Advertisement

Primera muerte confirmada por los incendios del sur de California

Un incendio que crece a un ritmo "peligroso" en el norte del condado de San Diego ha carbonizado 4,100 acres, destruido docenas de estructuras y está amenazando a 5,000 más, dijeron el jueves los bomberos.

La primera muerte relacionada con los incendios de una serie de incendios forestales que cubrieron el sur de California en humo y cenizas fue confirmada el viernes, dijeron las autoridades.

Advertisement

Virginia Pesola, de 70 años, residente de Santa Paula, fue encontrada muerta en un automóvil que había estado involucrado en un choque a lo largo de una ruta de evacuación en un área quemada del incendio de Thomas en el condado de Ventura el miércoles por la noche. Según el médico forense del condado, la causa de la muerte de Pesola fue un traumatismo  con inhalación de humo y lesiones térmicas.

"La muerte involucró un incidente de tráfico durante la evacuación de incendios", escribió el médico forense en un comunicado de prensa. Ella había estado reportada como desaparecida después de la evacuación.

Advertisement

Pesola fue víctima del incendio de Thomas, que ha quemado 132,000 acres y que comenzó alrededor de las 6:30 p.m. del lunes.

El incendio de Thomas es uno de los seis incendios en Los Ángeles, San Diego y los condados de Ventura que han destruido  más de 500 estructuras, evacuado  a 212,000 personas y dejado sin electricidad a cientos de miles de personas.

En el norte del condado de San Diego, el incendio de Lila continuó ardiendo el viernes por la mañana, quemando 4,100 acres desde la noche anterior sin contención. Más de 1,000 bomberos luchaban contra las llamas, que se expandieron a través de Bonsall y llegaron a Oceanside el jueves por la noche.

Al menos tres personas resultaron heridas y 25 caballos pura sangre murieron en un centro de entrenamiento. Al menos 85 estructuras han quedado destruidas, incluyendo varias casas móviles, dijeron las autoridades el viernes.

Advertisement

El presidente Trump aprobó una declaración de desastre de California el viernes por la mañana. Pidió ayuda federal para el área y puso al Departamento de Seguridad Nacional y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias a cargo de los esfuerzos de ayuda en desastres.

Fuego Lilac en el condado de San Diego

El Servicio Meteorológico Nacional extendió una advertencia de fuego para gran parte de la región hasta el domingo.

"Esté preparado porque recordamos el Cedar Fire en 2003, un incendio que comenzó en las tierras interiores del condado de San Diego y que después puede ir a cualquier lugar y en cualquier momento, particularmente cuando los vientos cambian de dirección", dijo la supervisora del condado de San Diego, Dianne Jacob, el viernes por la mañana. "No estamos fuera de peligro todavía. Necesitamos estar atentos y preparados".

De todos los incendios en el sur de California, el de Thomas sigue siendo el más grande, ya que abarca desde Santa Paula hasta la costa. El viernes por la mañana estaba contenido en un 10%, dijeron las autoridades.

El incendio se acercó al condado de Santa Bárbara y activó el centro de operaciones de emergencia de ese condado.

El humo del incendio de Thomas redujo la visibilidad a menos de media milla en Ventura el viernes por la mañana.

Los vientos del jueves por la noche fueron moderados en comparación con el de las noches anteriores cuando las ráfagas alcanzaron los 30 y 40 mph", dijo el capitán de bomberos del condado de Ventura, Scott Dettorre.

Advertisement

A lo largo del condado de Ventura, más de 400 estructuras han sido destruidas, la mayoría en la ciudad de Ventura, dijeron las autoridades.

Los bomberos fueron advertidos sobre los peligros de los cambios repentinos de los patrones del viento y se les pidió que fueran extremadamente cautelosos con su entorno. Los patrones de viento erráticos del viernes podrían cambiar la dirección de las llamas, colocando a los bomberos en mayor riesgo de quedar atrapados y sin una ruta de escape.

"Se pronostica que los vientos de Santa Ana se amainarán por la tarde, y con eso, la brisa del océano aumentará", dijo el vocero del Departamento de Bomberos del Condado de Ventura, Scott Quirarte. "Los bomberos deberán prestar atención a los vientos y al tipo de terreno en el que se encuentran".

Los vientos de Santa Ana continuaron empujando las llamas hacia el oeste en dirección de La Conchita, mientras que el terreno del extremo oriental se ha convertido en verdadero combustible para las llamas, dijo Quirarte. "El fuego ya ha invadido el Bosque Nacional Los Padres cerca de Ojai y podría hacer lo mismo en el extremo oriental cerca de Fillmore, agregó.

En el centro de Ojai, que se encuentra bajo una evacuación voluntaria, la mayoría de los restaurantes, boutiques y salas de degustación de vinos han permanecido cerrados durante los últimos tres días..

John Wilson, de 80 años, fue una de las 118 personas que se refugiaron en la Escuela Secundaria Nordhoff de Ojai. Como muchos otros, no tuvo noticias de lo ocurrido con su casa, que se encuentra a apenas una milla de distancia del refugio.

"Estoy listo para ir a casa", dijo Wilson, quien ha vivido en Ojai por más de tres décadas. "No tengo idea de lo que va a suceder después".

Funcionarios del Departamento de Bomberos del condado de Santa Bárbara dijeron que el incendio de Thomas aún no había llegado a su condado la mañana del viernes, pero dijeron que los residentes deben permanecer preparados.

La calidad del aire en Carpintería se considera "peligrosa", dijo Polly Baldwin, directora médica del Departamento de Salud Pública del Condado de Santa Bárbara. Instó a los residentes a usar máscaras cuando están afuera.

En el Casitas Shopping Center en Carpinteria, justo sobre la línea del condado de Santa Bárbara, más de 100 personas se encontraban en una línea que se extendía por más de una cuadra para recoger máscaras para respirar.

Los organizadores dijeron que tienen 3.000 máscaras para repartir, tanto para adultos como para niños.

A medianoche del jueves, funcionarios del condado de San Diego confirmaron que habían llamado a más de 100.000 números de teléfono para emitir órdenes de evacuación o alertas a través de AlertSanDiego, un sistema de notificación regional.

Al menos 20,000 personas en el condado de San Diego estaban sin electricidad hasta las 10 am del viernes por la mañana, dijo Jacob, supervisora del condado.

578 personas se habían registrado en los centros de evacuación hasta las 12:30 a.m., dijo una portavoz del condado.

En el Rancho Monserate Country Club en Fallbrook, una franja de casas móviles que bordean un campo de golf ya estaba reducido a cenizas.

En el condado de Los Ángeles, los bomberos aprovecharon los vientos más suaves del jueves por la noche para contener en un 40 % el incendio de Creek, cerca de Sylmar.

Al menos 63 casas y otras estructuras han quedado destruidas, aunque las autoridades esperan que ese número aumente a medida que los equipos de evaluación de daños continúen inspeccionando el área, dijo el Capitán de Bomberos de L.A. Branden Silverman.

Advertisement

A las 4 p.m., del jueves, se permitió el regreso de los residentes a sus vecindarios, excepto en Limekiln Canyon, dijo Silverman.

El incendio Skirball en el barrio de Bel-Air en Los Ángeles se encuentra contenido en un30%  y había quemado 475 acres hasta el viernes por la mañana.

Seis casas quedaron destruidas y una docena fueron dañadas por el incendio, dijeron las autoridades.

A algunos residentes se les permitió regresar a sus hogares. El jueves por la noche y el viernes por la mañana, "tuvieron brotes aquí y allá... pero pudieron extinguirlos rápidamente", dijo el capitán de Bomberos de la ciudad de Los Ángeles, Cody Weireter.

A partir de la mañana del viernes, el incendio de Liberty en Murrieta se extendía a 300 acres y estaba contenido en un 60%.

Una estructura y siete dependencias fueron destruidas, dijeron las autoridades.

El viernes por la mañana, Southern California Edison dijo que más de 11,000 de sus clientes no tenían electricidad debido a los incendios en toda la región.

Los vientos secos y con fuertes ráfagas que han avivado una media docena de incendios forestales en el sur de California continuarán durante la próxima semana, dijo el Servicio Meteorológico Nacional.

Una advertencia de bandera roja, una combinación de humedad relativa extremadamente baja y altas velocidades del viento, estará vigente hasta las 8 p. m. del domingo, dijo el meteorólogo Tom Fisher. "Lunes y martes, las cosas estarán, afortunadamente, un poco más tranquilas", dijo Fisher.

Las velocidades del viento previstas para el viernes distan mucho de las ráfagas que provocaron una verdadera muralla de fuego en Ventura el lunes por la noche.

Según los pronósticos, los vientos de entre 25 a 35 mph, con ráfagas ocasionales de 45 mph. continuarán presentes en el condado de Ventura, lo que ocasionará que las llamas se dirijan hacia el sur y el sudoeste.

Se pronostica que los vientos serán más tranquilos tierra adentro, donde se moverán con velocidad de entre 15 a 25 mph, con ráfagas de 35 mph en el Valle de San Gabriel, dijo Fisher.

En los condados de Orange, Riverside y San Diego, los vientos del viernes bajaron a entre 30 y 50 mph para las ciudades entre Riverside y Palomar.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Advertisement
Advertisement