Anuncio
Share

Columna: Canelo necesita mejores rivales si quiere ser el ‘mejor boxeador mexicano de todos los tiempos’

Saúl Álvarez después de vencer a
Saúl Álvarez después de vencer a Avni Yildirim el sábado en Miami.
(Ed Mulholland/Matchroom./Ed Mulholland/Matchroom.)

Con rivales como Yildirim ¿podrá superar el nocaut cardiaco de Julio César Chávez sobre Meldrick Taylor? o ¿el triunfo de Marco Antonio Barrera sobre Naseem Hamed en Inglaterra o las victorias ante Erik Morales? ¿al legendario Salvador Sánchez?

Saúl Álvarez se ha auto calificado como el “mejor libra por libra” del boxeo. Lo mismo ha dicho su entrenador y manejador Eddie Reynoso. Sin embargo, contra rivales como Avni Yildirim, quien tenía dos años sin pelear y que no había ganado desde 2018, además de tener 12 nocauts solamente en su carrera, difícilmente logrará ganar o mantener ese título.

“Muchos dirán que no pero los que saben me tienen como el mejor libra por libra y eso es lo que más me interesa”, aseguró Canelo en 2020 durante una entrevista con TUDN.

Reynoso ha ido más allá y ha dicho que cuando se retire Álvarez será el mejor boxeador azteca.

“El ‘Canelo’ el día que se retire va a ser el mejor boxeador que ha dado México, por mucho, porque simplemente los números los van a respaldar”, dijo Reynoso en entrevista con el youtuber Little Giant Boxing.

Anuncio

Pero con rivales como Yildirim ¿podrá superar el nocaut cardiaco de Julio César Chávez sobre Meldrick Taylor? o ¿el triunfo de Marco Antonio Barrera sobre Naseem Hamed en Inglaterra o las victorias ante Erik Morales? ¿al legendario Salvador Sánchez? o ¿la valentía del ´'Terrible’ Morales ante Manny Pacquiao y Barrera?

Al igual que Floyd Mayweather Jr. lo hizo en su momento, Álvarez ha enfrentado recientemente a rivales “a modo”, en una era en la que los pugilistas tienen como rivales a “socios”. Álvarez en las últimas dos contiendas prácticamente ha escogido rivales, que están contentos de pelearle y cosechar una buena bolsa, aunque no tengan mucho tiempo de preparación ante un rival, no solamente superior boxísticamente, sino que también se ha preparado basado en las fechas en las que sabe que se subirá al cuadrilátero.

Como resultado podemos ver contiendas como la del sábado, en la que Yildirim raramente lanzó un golpe, a pesar de ser el “retador obligatorio” del Consejo Mundial de Boxeo, un organismo que se ha prestado para hacer estas peleas de poco sentido para el legado del Canelo.

No, no estoy negando la calidad de Saúl Álvarez como boxeador y reconozco que es uno de los mejores boxeadores en la actualidad. Es un boxeador de elite. ¿Pero podrá entrar a la historia del boxeo mexicano como “el mejor” con este tipo de peleas? Lo dudo.

Anuncio

Sin embargo, en el ambiente netamente boxístico, donde realmente ha sufrido para ganar credibilidad, su victoria ante Gennady Golovkin en la segunda contienda es hasta ahora su única pelea en la que ha lucido verdaderamente como el mejor “boxeador libra por libra”.

Canelo declaró que le gustaría ser el primer campeón de su país en ser monarca indiscutible en las 168 libras, algo que suena muy realista y una buena meta. Primero, para retener el cinturón del CMB, Álvarez tenía que enfrentar a Yildirim, un oponente que el mismo organismo le preparó para que no tuviera muchas dificultades en sus planes de sostener cuatro peleas en 2021.

En mayo vendrá el campeón de la Organización Mundial de Boxeo, Billy Joe Saunders, un monarca que debe ser más complicado que Yildirim, pero que también debe ser accesible. Luego vendrá Caleb Plant, monarca de la Federación Internacional de Boxeo, quien también tiene sus limitaciones y no es mejor que el pugilista azteca. Dos contiendas relativamente accesibles, pero no “regaladas”.

Anuncio

Personalmente, me gustaría verlo enfrentarse en un tercer duelo ante Gennady Golovkin, un boxeador que, en mi punto de vista, venció al mexicano en la primera contienda y le empató en la segunda. Canelo no lo ha querido enfrentar en un tercer episodio de la rivalidad, porque “no representa un reto para él”, pero mejor dicho, es un duelo de mucho peligro en donde tiene todo para perder y nada qué ganar.

Muchos creen que Andre Ward debería regresar del retiro solamente para medirse ante Álvarez. Ward no ha peleado desde 2017 cuando venció a Sergey Kovalev, un rival al que Canelo derrotó por nocaut en 2019. Ahora tiene 37 años y podría ser un oponente muy bueno para el mexicano.

El otro es el ruso Artur Beterbiev (15-0, 15 KOs), quien es uno de los pugilistas más temibles en la actualidad en peso semipesado, una división en la que Canelo claramente escoge con mucha cautela a sus oponentes. Beterbiev, al igual que Dmitry Bivol o David Benavidez, podrían ser amenazas importantes fuera del peso supermediano en la que Canelo tiene puesto sus ojos en este 2021.

Beterbiev es el rival más difícil para Canelo en las 175 y no hay posibilidades de que eso suceda en 2021 o en el futuro cercano. En este 2021 tendremos a Saunders y Plant en los planes del mexicano, dos rivales que definitivamente deben ser más complicados que Yildirim pero inferiores en calidad que Ward, Beterviev o Benavidez.

Anuncio

Por lo pronto, parece ser una maldición para Canelo: el estar muy arriba del nivel de muchos peleadores en peso supermediano a tal punto, que no está dejando contenta a la afición boxística y probablemente no le permitirá entrar al debate como “el mejor boxeador mexicano en la historia” si sigue teniendo este tipo de citas.


Anuncio