Anuncio
Share
EEUU

Ira y confusión tras la orden y posterior cancelación de Trump, de llevar a cabo deportaciones masivas

depor

El presidente Trump habla con los medios de comunicación al salir de la Casa Blanca para un evento de campaña en Florida el martes. (Jim Lo Scalzo / EPA/Shutterstock)

(EPA)

La advertencia del presidente Trump de que “millones” de inmigrantes serían deportados a partir de este fin de semana cambió abruptamente el sábado cuando emitió un tweet sorpresa anunciando un retraso de dos semanas en las redadas, instando al Congreso a negociar reformas en la política de inmigración.

"¡Si no lo hacen, empezarán las deportaciones!” dijo Trump en su tweet.

Los cambiantes planes de deportaciones masivas fueron condenados por los defensores de los inmigrantes en el sur de California, quienes calificaron a las redadas de estrategia inhumana de aplicación de la ley y de táctica peligrosa de intimidación que estaba dividiendo a las comunidades.

“Creo que es muy cruel lo que está haciendo”, dijo Angélica Salas, directora ejecutiva de la organización sin fines de lucro Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles, o CHIRLA. “Está claro que no tiene idea de cómo esto afecta a los seres humanos reales”. Lo que fue particularmente sorprendente, argumentó Salas, es el “nivel de deshonestidad, en el sentido de que está usando el miedo y al pueblo como palanca para sus demandas al Congreso”.

Anuncio

“Incluso las fuerzas de seguridad - nuestro LAPD, nuestro departamento del sheriff - todos dicen que esta es la manera equivocada de hacer lo que propone”, dijo Salas. “Sólo puedo usar la palabra ‘dañino’, otros dicen ‘vergonzoso’. Todos esos adjetivos hablan de su falta de reflexión sobre el impacto que esto tiene”.

Para Carmen, una joven indocumentada de 17 años en Los Ángeles, el inesperado anuncio de Trump de que las deportaciones se retrasarían temporalmente la dejó más agotada que aliviada.

“Estoy cansada. ¿Qué más va a twittear? Mañana, ¿va a decir, ‘sólo bromeaba, estamos comenzando las redadas de nuevo’?”, dijo.

La futura estudiante universitaria, cuyo apellido no fue revelado porque teme convertirse en blanco de los agentes de inmigración, dijo que el último plan de deportación del presidente la tomó por sorpresa el viernes por la noche, cuando unos amigos comenzaron a llamarla expresándole su preocupación por la noticia.

Anuncio

Carmen dijo que la fatiga de estar siempre en riesgo de deportación puede hacer que no quiera ni siquiera ver noticias del tema, por lo que mantiene a Trump y la palabra “inmigración” silenciada en Twitter.

Pero el viernes por la noche, pasó varias horas creando un plan de emergencia, que incluía compartir la ubicación GPS de su teléfono celular con familiares y amigos, comunicarse con su abogado y participar en una charla grupal con su familia que vive en Estados Unidos y México para que todos pudieran movilizarse en caso de que algo le sucediera.

La noticia de que la amenaza de Trump sólo se centraría en aquellos con órdenes finales de deportación fue poco reconfortante, ya que teme ser atrapada en una redada mayor - incluso si alguien más era el objetivo buscado.

Después de ver el tweet de Trump el sábado, dio un suspiro de cansancio y finalmente pudo sentir lo estresada que había estado.

“La gente realmente se olvida de la parte humana, de cómo se separarán las familias y de que la gente vivirá una gran inestabilidad económica”, agregó Carmen.

Salas dijo que su organización tiene personal de apoyo en todo Los Ángeles, que habla con las familias y utiliza los medios de comunicación social para compartir y recibir información actualizada. Mientras tanto, los teléfonos de CHIRLA sonaron constantemente con personas que compartían sus preocupaciones y pedían consejos sobre cómo prepararse, dijo.

En medio de la confusión, Salas dijo que su organización se enfocó en la preparación para que los inmigrantes en el país conozcan sus derechos en caso de que los agentes de ICE visiten sus hogares.

“Tal vez no podamos controlar lo que este hombre está haciendo, pero sí podemos controlar la manera en que le respondemos”, dijo Salas.

Anuncio

Renee Vázquez, del Departamento de Asuntos Comerciales y del Consumidor del Condado de Los Ángeles, dijo que los que entran en contacto con los oficiales de inmigración también tienen derecho a guardar silencio, a consultar a un abogado y a no firmar ningún documento hasta que hayan hablado con el mismo.

Las líneas directas dedicadas - (213) 974-2998, (213) 974-3048, (213) 974-3012 y (213) 974-3005 - también pueden ayudar a conectar a las personas con servicios legales, dijo Vázquez.

La Supervisora Hilda Solís emitió una declaración el sábado, condenando la forma en que los inmigrantes han sido atacados y sometidos a vivir con miedo en los últimos años.

“Los inmigrantes no son piezas de ajedrez para ser usados por los líderes en Washington que están recreándose con juegos políticos”, dijo Solís. “En vez de eso, necesitamos una reforma migratoria integral con un camino a la ciudadanía”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio