Anuncio
Share
Deportes

Jill Ellis dejará el cargo de entrenadora de la selección nacional femenina de Estados Unidos

Jill Ellis
Jill Ellis condujo al equipo de fútbol femenino de Estados Unidos a dos campeonatos.
(Elsa / Getty Images)

Jill Ellis anunció el martes que dejará el cargo de entrenadora del equipo de fútbol femenino de Estados Unidos, saliendo con dos trofeos de la Copa Mundial y un récord de imbatibilidad en la competición más importante del deporte.

Aunque el contrato de Ellis con la Federación de Fútbol de EE.UU expira el miércoles, se quedará durante los cinco partidos del Victory Tour del equipo, que comienza el sábado en el Rose Bowl. Declinó una extensión que la habría mantenido con el equipo durante los Juegos Olímpicos del próximo año en Tokio.

“Cuando acepté el puesto de entrenador principal, este fue el plazo que imaginé", dijo Ellis en una declaración emitida por el fútbol estadounidense. El momento es el adecuado para seguir adelante y el programa está posicionado para permanecer en la cúspide del fútbol femenino”.

“El cambio es algo que siempre he abrazado, y para mí y mi familia este es el momento adecuado”.

Anuncio

Ellis, de 52 años, se hizo cargo del programa en 2015 después de dos breves períodos como entrenadora interina. Ella guió al equipo a un récord nacional de 127 partidos y sale con un récord de 102-7-18. Su récord es la segundo más importante después del de Tony DiCicco en la historia de Estados Unidos.

También está invicta en 14 partidos como seleccionadora de la Copa Mundial y es la segunda persona -y la primera mujer- en ganar dos Copas Mundiales consecutivas después del italiano Vittorio Pozzo en 1934-38.

“La Federación de Fútbol de Estados Unidos y el deporte en general tienen una deuda de gratitud con Jill”, dijo Carlos Cordeiro, presidente de la Federación de Fútbol de Estados Unidos, en un comunicado. “Jill siempre fue muy apasionada con el equipo, analítica, tremendamente centrada y no temerosa de tomar decisiones difíciles a la vez que daba a sus jugadoras la libertad de jugar.

Anuncio

“Ayudó a elevar el nivel del futbol femenino en Estados Unidos y en el mundo, y dada la historia del programa, el nivel de éxito que ha alcanzado es aún más notable”.

Ese camino no siempre fue fácil. Después de ayudar a Pia Sundhage en la carrera del equipo hacia la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 2012, Ellis dirigió el equipo de forma interina antes de que la federación le diera el trabajo permanente a Tom Sermanni.

Duró sólo 16 meses, y después de su despido, Ellis se hizo cargo a tiempo completo un año antes de la Copa del Mundo de 2015. Llevó al equipo a su primer título en 16 años.

Un año más tarde, Estados Unidos quedó atónito en los Juegos Olímpicos de Río, al caer ante Suecia en los penales en un partido de cuartos de final, la primera vez que las mujeres estadounidenses quedaban fuera de un gran torneo.

Al año siguiente, tuvo que luchar contra un motín después de que varias jugadoras se acercaran al entonces presidente de la USSF, Sunil Gulati, diciendo que estaban preocupadas por el rendimiento del equipo y la falta de comunicación con Ellis. En ese momento, la entrenadora se encontraba en medio de un complicado cambio de imagen que incluía la audición de 60 jugadores y la adopción de una nueva formación.

Gulati respondió diciendo que Ellis seguiría siendo entrenadora durante la Copa Mundial, una promesa que Cordeiro mantuvo cuando asumió el cargo siete meses después.

EE.UU tiene un récord 39-1-3 desde que Ellis asumió el mando y ha ocupado el primer lugar en el mundo durante los últimos cinco años de su gestión.

Anuncio

Su partida deja al programa en transición de nuevo. Se espera que Cordeiro nombre pronto a alguien para el puesto recién creado de gerente general para el programa de mujeres, después de lo cual comenzará la búsqueda del reemplazo de Ellis. Con los Juegos Olímpicos de Tokio a menos de un año de distancia, hay poco tiempo para hacer todo eso.

Hija de un entrenador de fútbol, Ellis nació en Inglaterra en un momento en que el deporte estaba prohibido para las mujeres. Creció jugando con su hermano en el patio trasero y acompañándolo a los juegos en el patio de la escuela, con la esperanza de que a un equipo le faltara un jugador y la dejaran participar.

Cuando la familia se mudó a Virginia a mediados de la década de 1970, se abrió todo un nuevo mundo para ella; a las niñas no sólo se les permitía jugar, sino que también se les animaba a hacerlo. Ellis capitaneó su equipo de escuela secundaria en Virginia con un título estatal y ganó un campeonato nacional sub-19 con su grupo de club antes de jugar en William and Mary. Como el resto de su familia, Ellis se naturalizó como ciudadana estadounidense.

“Realmente creo que si me hubiera quedado en Inglaterra, no estoy segura de que sería entrenadora”, dijo Ellis durante el Mundial. “Así que lo que Estados Unidos me dio fue una especie de sueño y la oportunidad y capacidad de seguir ese camino, con el que realmente nunca había imaginado. Me siento muy afortunada de estar aquí".

Ellis, quien condujo a UCLA a la final de la NCAA en cuatro ocasiones y ganó seis títulos consecutivos en la conferencia con los Bruins entre 1999 y 2010, dijo a principios de este año que estaba interesada en entrenar a un equipo masculino. Recientemente obtuvo su licencia de entrenadora profesional, lo que la convierte en la única mujer que ha aprobado el curso en los tres años que se ha ofrecido, y según se informa impresionó a varios entrenadores de la MLS que tomaron el curso con ella.

“Definitivamente diría que me ha pasado por la cabeza”, dijo la primavera pasada sobre entrenar a un equipo masculino. “Después de la selección nacional, esto es lo que te digo: Mi experiencia en el curso pro-licencia con muchos entrenadores y asistentes de la MLS, me llevó a pensar que eso no es tan diferente. El juego es el juego”.

Además de entrenar al equipo durante sus partidos de verano y otoño, Ellis continuará sirviendo al fútbol estadounidense durante el próximo año como embajadora, representando a la federación en varios eventos y charlas. Ha trabajado para la federación durante dos décadas, sirviendo como directora de desarrollo para U.S. Soccer, entrenando varios equipos nacionales juveniles y sirviendo como asistente para el equipo nacional senior.

Antes de eso, fue asistente universitaria en Maryland, Virginia y el estado de Carolina del Norte. Su primer puesto como entrenadora principal fue en Illinois, donde dirigió la escuela en el primer puesto en el torneo Big Ten en 1998. Se fue a UCLA un año después.

Anuncio

La marcha de Ellis sigue a la de su principal ayudante Tony Gustavsson, un ex jugador y entrenador sueco que se incorporó al equipo más o menos al mismo tiempo que Ellis. Dejó el equipo de Estados Unidos poco después de la Copa Mundial.

Para leer esta nota en inglés, hace clic aquí


Anuncio