Anuncio
Share
EEUU

Los oficiales de asilo reciben orientación para implementar radicales cambios en la política fronteriza

Normas
Un refugio para inmigrantes en Tijuana, la semana pasada (Eduardo Jaramillo Castro / AFP-Getty Images).

Apenas unas horas antes de la entrada en vigor programada, el martes, de una nueva norma que esencialmente pondrá fin al asilo en la frontera sur de EE.UU, la administración Trump comenzó a brindar orientación a los oficiales sobre cómo llevar a cabo la política migratoria radicalmente modificada en el país.

The Times obtuvo el lunes por la noche memorandos internos que detallan cómo implementar los radicales cambios; entre ellos se incluyen una presentación de 21 páginas en PowerPoint, una guía extensa y media docena de documentos de respaldo, que fueron enviados al personal y al liderazgo de la Dirección de Refugiados, Asilo y Operaciones Internacionales de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU.

MS-13 tiene profundas raíces tanto en El Salvador como en Los Ángeles. Los dos lugares tienen un vínculo preocupante que no puede ser cortado por muros o deportaciones.

De acuerdo con los memorandos internos, John Lafferty, jefe de asilo de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración, expresó preocupación de que los oficiales de refugio se hayan visto repetidamente obligados a implementar cambios significativos en las políticas, con muy poca antelación.

“Una vez más, se nos pide que nos adaptemos y que lo hagamos con muy poco tiempo para entrenarnos y prepararnos”, escribió Lafferty. “Si no supiera que tenemos algunos de los servidores públicos más dedicados, adaptables y con más talento entre los que actualmente prestan servicios en el gobierno federal, me preocuparía poder implementar estos cambios en un lapso tan corto”.

Anuncio

Los memorandos informan a los oficiales que, a partir del martes, cualquier migrante que ingrese, intente cruzar o llegue a EE.UU a través de la frontera sur, no es elegible para solicitar asilo, con pocas excepciones. Para ser considerado para el beneficio, por ejemplo, los peticionarios deberán probar que son víctimas de “una forma grave de trata de personas”.

Se están utilizando leyes más amplias sobre el tráfico sexual contra personas como Jeffrey Epstein, pero su elasticidad puede plantear otros problemas.

Otra excepción extremadamente inusual, quizá imposible, se aplica a cualquiera que llegue a la frontera desde países remotos, como Corea del Norte y Myanmar, que no han firmado acuerdos internacionales sobre refugiados y tortura.

La norma impide conceder el beneficio a la gran mayoría de los solicitantes de asilo actuales al convertirlos automáticamente en no elegibles si pasan por otro país antes de llegar a la frontera de Estados Unidos, lo cual deja sólo en la categoría de posibles aptos a los residentes mexicanos, que representan una pequeña fracción de los peticionarios.

Anuncio

La guía también aumenta el uso habitual de los oficiales para evaluar las reclamaciones de temor cuando un solicitante busca protección contra su expulsión en virtud de la Convención contra la Tortura, lo cual dificulta la obtención de asilo.

Mientras los rumores de redadas aumentaban, LAPD trató de tranquilizar a la comunidad. ICE discrepó con la respuesta.

En las instrucciones para entrevistar a los peticionarios, a los oficiales se les indica que “determinen la fecha y la forma en que el extranjero ingresa a Estados Unidos”. Los jueces han rechazado los intentos anteriores de la administración de negar protección a quienes cruzan la frontera entre los puntos de entrada oficiales.

Después del anuncio de la nueva norma, el lunes, American Civil Liberties Union (ACLU) adelantó que presentará una demanda de inmediato para bloquear la política.

La nueva regla no se aplica a los migrantes que ingresan o intentan cruzar por otros lugares más allá de la frontera sur, de acuerdo con la guía. Pero pronto, según indican los memos, las restricciones se aplicarán a las solicitudes de asilo afirmativas, generalmente hechas por aquellos que obtienen visas o llegan a los aeropuertos del país, ingresan legalmente y luego solicitan permiso para quedarse.

“Estos procedimientos actualizados tienen efecto de inmediato”, indican los memos. “Todos los oficiales de asilo son responsables de llevar a cabo la capacitación de campo para el personal sobre los procedimientos actualizados tan pronto como sea posible, a más tardar dentro de una semana”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio