Anuncio
Share
Sabor

La salsa picante de arándanos que necesita para su sándwich de pavo

Spoon this chunky sauce all over your leftovers-turkey sandwich.
Ponga esta salsa sobre su sándwich con sobras de pavo.
(Mariah Tauger / Los Angeles Times)

La salsa de arándanos rojos es sorprendentemente divisiva. Hay quienes esperan con impaciencia el día en que el cilindro rojo granate salga de la lata y se coloque sobre un plato. Y hay quienes lo evitan a toda costa en cualquier estación del año. Y luego estoy yo. Cada Día de Acción de Gracias, me maravillo de cómo esta salsa picante se prepara tan rápido y hace que el pavo tenga un sabor infinitamente mejor. Después de la fiesta de cada año, me pregunto: “¿Por qué no hay más gente a la que le guste la salsa de arándanos tanto como a mí?”.

Mi opinión es que normalmente tiene un perfil de sabor de dos notas: dulce y agrio. Ya sea en forma de gelatina o en forma de mermelada espesa, carece de excitación en su textura. En una palabra, es básica.

Pero no tiene por qué serlo. Esta versión añade calor en dos formas diferentes, acentuando todo lo que es bueno y correcto de la fruta roja. Su acidez vigorizante se reduce con azúcar y luego se aumenta con el picante afrutado de los chiles habaneros. Un calor más suave proviene de los granos de pimienta rosa, que técnicamente no son granos de pimienta, pero que todavía llevan un poco de picor en su sutil dulzor.

Esos pequeños granos redondos de pimienta también le agregan pedacitos crujientes a esta salsa, con trozos de pera coreana. A diferencia de las peras blandas Anjou o Bartlett que se convierten en puré cuando se hierven a fuego lento, las peras coreanas tienen una crujiente frescura tipo jícama que las ablanda hasta lograr una ternura satisfactoria. Además, no son demasiado dulces, lo que evita que la salsa se vuelva demasiado azucarada. Su equilibrio entre lo dulce y el picor mezclado con la acidez hace que esta salsa sea ideal para acentuar la riqueza del pavo y para disfrutar durante todo el año.

Cocina
Anuncio

Salsa de arándanos rojos con pera y chile habanero

Tiempo total de preparación: 15 minutos. Rinde alrededor de 3 tazas.

  • 1 bolsa (12 onzas) de arándanos rojos
  • 1 pera coreana grande, pelada y cortada en cubos de ½ pulgada
  • ¾ taza de azúcar granulada
  • 2 chiles habaneros frescos o secos, cortados para obtener una salsa más picante
  • 1 cucharadita de pimienta rosa en grano
  • ½ cucharadita de sal

PASO 1

Anuncio

Combine los arándanos rojos, la pera, el azúcar, los chiles, los granos de pimienta rosa, la sal y ½ taza de agua en una cacerola grande y deje hervir a fuego medio-alto, revolviendo ocasionalmente. Continúe hirviendo hasta que la mayoría de los arándanos rojos se revienten y la salsa se espese, aproximadamente 7 minutos.

PASO 2

Retire del fuego y transfiera a un recipiente hermético. Puede servir la salsa de inmediato, pero es mejor después de un día o dos. Si tiene tiempo, refrigere la salsa y vuelva a ponerla a temperatura ambiente antes de servirla. Deseche los chiles habaneros justo antes de servir.

Preparar por adelantado: La salsa de arándanos se puede refrigerar en un recipiente hermético hasta por una semana.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí


Anuncio