Advertisement
Share

“Blinding Lights” y otros éxitos desairados por los Grammy

ARCHIVO - The Weeknd canta en la ceremonia de los American Music Awards
ARCHIVO - En esta foto del 22 de noviembre de 2015, The Weeknd canta en la ceremonia de los American Music Awards en el Teatro Microsoft en Los Angeles.
(Matt Sayles/Matt Sayles/Invision/AP)

NUEVA YORK (AP) — Pese a su alto voltaje “Blinding Lights” de The Weeknd no compite por un premio Grammy, pero no es el único éxito No. 1 que la Academia de la Grabación ha desairado.

The Weeknd se une a un exclusivo club de músicos con canciones coronadas como los máximos éxitos del año por Billboard que no recibieron ninguna nominación al Grammy.

Ha pasado una década desde que un tema que dominó las listas de popularidad no fue postulado: “TiK ToK”, el embriagador himno para las fiestas y sencillo multiplatino con el que debutó la cantante pop Kesha.

Y en los últimos 30 años, sólo cinco canciones No. 1 del año no han figurado en los Grammy. Además de los temas de The Weeknd y Kesha están el éxito de rock-pop “Hanging by a Moment” de Lifehouse, que dominó las listas en 2001; el picante “Too Close” del trío de R&B Next, de 1998; y el momento de la cultura pop de 1996, “Macarena”, del dúo español Los del Río.

Advertisement

“Es terrible estar en esta compañía”, dijo Ron Aniello, quien produjo “Hanging by a Moment” y descubrió a Lifehouse, riendo.

La película “Father Stu”, sobre el boxeador Stuart Long, contará con la participación de la oaxaqueña Teresa Ruiz, quien compartirá la pantalla con Mel Gibson, Mark Wahlberg y Rosalind Ross.

Javier León Herrera y Juan Manuel Navarro indagan en su libro ‘Oro de Rey’ detalles que ponen al descubierto incógnitas sobre la madre de ‘El Sol de México’

De su infancia, Marc Anthony se recuerda oyendo la música contraria de sus vecinos que se colaba a través de las ventanas y le permitió crecer enriquecido por todos los géneros.

La franquicia “Fast & Furious” dio este miércoles el pistoletazo de salida hacia su final con el estreno del tráiler de “F9", la primera de sus tres últimas entregas, en las que John Cena y Cardi B debutarán junto a Vin Diesel.

“Hablamos de gente de la industria votando, no público, así que es muy diferente”, continuó. “Creo que esa fue una canción muy popular para el público general pero no estoy seguro qué tan seriamente (los Grammy) tomaron a la banda... Era su primer éxito; no tenían historia. ‘¿Vamos a votar por Lifehouse para canción del año? ¿Por qué deberíamos hacerlo? ¿Quiénes son ellos?’ Como artistas eran poco definidos, quizás eso tuvo que ver”.

Al igual que Lifehouse, Kesha era una artista nueva cuando su canción se impuso como el máximo hit del año. Aunque su primer debut tuvo múltiples éxitos, la chica que cantaba en chiste que se cepillaba los dientes con Jack Daniels y describía su estilo personal como “basura elegante” no fue tomada en serio de inmediato como músico, y a muchos no les sorprendió que no la nominaran, en especial por “TiK ToK”.

Advertisement

Por otro lado, hay canciones gigantes como “Blinding Lights” que se sienten como ganadoras seguras del Grammy. El tema de The Weeknd ha pasado un récord de 50 semanas en los 10 primeros lugares de la lista Hot 100 de Billboard y también es la canción que más semanas ha encabezado la lista de R&B, 47, y se mantiene de No. 1.

“Es sorpresivo porque uno pensaría que alguien con ese tipo de energía o impulso o visibilidad al menos hubiera recibido la nominación”, dijo Paul Jackson Jr., un profesor adjunto en la Facultad de Música Thornton de la Universidad del Sur de California y un músico nominado al Grammy que tocó con The Weeknd en su megaéxito “I Feel It Coming”.

“Aquí otro ejemplo sorpresivo: en 1984, ‘When Doves Cry’ no fue nominado”, agregó sobre el éxito de Prince. “Un tema enorme”.

Aunque el sencillo de Prince de “Purple Rain” no recibió la mención, el álbum y su canción homónima sí fueron galardonados. “Faith” de George Michael ganó álbum del año, pero su canción del mismo título — el tema No. 1 de 1988 — no compitió en ninguna categoría.

Advertisement

Notas recientes

Jackson Jr. tocó guitarra en la canción No. 1 de 1986, “That’s What Friends Are For” de Dionne Warwick, que ganó Grammy a la canción del año y a la mejor interpretación pop vocal de un dúo o grupo.

“Fue una gran colaboración”, dijo sobre la pieza, que también contó con la participación de Stevie Wonder, Gladys Knight y Elton John. “Tenía que ver con la concienciación del sida y muchas cosas como esa, así que tuvo un gran impulso de los miembros (votantes)”.

“That’s What Friends Are For” es sólo uno de nueve No. 1 del año de Billboard que han sido coronadas con el Grammy a la canción del año, mientras que 10 han ganado el premio a la grabación del año.

Advertisement

Desde la primera edición de los Grammy en 1959 — para reconocer la música de 1958 — Billboard ha nombrado 63 canciones No. 1 del año. De ellas, sólo 18 no han sido nominadas al Grammy. Veintiocho de las 45 canciones No. 1 nominadas han ganado el Grammy, que actualmente tiene 84 categorías.

Y sólo cinco No. 1 del año han recibido gramófonos tanto a la canción como a la grabación del año: “Rolling In the Deep” de Adele en 2012, “Bette Davis Eyes” de Kim Carnes en 1982, “The First Time Ever I Saw Your Face” de Roberta Flack en 1973, “Bridge Over Troubled Water” de Simon & Garfunkel en 1971, y “Nel Blu Dipinto di Blu (Volare)” de Domenico Modugno en 1959.

Aniello dijo que una de las razones por las que una canción no sería nominada al Grammy podría estar relacionada con las políticas de su sello discográfico.

Cuando uno se pregunta por qué “Hanging by a Moment” no fue postulada, dijo: “Ese año estábamos en DreamWorks y fue ‘I’m Like a Bird’ de Nelly Furtado, esa fue la canción que el sello decidió apoyar para un Grammy”. El exitoso primer sencillo de Furtado, que estuvo en el Top 10, ganó el premio a la mejor interpretación pop vocal femenina y fue nominado a canción del año. Furtado también compitió por los honores al mejor artista nuevo y mejor álbum pop vocal.

Advertisement

Las reglas del Grammy establecen que sólo porque una canción es la más escuchada del año no merece automáticamente una candidatura. Eso significa que su posición en las listas de popularidad, difusión radial o reproducciones de streaming no son parte del proceso de votación. El cuerpo de votantes de la academia incluye a artistas, productores, compositores e ingenieros.

“Es un premio de la industria”, explicó Jackson Jr. “No necesariamente se basa sólo en el voto popular. Se basa en gente que piensa que tiene los méritos para ganar”.

Aniello, quien produjo los discos de Bruce Springsteen “Wrecking Ball”, “High Hopes”, “Western Stars” y “Letter to You”, dijo que aunque “The Boss” ha ganado 20 Grammy, nunca ha sido en categorías tan grandes como grabación o álbum del año pese a ser uno de los músicos más venerados.

“Es raro”, dijo. “Para mí, los Grammy no tienen sentido”.

Advertisement


Advertisement