Anuncio

Una familia celebra a medias: Todo lo que debe saber sobre los retrasos de casos en USCIS y dónde está su caso

Josefina Cervantes Rodríguez, su esposo Jorge Álvarez
Josefina Cervantes Rodríguez, su esposo Jorge Álvarez Figueroa, y su hio Santiago celebran a medias la entrega de su tarjeta verde. Los tres esperan otra residencia, pero esta no llega.

(Selene Rivera )
Share

Millones de familias inmigrantes están sufriendo los retrasos en sus casos de inmigración con los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS), y los latinos no son la excepción.

Según la Oficina de Citizenship and Immigration Services (CIS), Ombudsman, una oficina independiente dentro del Departamento de Seguridad Nacional, en total habían 8.5 millones de solicitudes pendientes en USCIS en el mes de abril, y 5 millones de esas ya habían pasado sus fechas límite.

Los abogados de inmigración que llevan estos casos retrasados sostienen estar frustrados, pero le piden a la comunidad tener paciencia mientras ahondan en los tramites más retrasados.

Anuncio

Los Ángeles: Fueron ignorados trabajadores esenciales migrantes en Ley de Reducción de la Inflación

Josefina Cervantes Rodríguez, 65, y su esposo Jorge Álvarez Figueroa, 66, estan sufriendo esos retrasos como familia.

En abril 2021, Santiago, el hijo de la pareja pidió la residencia de sus padres tras convertirse en ciudadano. 16 meses después, la señora Josefina ya cuenta con el permiso de trabajo que le fue entregado hace tres meses, pero su esposo aun no tiene noticias sobre sus documentos.

Anuncio

“Es una celebración a medias, porque ahora tengo mi tarjeta de residencia, pero mi esposo no la tiene… estamos preocupados”, dijo la señora.

Por su parte, Alvares Figueroa dijo sentirse triste y frustrado porque la espera por la regularización inmigrante lleva 27 años.

Un gimnasio de salud mental y física se populariza en el sur de Los Ángeles: La dueña es latina y queer

Anuncio

Alvares Figueroa llegó a este país en el 1995. Desde entonces he trabajado bajo las sombras en el condado de Los Ángeles, como limpiador de autos, albañil y en los últimos 22 años en una compañía que hace botas de hule.

“Cuando finalmente he tenido la oportunidad de regularizarme resulta que mi permiso de trabajo y tarjeta de residencia no llegan… me hago mil preguntas y me da miedo volverme a quedar en el limbo”, dijo el oriundo de Jalisco, Guadalajara.

La señora Cervantes Rodríguez se encuentra igual de preocupada, ya que su esposo es el único sostén del hogar.

Anuncio

Madre e hijos luchan por el asilo tras abuso intrafamiliar

“Vemos en las noticias que hay retrasos, pero muchas familias estan siendo afectadas por ello. Estamos en la incertidumbre”, dijo

El inmigrante sostiene no tener historial delictivo, pero tener miedo de la deportación si USCIS llegara a rechazar su caso.

Anuncio

Para el abogado de inmigración Sergio Siderman, los retrasos son abrumadores, no solo para las familias sino para las personas que ejercen su profesión.

Ya antes de la pandemia USCIS tenía muchos retrasos. Luego el expresidente Donald Trump les pidió a las cortes, los fiscales y los empleados de inmigración pelear todos los casos de deportación y no hacer ajustes a corto plazo, dijo Siderman, cuya oficina se encuentra en la ciudad de Los Ángeles.

“En otras palabras, debían de hacer lo posible para regresar a la gente a sus países. Por ejemplo, típicamente por lo menos la mitad de los casos de deportación se resolvían con arreglos con los clientes que podían quedarse al menos con permiso de trabajo mientras no tuvieran delitos graves eso no se pudo hacer durante Trump como presidente”, dijo el abogado.

Anuncio

Asimismo, la pandemia agravó el problema con la mayoría de los consulados americanos cerrados, por lo que las entrevistas y exámenes físicos no se podían hacer, lo que demoro aún más el sistema.

“USCIS también minimizó el tiempo de trabajo de los empleados, entonces era difícil procesar aplicaciones regularmente fáciles como las de FOIA, que son archivos de los clientes de inmigración”, dijo el abogado.

El retraso actual es casi el doble en comparación con 2019, cuando el USCIS tenía unos 2,7 millones de solicitudes en espera de ser procesadas.

Anuncio

Por ahora, un permiso de trabajo tarda entre uno u dos años, cuando antes la demora era de seis meses. Sin un permiso de trabajo, es posible que algunos no puedan obtener licencias de conducir, seguro médico u otros beneficios críticos.

Otro papeleo atrasado es el de los permisos o “wavers” que la gente necesita para salir del país y hace su entrevista en Juárez, que tardan ahora hasta tres años cuando antes tardaban un año máximo.

Asimismo, la tarjeta verde se podía conseguir en seis meses cuando los hijos ciudadanos pedían a los padres, ahora el proceso es de uno a dos años.

Anuncio

“Y en sí, todo lo que tenga que ver con visitas a la corte, la apertura de procesos de deportación y audiencias estan muy atrasadas”, dijo el abogado.

California no es el único estado que sufre los retrasos de USCIS, de hecho, dijo Siderman, otros estados como Florida, Texas y Nueva York estan igual por el hecho de que los empleados de inmigración son empleados federales y no estatales.

“Lo ideal para los abogados serian la contratación de mas jueces, fiscales y secretarios, pero aun cuando el gobierno ha prometido mas trabajadores, en las cortes no se ve el avance”, dijo.

Anuncio

El abogado de inmigración, James Hacking, cuya mayoría de los casos que maneja son para reunir familias, dijo que los cónyuges estan desesperados.

“Los niños nacen sin la presencia de sus padres; los niños están atrapados en el extranjero al cuidado de otros miembros de la familia. Los inmigrantes sufren una tremenda angustia emocional por no poder conectarse con las personas que aman”, dijo el abogado con oficinas en St. Louis, Washington, D.C. y San Diego.

Para poner esto en perspectiva, “imagine a un padre en los Estados Unidos que no ve a su hijo recién nacido en Uganda. Cuando se conocen en persona, ha pasado un año entero o más y ese niño ya está caminando. Esto le sucedió a un cliente nuestro que no pudo vivir con su hija durante casi tres años”, dijo el abogado quien ha demandado a las agencias federales por retrasos en la inmigración más de 1100 veces para acelerar el procesamiento de inmigración en nombre de sus clientes.

Anuncio

El USCIS publica los tiempos de procesamiento y agrega más tiempo a los datos más recientes. En su lugar, deben admitir que hay problemas y abordarlos, dijo el Hacking.

Al igual que Siderman, el abogado Hacking sostuvo que el expresidente Trump y el exsecretario de estado destriparon el Departamento de Estado.

“Esto afectó directamente los casos de cónyuges y familiares que se encontraban en el extranjero. Ahora hay demoras de 12 a 18 meses incluso para obtener citas para entrevistas de visa. Esto ha resultado en retrasos monumentales en el procesamiento de casos. Estos casos de inmigrantes toman aún más tiempo para personas de países predominantemente musulmanes, como Pakistán, Egipto y Marruecos, donde hay un mayor nivel de escrutinio”, dijo.

Anuncio

Recientemente Hacking ayudó a una pareja afgana, Mustafa y Royena, con su caso de inmigración. Mustafa había apoyado al ejército estadounidense en Afganistán y abandonó el país buscando asilo . Solicitaron asilo en febrero en el 2016. Sin avances en este caso durante seis años, principalmente durante la administración de Trump, se comunicaron con el bufete de abogados y presentaron una demanda a fines de abril.

El 11 de mayo, el fiscal de los Estados Unidos contactó a Hacking con las fechas propuestas para las entrevistas. La pareja completó sus entrevistas el 14 de junio y el 15 de julio se aprobaron los casos de asilo para ambos.

“En otras palabras, después de seis años de inactividad de alguien que había trabajado con el ejército estadounidense en Afganistán, se necesitó una demanda para que este caso de asilo se resolviera a favor de la pareja de inmigrantes en menos de tres meses”, dijo.

Anuncio

Para este abogado, no solo el incremento de trabajadores en USCIS es necesario sino medidas del Congreso para abordar el problema.

Según el último informe, USCIS planea contratar a unos 4,000 empleados para fines de este año y establecer metas de procesamiento más agresivas para 2023. Sin embargo, incluso si la agencia logra encontrar el personal necesario, la incorporación de nuevos adjudicadores lleva mucho un tiempo de tres a cuatro meses.


Anuncio