Anuncio

¿Qué va a pasar ahora en la Corte Suprema?

Senate Majority Leader Mitch McConnell.
El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, ha dicho que planea realizar una votación sobre un nominado de Trump para reemplazar a la jueza Ruth Bader Ginsburg.
(Andrew Harnik / Associated Press)

El Presidente Trump y los líderes del Senado republicano planean presionar para reemplazar a la Juez Ruth Bader Ginsburg antes de las elecciones. ¿Pueden hacerlo? ¿Pueden los demócratas detenerlos?

La muerte de la jueza de la Corte Suprema, Ruth Bader Ginsburg, prepara el escenario para una lucha política monumental en el Senado sobre si el presidente Trump y el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, pueden confirmar un jurista conservador para reemplazarla incluso cuando los votantes en algunos estados ya están votando.

La jueza Ruth Bader Ginsburg, que defendió los derechos de la mujer —primero como una abogada pionera de los derechos civiles que metódicamente se deshizo de las prácticas discriminatorias, luego como la segunda mujer que sirvió en la Corte Suprema, y finalmente como un improbable icono de la cultura pop— ha muerto en su casa en Washington.

A continuación, se muestra qué esperar en los próximos meses.

¿Pueden el presidente Trump y los republicanos del Senado nominar y confirmar a otro juez de la Corte Suprema antes de las elecciones?

Anuncio

Legalmente pueden, y McConnell (R-Ky.) ya ha dicho que tiene la intención de tener una votación, aunque no comentó cuándo se llevaría a cabo. No hay mucho tiempo para hacerlo antes del día de las elecciones, pero no sería el proceso de confirmación más corto de la historia reciente. Solo pasaron 19 días entre el anuncio de la nominación del juez John Paul Stevens y la votación del Senado en 1975. La confirmación de Ginsburg tomó 42 días y la de Sandra Day O’Connor 33. En promedio, una confirmación demora casi 70 días.

Pero los demócratas dicen que apresurar el proceso para un puesto tan importante sería injusto. Al final, todo lo que McConnell necesitará son 50 votos en el Senado, y hay 53 republicanos.

Espere, ¿no se negó McConnell a celebrar una audiencia para el candidato de Obama a la Corte Suprema porque era un año de elecciones?

Sí, como líder del Senado, tenía el poder de negar una audiencia de confirmación para el juez Merrick Garland. Después de la muerte del juez conservador Antonin Scalia en febrero de 2016, McConnell dijo que “el pueblo estadounidense debería tener voz” para decidir sobre ese nuevo juez. Ese lugar fue finalmente ocupado por Trump, quien seleccionó a Neil M. Gorsuch.

Anuncio

Más recientemente, McConnell ha dicho que se apresuraría para cubrir una vacante en la Corte Suprema antes de las elecciones de 2020 porque, argumenta, es una situación diferente hoy ya que el presidente y el partido mayoritario del Senado están de acuerdo, lo que no fue el caso en 2016.

¿Qué pasa si no pueden hacerlo antes del 3 de noviembre? ¿Pueden hacerlo durante la última sesión del Congreso?

Sí, aunque eso sería extremadamente raro en los tiempos modernos.

Pero McConnell podría tener motivos para posponer la votación hasta después del día de las elecciones. Una votación contenciosa de la Corte Suprema podría dañar significativamente la batalla de reelección de la senadora Susan Collins en Maine. Los demócratas están frustrados porque ella apoyó al último nominado de Trump, Brett M. Kavanaugh. Aunque existen riesgos: si los demócratas ganan la Casa Blanca o el control del Senado, McConnell enfrentaría aún más presión para no confirmar a un nominado.

Anuncio

Entonces, ¿está resuelto? ¿Llenarán ese espacio?

No necesariamente. En primer lugar, el tiempo es corto y es probable que los demócratas se demoren tanto como sea posible. Tampoco queda claro si McConnell contará con el apoyo de los 53 senadores republicanos.

Suponiendo que todos los demócratas voten en contra de la confirmación, McConnell necesitaría al menos 50 republicanos ya que el vicepresidente Mike Pence, como presidente del Senado, podría romper cualquier empate.

Pero ya la senadora Lisa Murkowski (R-Alaska) ha dicho que no votaría para confirmar a un candidato hipotético. “No votaría para confirmar a un candidato a la Corte Suprema. Estamos a 50 días de unas elecciones”, dijo el viernes a Alaska Public Radio, antes de que se anunciara la muerte de Ginsburg.

Anuncio

El senador Collins también puede tener preocupaciones. Incluso la senadora Lindsay Graham (RS.C.), presidenta del Comité Judicial, que igualmente se enfrenta a una reelección ajustada, dijo rotundamente en 2018 que si se producía una vacante durante el año electoral 2020, no celebraría una audiencia de confirmación, aunque es posible que cambie esa postura ahora.

¿Qué importancia tiene esta posición?

Crítico. La Corte estaba compuesta por cinco juristas de tendencia conservadora y cuatro juristas de tendencia liberal.

Reemplazar a Ginsburg, un ícono de la izquierda liberal, con un conservador significaría que es más probable que la corte revoque a Roe vs.Wade, que garantiza el derecho al aborto, y la Ley de Cuidado de Salud Asequible, la ley de salud de la era de Obama que los republicanos han prometido liquidar. Podría cimentar la inclinación hacia la derecha durante generaciones.

Anuncio

Y hay consecuencias potenciales a muy corto plazo a medida que el país avanza rápidamente hacia una elección que será impugnada. La Corte Suprema es el árbitro final en una elección presidencial indecisa.

¿A quién está considerando Trump?

La principal candidata para reemplazar a Ginsburg es la jueza Amy Coney Barrett, ex asistente legal de Scalia y profesora de derecho en la Universidad de Notre Dame. Trump la nominó para un puesto en la Corte de Apelaciones del Séptimo Circuito en Chicago y la entrevistó cuando estaba en el proceso de seleccionar juristas para reemplazar a Scalia y al juez Anthony M. Kennedy. Los abogados de la Casa Blanca dijeron que esperaban que la jueza Barrett fuera nominada si la juez Ginsburg moría en el cargo.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio