado, la pareja llegó por separado a Estados Unidos para establecer una vida más desahogada, la oportunidad de conseguir empleo, ayudar a sus padres en México y no tener que preocuparse por el pan de cada día.

Anuncio

Luis es originario de Durango y su esposa María es de la Ciudad de México.

“Las cosas no son fáciles para las personas que no tenemos documentos. Existe el miedo a la deportación, a que venga la ‘migra’ y en cualquier momento te arreste y te saque del país”, dijo María, quien hasta hace poco trabajaba en una lavandería.

¿Cómo solicitar descuento en el servicio de Internet antes del 31 de diciembre?

María tenía 29 años de no ver a su madre desde que llegó a Estados Unidos. Por su parte, Luis padre, quien ahora maneja un tráiler, tiene más de 30 años de no ver a su familia.

“El no ver a tus seres queridos es un sacrificio muy grande. A pesar de que la familia hablamos por teléfono y nos vemos por pantalla, abrazar a alguien y platicar en persona no es lo mismo”, dijo María.

La pareja tiene cuatro hijos, pero Luis hijo creció viendo los sacrificios que sus padres hicieron para darle una mejor vida. Entonces, cuando este cumplió 24 años, les tenía una sorpresa reservada: se inscribió en la Fuerza Aérea y el proceso migratorio fue mucho más rápido y fácil de lo que ellos esperaban.

Centenares de quejas en contra de sujetos que dicen ser abogados: Piden a las víctimas denunciar

La sorpresa llegó en un momento que la pareja empezó a sentir el clima antiinmigrante y el temor por un futuro incierto, la posibilidad de separarse de sus otros hijos que en aquel entonces tenían 20, 18 y 11 años no sería una situación ligera.

Luis hijo admitió que al principio a sus padres no les gustaba la idea porque temían por su vida en caso de una guerra, pero servir era algo que ya tenía en la mente.

“No fue fácil dejarlo ir, pero él ya tenía sus planes y le gustaba todo lo que iba a aprender”, dijo María.

Los jóvenes hijos de inmigrantes (indocumentados) sirviendo o inscritos en las fuerzas armadas, tienen el beneficio de realizar una petición de residencia para sus padres que incluye un Perdón Adelantado (PIP), el cual les permite realizar un ajuste migratorio sin salir del país, explica el abogado Sergio Siderman.

Los veteranos son uno de los grupos más estafados en Estados Unidos con robo de identidad y fraude hipotecario

En el caso de María y Luis sus beneficios de alivio migratorio son más altos, por ejemplo, pueden acudir a una cita en una oficina de USCIS o solicitar un perdón por estadía prolongada en el país.

La aplicación de Parole in Place (PIP) por parte de su hijo fue aprobada 7 meses después de la fecha en que se presentó la aplicación (en septiembre de 2020). La Petición Familiar para la Residencia Permanente de María Carapia y Luis Salazar, se aprobó tras un lapso de 10 meses luego de la fecha en que se ingresaron las aplicaciones.

En 2020, USCIS recibió 920 peticiones con PIP. Ese mismo año hubo 712.000 solicitudes a través de la forma I-130 con petición de un familiar por parte de un ciudadano estadounidense.

“El beneficio de Parole in Place (PIP) está actualmente disponible para los cónyuges y padres indocumentados de personal militar de Estados Unidos (activos, reservistas) y para veteranos”, dijo el abogado.

“Yo recomiendo que las personas busquen cuanto antes una representación legal para determinar si pueden beneficiarse con este alivio migratorio. También recomiendo no tener miedo de acercarse a una oficina legal para pedir información, porque esa puede ser la solución para su estatus migratorio y podría ser la diferencia para vivir con tranquilidad en este país”, sostuvo.

Desde que María recibió su tarjeta, la señora finalmente se pudo reencontrar con su madre, y Luis padre espera hacer lo mismo a principios de año.

“Siento que vienen oportunidades muy buenas, no tendré miedo de buscar un trabajo, me siento más seguro de mí mismo, y tengo la confianza de que no estaré separado de mi familia”, dijo Luis padre.

REQUISITOS PARA PIP:

  • Estar físicamente presente en Estados Unidos sin estatus migratorio.
  • Tener un cónyuge, padre, hijo o hija (de cualquier edad) que es miembro activo, reservista o veterano de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.
  • Demostrar con documentos oficiales el parentesco (como actas de nacimiento o de matrimonio).
  • Demostrar solvencia moral.
  • No tener antecedentes penales graves.

Anuncio