Anuncio

La superestrella mundial Bad Bunny nunca ha ganado un “Grammy gringo”. ¿Será finalmente 2021 su año?

Bad Bunny.
(Stillz)

Desde que era niño en Puerto Rico, Benito Martínez Ocasio se imaginaba como un artista, pero nunca podría haber anticipado cuántos papeles llegaría a interpretar.

Para millones de fans en todo el mundo, Martínez es Bad Bunny, un pionero y líder de las listas de éxitos de 26 años que ha eclipsado todas las expectativas anteriores para los artistas latinos. Durante las últimas semanas, en la Ciudad de México, ha sido Arturo “Kitty” Páez, un joven gángster de poca monta que está interpretando en la tercera temporada de “Narcos: México”. Y el 31 de enero, Bad Bunny espera probar un papel diferente, el de un ganador de un Grammy por primera vez.

En los Premios Grammy 2021, Bad Bunny competirá en dos categorías. Está nominado a mejor álbum de pop latino o urbano por su exitoso álbum de segundo año, “YHLQMDLG”, una abreviatura de “Yo Hago Lo Que Me Da La Gana”, una obra maestra del reggaetón que ganó a los fanáticos anglófonos de todo el mundo y con nula frase en inglés. Mientras tanto, “Un Día”, su colaboración con Dua Lipa, está en la carrera por mejor interpretación pop de un dúo/grupo. La canción, en la que también participan los cruzados latinos J Balvin y Tainy, podría ser la primera canción en español en ganar la categoría.

“Para nosotros, los Grammy Latinos son los Grammy”, dice Bad Bunny, llamando desde su casa en Puerto Rico. “Pero, por supuesto, estoy feliz de ser nominado a un Grammy gringo”.

Anuncio

×

Bad Bunny todavía está recuperando el aliento después de contraer COVID-19. Contrajo el virus justo antes de los Grammy Latinos de noviembre, en los que aceptó remotamente los honores por mejor interpretación de reggaetón. (“Tuve un día de ataques de tos, pero eso es todo”, jura). Sin embargo, solo un par de días antes del Día de Acción de Gracias, estaba a punto de lanzar su tercer álbum en 2020, titulado “El Último Tour del Mundo”. Mientras que “YHLQMDLG” debutó en el puesto número 2 del Billboard 200, “El Último Tour del Mundo” se convirtió en el primer álbum en español en alcanzar el número 1 en esa lista.

Con Rosalía, Abra y Jhay Cortez, el autoproclamado “álbum más oscuro hasta ahora” de Bad Bunny es un vertiginoso estudio del trap latino, el reggaetón y la salsa, transmitido a través de un prisma de rock alternativo. Ha estado cultivando este sonido híbrido desde el lanzamiento de su debut en 2018 “X100PRE”, del que surgió su canción punk-trap nominada al Grammy Latino, “Tenemos Que Hablar”; luego procedió a probar un borde adyacente al metal en la canción de su álbum “YHLQMDLG”, “Hablamos Mañana”.

“Es un sonido que ha vivido dentro de mí durante mucho tiempo”, dice de su giro al rock.

Anuncio

“La gente se quejaba de que lance ‘YHLQMDLG’ durante la pandemia”, recuerda Bad Bunny. “‘Benito, ¿cómo pudiste lanzar esto cuando no hay ningún lugar para [bailar] perreo?’ Así que este es el tipo de álbum con el que te quedas en casa. Este álbum te da una cerveza, una copa de vino, tal vez algo para fumar. Puedes ponerlo por la noche solo o con amigos o quizá para algo un poco más íntimo”.

El guitarrista Mick Coogan conoció a Bad Bunny por primera vez en Los Ángeles, a través del coproductor Mag Borrero. Juntos, Coogan y Bad Bunny extraen la nostalgia del rock de los 90 en canciones como “Trellas”, una balada que contempla las estrellas y que recuerda las reflexiones de ensueño de Smashing Pumpkins y del cantautor argentino Gustavo Cerati, y “Maldita Pobreza”, una canción de ska-trap al estilo de los rockeros mexicanos Maná.

“Benito es una persona increíblemente inspirada”, dice Coogan. “Cuando está en la zona, es como, ‘Dale a LeBron el balón y quítate del camino’”.

×
Anuncio

La perspicacia de Bad Bunny se muestra no solo en su música, sino también en una estrategia de lanzamiento sorpresa que trastorna los días de noticias lentas. Después del lanzamiento de “El Último Tour” en la 11ª hora del Día de Acción de Gracias, que siguió al lanzamiento de día bisiesto de “YHLQMDLG” y a una compilación de lados B en el Día de la Madre, “Las Que No Iban a Salir”, Bad Bunny se convirtió en el artista más escuchado en Spotify en 2020. Es una hazaña gigantesca para un artista de habla hispana superar a los muchos titanes de habla inglesa que lanzaron discos en 2020, incluyendo Taylor Swift y The Weeknd.

“Dije que haría lo que quisiera”, dice. “Simplemente funcionó”.

Bad Bunny obtuvo su primera nominación al Grammy en 2019, a mejor récord del año, por su exitosa canción bilingüe con Cardi B y J Balvin, “I Like It”. Sin embargo, al igual que su predecesor del reggaetón de 2018, el éxito viral de Daddy Yankee y Luis Fonsi, “Despacito”, con Justin Bieber, “I Like It” pasó desapercibido en la noche de premios.

La última vez que un acto latino ganó récord del año fue cuando Carlos Santana ganó los honores en el 2000 por su sencillo “Smooth” con Rob Thomas. Antes de Santana, el único artista latino que ganó la categoría fue la cantante brasileña Astrud Gilberto, en 1965, por su canción con Stan Getz, “The Girl From Ipanema”. (Santana y Gilberto son también los únicos actos latinos que han ganado mejor álbum del año en los 62 años de la ceremonia).

Anuncio

En su haber, la Academia de la Grabación se ha asociado con la Academia Latina de la Grabación para reclutar nuevos miembros a través de una serie de iniciativas. En 2020, la Academia de la Grabación informó que su membresía hispana y latina aumentó en un 8%.

“Más votantes latinos [en la Academia de la Grabación] podrían ser muy influyentes”, dice Bad Bunny, señalando que vota tanto por el Grammy Latino como para el anglófono. “Eso es”, agrega con una risa, “a menos que estemos hablando de partidarios latinos de Trump”. (El artista contribuyó notablemente con su canción “Pero Ya No” a un anuncio de la campaña de 2020 para el presidente electo Joe Biden).

Mientras la Academia de la Grabación continúa diversificando su membresía, Bad Bunny espera que su atractivo universal pueda traducirse aún más en Hollywood. El comediante Kevin Hart ha pedido al cantante que sea el productor ejecutivo e interprete a un personaje en su próxima película “American Sole”, que tendrá como protagonistas a Pete Davidson, O’Shea Jackson Jr., Camila Mendes y Offset.

“Nuestro momento llegará”, postula Bunny. “No ahora, pero en los próximos años, a medida que la comunidad latina siga creciendo en Estados Unidos, creo que llegará el momento en que la música ya no estará dividida entre latinos o anglosajones, sino como una única industria que nos incluya a todos”.

Anuncio

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí


Anuncio