Anuncio
Share
Entretenimiento

Juice Wrld sufrió una convulsión, buscan drogas y armas en el aeropuerto, dicen las autoridades

Coachella: Day 2, and the beat goes on
Juice Wrld actúa durante el primer fin de semana de Coachella.
(Brian van der Brug / Los Angeles Times)

El rapero de Chicago, Juice Wrld, sufrió convulsiones y un paro cardíaco mientras oficiales y agentes federales registraban su equipaje y el de su séquito en busca de armas y drogas en un hangar privado en el aeropuerto de Midway durante el fin de semana, según la policía.

Los oficiales y agentes habían estado esperando en el hangar de Atlantic Aviation en Midway la madrugada del domingo porque sospechaban que el avión privado de Los Ángeles con el músico de 21 años llevaba contrabando, dijo la policía.

Mientras pasaban con dos carros de equipaje, el rapero, cuyo verdadero nombre es Jarad Higgins, “comenzó a convulsionarse (y) entrar en un ataque”, dijeron fuentes policiales. Un agente le administró dos dosis de Narcan, un tratamiento de emergencia cuando se sospecha de una sobredosis de opioides.

Higgins se despertó pero estaba incoherente, dijo la policía. Los paramédicos lo llevaron al Advocate Christ Medical Center en Oak Lawn, donde fue declarado muerto a las 3:14 a.m., aproximadamente una hora después de aterrizar en Chicago. La autopsia está programada para el lunes.

Anuncio

La búsqueda arrojó 41 bolsas de marihuana “selladas al vacío”, seis botellas de jarabe para la tos con codeína recetada, dos pistolas 9 milímetros, una pistola calibre .40, un cargamento de municiones de alta capacidad y balas perforadoras de metal, según la policía. Los dos guardaespaldas de Higgins fueron acusados ​​de posesión ilegal de armas y municiones.

No se han presentado cargos por drogas. La policía dijo que la marihuana y la codeína se encontraron en bolsas que no tenían etiquetas con nombre. Las fuentes manifestaron que la investigación continúa.

No se sabía por qué los agentes federales estaban esperando el avión, un jet Gulfstream bimotor propiedad de una compañía en Longwood, Florida. Los registros muestran que el avión voló desde Fort Pierce, Florida, a Van Nuys el sábado y luego a Midway , llegando allí alrededor de la 1:30 am. Higgins estaba programado para tocar en el Festival Rolling Loud en Los Ángeles el próximo sábado.

La policía de Chicago manifestó que fueron notificados de que agentes federales sospechaban que se transportaban “armas y narcóticos” mientras el avión aún se dirigía a Midway. Oficiales tácticos y de pandillas se unieron a los agentes en el hangar cuando el avión aterrizó y 10 pasajeros, incluido Higgins y su novia - entraron al lobby junto con dos pilotos y una azafata, dijo la policía.

Anuncio

Un perro rastreador de drogas hizo una “alerta positiva” por las bolsas en dos carros de equipaje, indicó la policía. Las búsquedas descubrieron la marihuana y la codeína. Uno de los guardaespaldas, Henry Dean, le dijo a la policía que llevaba dos pistolas de 9 mm y un cargamento de alta capacidad. Se encontró una tercera pistola, una pistola calibre .40, en una caja de cámara que contenía efectos personales del otro guardia, Christopher Long, pero negó que la pistola fuera suya.

Alrededor de este tiempo, Higgins comenzó a tener convulsiones, según las fuentes. Los oficiales le preguntaron a su novia si tenía algún problema médico o si había ingerido alguna droga. Ella respondió que Higgins no tenía ninguna afección médica, pero que “toma Percocet y tiene un problema de drogas”, dijo la policía. Percocet contiene acetaminofeno y oxicodona, un opioide.

Se llamó a una ambulancia mientras se administraba el Narcan.

Más tarde, Long fue acusado de posesión ilegal de un arma de fuego, Dean de llevar un arma de fuego oculta en un aeropuerto y poseer una munición de alta capacidad y balas perforadoras de metal, declaró la policía. Dean tenía un permiso para portar un arma en Illinois, pero las armas están prohibidas en los aeropuertos.

Las faltas son delitos menores. La policía dijo que la oficina del fiscal del estado rechazó los cargos por delitos graves para los dos.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio