Anuncio
Share

Exclusiva: Jared Goff no sabe en qué se equivocó con los Rams, pero ‘el sentimiento es mutuo’

Rams quarterback Jared Goff walks through the tunnel at the Coliseum in 2019.
(Wally Skalij / Los Angeles Times)

El exmariscal de campo de los Rams, Jared Goff, habló con Sam Farmer de LA Times sobre los sentimientos que rodearon su salida de Los Ángeles y su nuevo equipo de los Lions de Detroit

Las emociones que compiten entre sí han llegado al mariscal de campo Jared Goff como un bombardeo desde todos los ángulos – tristeza, confusión, frustración, esperanza, euforia y gratitud – y su cabeza sigue dando vueltas, unos días después de que los Rams lo canjearan a los Lions de Detroit.

El acuerdo que puso fin a su etapa en Los Ángeles sorprendió a Goff, y apenas comienza a asimilar la nueva realidad.

“En última instancia, querían ir en una dirección diferente”, dijo Goff, que fue parte de un intercambio de mariscales de campo en bloque que envió a Matthew Stafford a los Rams. “Como mariscal de campo, como la persona que está en la posición posiblemente más importante en el campo, si estás en un lugar que no te quieren y desean prescindir de ti, el sentimiento es mutuo”.

“No quieres estar en el lugar equivocado. Cada vez estaba más claro que ese era el caso. [El cambio] es algo que espero que sea muy bueno para mi carrera”.

Anuncio

En una entrevista telefónica de media hora con el LA Times, Goff dijo que se enteró del canje inmediatamente después de que ocurriera el sábado por la noche, dos semanas después de que los Rams fueran eliminados de los playoffs de la NFL en la ronda divisional por los Packers de Green Bay.

Fue un final abrupto para la primera selección del draft de 2016, que llegó dos veces al Pro Bowl, y dos años antes ayudó a los Rams a obtener su primer Super Bowl en 17 años.

Rams quarterback Jared Goff (16) and running back Todd Gurley prepare to take the field in 2019.
The Rams’ offense was once built around quarterback Jared Goff (16) and running back Todd Gurley, now with Detroit and Atlanta, respectively.
(Los Angeles Times)

“Realmente disfruté mi tiempo aquí”, dijo Goff, de 26 años, “quiero dejar esto con una nota positiva. Obviamente, el final no fue favorable ni divertido. Pero el hecho de que me eligieran como número 1 y me trajeran a una ciudad que no ha tenido un equipo de fútbol americano en mucho tiempo, es algo de lo que me siento muy orgulloso. Es algo que siempre recordaré”.

Entre 2005 y 2016, los Rams no llegaron ninguna vez a los playoffs. En cuatro años con Goff como titular, llegaron a la ronda de comodines, al Super Bowl y a la ronda divisional.

Los Rams declinaron hacer comentarios para este reportaje, porque tienen prohibido hacerlo hasta que el canje se haga oficial en marzo, al inicio del nuevo año de la liga. Los Lions les enviaron a Stafford a cambio de Goff, una selección de tercera ronda este año y dos de primera ronda en los dos años siguientes.

Goff, quien antes de la temporada 2019 firmó una extensión que incluía un récord de $110 millones en garantías, no sabe exactamente cuándo la marea se volvió en su contra.

“Esa es la parte difícil en este momento, tratar de averiguar eso, ¿cuándo sucedió?”, manifestó.

The subtle hints of a divorce between Rams coach Sean McVay and quarterback Jared Goff slowly intensified as the season progressed, culminating Saturday when an agreement was made to trade the quarterback to the Detroit Lions, along with 2022 and 2023 first-round draft picks and a 2021 third-round selection, in exchange for Matthew Stafford.

Al preguntársele si es extraño que aún no haya tenido esa charla con los Rams, dijo: “Un poco, sí”.

Esta temporada, Goff lanzó para 20 touchdowns, la menor cantidad desde su año de novato, con 13 intercepciones. También falló siete veces, perdiendo cuatro.

Después de la derrota del 29 de noviembre ante los 49ers de San Francisco, en la que Goff tuvo dos intercepciones y una pérdida de balón, el entrenador de los Rams, Sean McVay, abandonó su conocida autocrítica y llamó a Goff públicamente por primera vez, diciendo que el mariscal de campo necesitaba cuidar mejor el balón.

En la recta final, la tensión aumentó cuando Goff perdió varias oportunidades durante la derrota ante los Jets de Nueva York.

Pero un momento crucial ocurrió después de que sufriera una fractura en el pulgar de su mano en el penúltimo partido en Seattle. Aunque Goff aguantó el dolor y terminó el partido, fue operado al día siguiente.

“Al día siguiente, mi pulgar estaba hinchado hasta el punto de no poder moverlo”, dijo Goff. “Tenía que esperar a que la hinchazón bajara para esa semana, u operarme, perder una semana y seguir adelante. Esa era claramente la mejor opción”.

Rams wide receiver Robert Woods celebrates with quarterback Jared Goff.
Rams wide receiver Robert Woods (17) celebrates with quarterback Jared Goff (16) after a touchdown against the Tampa Bay Buccaneers on Nov. 23, 2020, in Tampa, Fla.
(Jason Behnken / Associated Press)

En la final contra los Cardinals de Arizona, el refuerzo John Wolford, que jugó su primer partido en la NFL, ayudó a los Rams a conseguir la victoria y un puesto en los playoffs.

De cara a la apertura de la postemporada en Seattle, Goff todavía se estaba recuperando de la cirugía, pero sentía que estaba listo para jugar. McVay optó por poner a Wolford de titular y relegó a Goff a la posición de suplente. Pero Wolford sufrió una lesión en el cuello en el primer cuarto, y Goff salió del banquillo, pasó para un touchdown y llevó a los Rams a la victoria.

Con Wolford descartado, Goff comenzó el juego divisional en Green Bay, y a pesar de que su pulgar aún cicatrizaba, pasó para un touchdown y no cometió ningún error importante.

Después del partido, se le preguntó a McVay si Goff era su quarterback. El entrenador matizó su respuesta diciendo que Goff era el quarterback “hoy”. En una conferencia de prensa al día siguiente, McVay comentó que habría competencia en todas las posiciones, incluyendo la de quarterback.

Nueve días después, el gerente general Les Snead se hizo eco de McVay al decir que Goff era el mariscal de campo “en este momento”. Cuatro días después, los Rams canjearon a Goff.

“Independientemente de cómo terminó, Sean y yo tuvimos una gran relación e hicimos muchas cosas juntos”, dijo Goff. “Ganamos un montón de partidos importantes. Ganamos muchos partidos de playoffs. Ganamos dos divisiones juntos. Tuvimos mucho éxito en la ofensiva, y muy buenos momentos y recuerdos”.

“Desafortunadamente terminó de manera amarga, pero eso no quita todos esos momentos que tuvimos”.

Goff todavía tiene muchas preguntas.

Los Rams están comprometidos a moverse en una nueva dirección con Matthew Stafford, pero necesitarán más que un nuevo mariscal de campo para reforzar su ofensiva

“Cuando lo escuchas por primera vez, es difícil, es decepcionante”, expresó. “Pero te emocionas porque tienes un nuevo comienzo. Consigues estar en un lugar donde se cree en ti. Está claro que eso ya no era así aquí, y no sé cuándo ocurrió”.

“Todavía hay que tener algunas conversaciones. Estas arrojarán algo de luz, obviamente, y podré entender las cosas un poco mejor. Pero en el momento actual, quiero que mi mensaje sea de agradecimiento a la ciudad de Los Ángeles y a la familia Kroenke [propietaria del equipo], y a la organización de los Rams por el tiempo que he pasado con ellos”.

“Es decepcionante y desafortunado el modo en que terminó, pero hubo tantos momentos fantásticos y tantas grandes victorias, tantos grandes recuerdos en los entrenamientos, en el vestuario, en las reuniones. Esas cosas durarán para siempre”.

Hijo de un bombero, Goff había participado en California Strong, un movimiento de ayuda a las familias que perdieron sus hogares en los últimos años a causa de los incendios forestales. La primavera pasada, al enterarse de que el brote de coronavirus afectaría a los estudiantes que dependen de los almuerzos gratuitos, Goff donó $250.000 al Banco Regional de Alimentos de Los Ángeles – junto con una donación equivalente de su compañero de equipo en los Rams, Andrew Whitworth. También estuvo trabajando con el Distrito Escolar de Inglewood en iniciativas relacionadas con las escuelas primarias, incluida la aportación de fondos para la remodelación de la biblioteca de la escuela primaria Warren Lane, un proyecto que está actualmente en marcha.

“Los Ángeles se convirtió en mi hogar”, dijo Goff, nativo del Área de la Bahía. “Es un lugar en el que eché mis raíces. Poder influir en la comunidad de Inglewood en los últimos dos años ha sido lo más gratificante que he hecho en mi vida”.

“Una cosa que les dije recientemente es: ‘esto no es cosa de un año. Esto no es solo ahora. Esto no es un movimiento de relaciones públicas. Voy a estar aquí mucho tiempo, y estaré con ustedes un largo período’”.

“Por desgracia las cosas cambiaron rápidamente. Pero eso no significa que los deje, o que deje de participar en su comunidad o de ayudar a esos niños a salir de situaciones difíciles. Eso continuará”.

Goff dijo que estaba “extremadamente decepcionado y molesto” al enterarse del canje, pero su ánimo cambió en 30 minutos después de hablar con los Lions, cuyo nuevo gerente general, Brad Holmes, fue director de scouting universitario de los Rams, y donde el nuevo coordinador ofensivo es el exentrenador de los Chargers, Anthony Lynn.

Rams quarterback Jared Goff celebrates as he leaves the field after the team defeated the Tampa Bay Buccaneers.
Rams quarterback Jared Goff celebrates as he leaves the field after the team defeated the Tampa Bay Buccaneers on Nov. 23, 2020, in Tampa, Fla.
(Jason Behnken / Associated Press)

Hablar con los Lions, dijo Goff, “es lo que me hizo decir, ‘oh, Dios mío, así es como se supone que se debe sentir. Esto me hace sentir muy bien’, lo emocionados y entusiasmados que estaban”.

Y añadió: “A medida que pasa el tiempo en los últimos días, se convierte en algo positivo y empiezas a sentirte realmente bien contigo mismo de nuevo. Comienzas a sentirte, no quiero decir que aliviado sea la palabra, pero te pone feliz, agradecido, listo para una nueva oportunidad. Ese es el mayor sentimiento que me invadió esa noche, e incluso en los días siguientes”.

“Por supuesto, vas de un lado a otro, y tus emociones van por todas partes. Pero en su mayor parte ha sido un sentimiento de agradecimiento por lo que he podido hacer aquí y lograr en Los Ángeles, y al mismo tiempo de emoción por la ciudad a la que llego, la ciudad a la que voy a aportar mucha pasión, y mucho éxito, espero, durante largo tiempo”.

“Me siento muy orgulloso de ser capaz de resistir, de tener eso como parte de mi personalidad. Tuvimos muchos momentos maravillosos aquí, y luego hubo tiempos en los que tuve que profundizar, ser un hombre al respecto y manejar las cosas de la manera correcta. Creo que lo hice”.

Gary Klein, redactor del Times, contribuyó a este artículo.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio