Anuncio
Share

Canelo espera una pelea compleja en regreso al MGM, una sede que le trae grandes recuerdos

Unified WBC/WBO/WBA super middleweight champion Canelo Alvarez
Canelo Álvarez entrenando en su gimnasio en San Diego, California.
(ASSOCIATED PRESS)

Saúl Álvarez (56-1-2, 68 KOs) regresará este 6 de noviembre a un escenario en el que en 2010 subió por primera vez cuando enfrentó a José Cotto, rival que lo puso en serios problemas pero que terminó noqueado en el noveno asalto.

Álvarez en ese entonces tenía 19 años y apenas se daba a conocer en los grandes escenarios del boxeo mundial. Un año después lograría su primera corona mundial al vencer a Matthew Hatton en Anaheim y luego el resto es historia. En ese escenario vencería a Shane Mosley, Josesito López, Alfredo Angulo, Erislandy Lara y Sergey Kovalev. Pero también, ahí cosecharía su única derrota en su carrera, ante Floyd Mayweather Jr.

El sábado, 6 de noviembre, regresará al MGM Grand de Las Vegas, Nevada, para unificar los títulos de peso supermediano y de lograrlo, barrerá con la división al ir en busca del único cinturón que le falta: el de la Federación Internacional de Boxeo, en posesión de Caleb Plant (21-0, 12 KOs).

“Seguimos pensando, queremos ser los mejores en esto”, declaró Canelo en una conferencia telefónica con los medios este miércoles de cara a su contienda en la Ciudad del Entretenimiento. “Lo difícil no es llegar sino mantenerse, las dos son difíciles. Nos faltan muchos años todavía (en el boxeo), pero todavía con la misma ilusión de ser los mejores”.

Anuncio

Una pelea difícil ante Plant

Eddy Reynoso, entrenador del Canelo, reconoció que el 6 de noviembre esperan a un Plant difícil en los primeros rounds pues es un boxeador talentoso.

“Es un peleador que recorre bien el ring. Que maneja bien las piernas. Él va a salir a sobrellevar la pelea, de moverse en el ring”, indicó Reynoso. “Tiene una muy buena izquierda, maneja bien las piernas, tiene una muy buena izquierda”.

Reynoso añadió que tampoco Plant representa algo nuevo, pues en el pasado han enfrentado a peleadores de estilos difíciles como Erislandy Lara y Shane Mosley.

“Hemos llegado hasta aquí porque hemos enfrentado todo tipo de estilo y hemos seguido adelante”, agregó Reynoso.

Por su parte, Álvarez dijo que deberá tener paciencia, tal como lo ha hecho anteriormente contra otro excampeón que fue víctima del Canelo, Billy Joe Saunders.

“Tiene un buen boxeo, tiene un buen jab, se mueve bien. Necesito tener paciencia, en los primeros rounds y luego hacer mi trabajo”.

“Ojalá que tenga una buena quijada, porque lo va a necesitar”, expresó Álvarez, quien ha hecho sparring con los hermanos Ronald y Rashini Ellis.

Álvarez también reconoció que para él será muy grande el colgarse en los hombros todos los títulos de peso supermediano pues ningún peleador latinoamericano lo ha logrado y es algo que su entrenador se propuso desde hace tiempo.

El 6 de noviembre podrán completar ese paso que falta.


Anuncio