Anuncio
Share

Los Chargers tienen que anotar para detener a Patrick Mahomes de los Chiefs en la gran prueba de la AFC Oeste

Chiefs quarterback Patrick Mahomes avoids the Chargers' defense.
La habilidad del mariscal de campo de los Chiefs, Patrick Mahomes, es un problema no solo para la defensa de los Chargers, sino también para todas las defensas de la NFL.
(Robert Gauthier / Los Angeles Times)

El desafío para los Chargers el domingo es desalentador, ya que tienen que detener a un mariscal de campo que es muy bueno, que presiona a la defensa y a la ofensiva contraria.

La sombra de Patrick Mahomes se cierne sobre este partido con la misma intensidad como el cielo de Kansas City cubriendo el estadio Arrowhead.

“Quiero salir a la cancha y hacer tantos puntos como podamos”, dijo el corredor de los Chargers Austin Ekeler. “Tienen al hombre de medio billón de dólares allí que va a hacer lo suyo para impedirlo”.

Vencer a Mahomes y los Chiefs es posible solo si el rival puede mantener el ritmo de Mahomes y los Chiefs. Incluso entonces, el MVP de la NFL de 2018 seguirá teniendo una forma para arruinar los planes del equipo contrario.

Anuncio

En la semana 1, la ventaja de 12 puntos de Cleveland en el medio tiempo no impidió que Kansas City remontara para ganar en el último cuarto.

Cuando los Chargers enfrentaron a Mahomes en la semana 2 de la temporada pasada, lideraron después de tres cuartos solo para perder en tiempo extra.

“Adivinen qué, ofensiva”, dijo Ekeler, “tenemos que anotar también. Y no anotar para mantener el ritmo, sino para realmente adelantarnos y mantenernos a la cabeza”.

En julio de 2020, Mahomes firmó un contrato de 10 años por un valor de hasta 503 millones de dólares, según se informa. Aunque ningún atleta en este país ha recibido un contrato más grande, pocos han tratado de argumentar que Mahomes no lo vale.

Él y los Chiefs siguen siendo el estandarte, no solo de la AFC Oeste, sino de todo lo demás. Kansas City ha llegado a los dos últimos Super Bowls y a tres juegos consecutivos por el título de la conferencia.

Los Chiefs han ganado la división durante cinco años consecutivos y, a pesar de haber perdido la semana pasada en Baltimore, siguen siendo los favoritos para poseer la AFC Oeste de nuevo. La posición de los Chargers en relación con los mejores está a punto de ser expuesta.

“Son un equipo ordenado, definitivamente”, dijo Ekeler. “Pero así está la cosa: vamos a llegar con nuestra propia potencia de fuego, ¿verdad?”.

Es cierto, los Chargers tienen armas. Solo que esas armas no han visto ninguna consistencia a través de dos juegos.

En el primer partido de la temporada en Washington, la ofensiva de los Chargers comenzó devorando 75 yardas en 10 jugadas, produciendo seis primeros downs y anotando con una carrera de tres yardas de Ekeler.

En 15 posesiones desde entonces, la ofensiva ha generado dos touchdowns, entregando el balón cuatro veces y conformándose con seis intentos de gol de campo. Las pérdidas de balón y los goles de campo podrían echar a perder los planes de los Chargers.

“No siento que nuestros dos primeros juegos sean una representación exacta de nuestra ofensiva”, dijo el mariscal de campo Justin Herbert. “Creo que podemos ser mejores, y sé que los muchachos lo creen. También lo creen los entrenadores. Depende de nosotros que eso suceda”.

Los Chargers entraron en la tercera semana en el quinto lugar de la NFL en yardas totales. Ningún equipo fue mejor en el tercer down, los Chargers convirtiendo a un ritmo de 61.3% (19 de 31). Hicieron un punch en dos ocasiones, el menor de la liga. (Un punt el fin de semana pasado contra Dallas fue anulado por una penalización).

Sin embargo, con demasiada frecuencia no han podido terminar los ataques, sobre todo debido a las penalizaciones y las pérdidas de balón. Sus 193 yardas de penalización también son las mejores de la NFL. En su derrota de la semana 2 ante los Cowboys, 10 de las 12 infracciones de los Chargers fueron en la ofensiva.

“Es como, ‘vamos muchachos, dejemos de recibir estas malditas penalizaciones’”, dijo Ekeler. “Somos profesionales. Nos estamos golpeando a nosotros mismos, literalmente. No deberíamos recibir este tipo de infracciones. Son infracciones que cometen jugadores novatos”.

 Chargers running back Austin Ekeler gains yardage against the Cowboys.
El corredor de los Chargers, Austin Ekeler, espera encontrar algunos espacios abiertos contra la defensa de los Chiefs de Kansas City.
(Allen J. Schaben / Los Angeles Times)

Los Chargers se están ajustando a nuevos esquemas en la ofensiva y la defensa, las respectivas curvas de aprendizaje tal vez explican algunos de sus problemas hasta la fecha.

Esta nueva ofensiva cuenta con más movimientos previos a la jugada que los Chargers llevaban a cabo bajo el régimen de entrenamiento anterior. Contra Dallas, un cambio ilegal les costó un touchdown tardío.

Ekeler calificó la incapacidad de la ofensiva para producir touchdowns como “decepcionante”. Dijo que estaba viendo a Aaron Rodgers de Green Bay el lunes por la noche cuando la realidad del estéril comienzo de los Chargers lo golpeó.

“Uno piensa en él, y piensa en una leyenda”, dijo Ekeler. “Una de las grandes razones es porque hace puntos. No vamos a ganar partidos porque tengamos muchas yardas. Solo vamos a ganar partidos si anotamos puntos”.

Los puntos serán una necesidad el domingo contra un equipo de Kansas City que debería estar totalmente motivado, basado en su dramática derrota ante los Ravens.

Los Chiefs cayeron más recientemente en juegos consecutivos en octubre de 2019. Desde que Mahomes asumió como titular antes de la temporada 2018, solo han perdido dos partidos seguidos en dos ocasiones.

Para los Chargers, lo importantes es que no los detengan con penalizaciones o turnovers. Luego, lo importante será anotar.

“Este es un juego de prueba importante para nosotros ofensivamente”, dijo Ekeler. "¿Somos capaces de responder y corregir las cosas que son fácilmente corregibles? Esto va a mostrar mucho sobre nuestro equipo”.

Superarse a sí mismos y superar a Mahomes: un reto de enormes proporciones, sin duda.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí.


Anuncio