Advertisement

Ante fuerte oposición de Trump, el Senado fracasa en alcanzar un acuerdo que beneficiara a los Dreamers

Ante fuerte oposición de Trump, el Senado fracasa en alcanzar un acuerdo que beneficiara a los Dreamers
Manifestantes inmigrantes "Dreamers" protestan frente al Capitolio de los EE. UU. El 21 de enero. (Melina Mara / Washington Post) (Los Angeles Times)

El último intento de reforma migratoria, que incluia protecciones para evitar la deportación de los "Dreamers", colapsó el jueves en el Senado debido a que un proyecto de ley bipartidista que se considera tenía más posibilidades de ser aprobado, no obtuvo suficiente apoyo para avanzar.

El presidente Trump había amenazado con vetar el proyecto de ley, que protegía a los jóvenes inmigrantes a cambio de $ 25 mil millones en seguridad fronteriza, porque no incluía las restricciones a la inmigración legal que buscaba.

Advertisement

"Ese proyecto de ley estaba muerto desde su inicio", dijo un funcionario de la Casa Blanca el jueves, hablando bajo condición de anonimato.

En parte como resultado de la oposición de Trump, se esperaba que el Senado, en una votación más tarde el jueves, rechazara la medida del Senador Mike Rounds (R-S.D.) y del Senador Angus King (I-Maine).

Advertisement

En cambio, la Casa Blanca y los líderes republicanos han puesto su mayor esfuerzo detrás de una medida más ambiciosa del Senador Charles E. Grassley (R-Iowa), presidente del Comité Judicial, que protegería a los Dreamers y proporcionaría fondos de seguridad fronteriza, pero también limitar severamente la inmigración legal en el futuro.

Tampoco se esperaba que avanzara, fracasando en gran medida a lo largo de las líneas partidistas.

El colapso en el Senado, y pocas señales de que la Cámara se ocupe del asunto, probablemente deje el destino de los Dreamers en manos de los tribunales federales. Dos jueces federales han bloqueado temporalmente a Trump quien decreto el fin de la Acción Diferida de Obama para la Llegada Infantil para el 5 de marzo. Pero los abogados de la administración Trump están buscando alivio de la Corte Suprema, que podría anunciar tan pronto como el viernes si decidirá en el asunto.

Apenas el mes pasado, el presidente Trump dijo a los senadores reunidos en la Casa Blanca sobre la política de inmigración que cualquier solución bipartidista que pudieran desarrollar para los jóvenes Dreamers enfrentados a la deportación, se firmaría como ley.

Advertisement

Pero el compromiso de Trump resultó efímero, como sucede a menudo en medio de sus opiniones cambiantes. A pesar de que originalmente había prometido ayudar a los Dreamers, en última instancia fue convencido por asesores y legisladores conservadores de simpatizar con Dreamers a cambio de  imponer limitaciones más amplias a la inmigración legal.

"El presidente Trump ha demostrado una capacidad notable para arrebatar la derrota de las garras de la victoria", dijo el líder de la minoría del Senado Charles E. Schumer (D-N.Y.) en el Senado.

El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, y su equipo de liderazgo parecían confiados en que podrían culpar a los demócratas, después de un cierre gubernamental de tres días para forzar los votos de inmigración, de no aceptar los esfuerzos de la Casa Blanca.

El jueves, el Departamento de Seguridad Nacional fue más allá y emitió un mordaz ataque contra el proyecto de ley Rounds-King antes de los comicios del jueves en un movimiento que sorprendió a algunos senadores.

El senador Lindsey Graham (republicano por Carolina del Sur) dijo que el departamento había "perdido credibilidad" al actuar como una "organización política" en lugar de ofrecer un aporte constructivo.

"Parece que el Departamento de Seguridad Nacional está intentando actuar menos como compañero y más como adversario", dijo Graham en un comunicado.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Advertisement
Advertisement