Anuncio
Share

Angelina Jolie deja que Taylor Sheridan la lleve al infierno

Amgelina Jolie
(AP)

Taylor Sheridan fue inicialmente convocado para reescribir el thriller montañés “Those Who Wish Me Dead” (“Aquellos que desean mi muerte”), pero terminó involucrándose más en la película. Cuando otro cineasta renunció, llamó al estudio con una oferta.

“Dije, si logro que Angie haga esto conmigo, la dirigiré para ustedes”, dijo Sheridan. “Dijeron, ‘genial, nunca conseguirás a Angie’”.

El escepticismo de los ejecutivos de Warner Bros. estaba justificado. Angelina Jolie, cuyas prioridades se han centrado en dirigir, su trabajo en causas internacionales y su familia, no había protagonizado una película en seis años. En la última década sus únicos papeles estelares han sido en dos entregas de “Maleficent” (“Maléfica”) y “By the Sea” (“Frente al mar”), que dirigió y protagonizó con su entonces esposo Brad Pitt.

Pero el momento que eligió Sheridan era correcto. Jolie, quien atravesaba un doloroso y prolongado divorcio, estaba más interesada en un papel rápido y sencillo en el set. Y el papel de una bombera paracaidista en Montana acechada por el trauma y por la culpa era potencialmente catártico.

Anuncio

El baño del emblemático cabaré Barba Azul se ha convertido en el refugio de más de una veintena de mujeres que noche tras noche se ganan la vida bailando y tomando con desconocidos.

“Todos tenemos momentos en nuestras vidas en los que estamos destrozados. Y estamos afligidos y no estamos seguros de que quede algo dentro de nosotros”, dijo Jolie en una entrevista vía Zoom desde Los Ángeles. “Me identifiqué más con un una parte de ella que no sentía que podía hacer mucho, y no había hecho esto en mucho tiempo. Estar en esta situación y tener un director que es tanto sensible como consciente de la experiencia humana, ir ahí y sentirlo, pero también empujarte a encontrar tu fortaleza y salir adelante”.

“Eso era realmente lo que necesitaba en ese momento”, dijo Jolie.

“Those Who Wish Me Dead”, que se estrena el 14 de mayo en cines y en HBO Max, también es una anomalía por otros motivos. Es una película de género con una estrella protagónica que no está basada en una propiedad intelectual conocida y que realiza un estudio grande. La cinta está basada en un libro de Michael Koryta de 2014 y, al igual que otras películas de Sheridan como “To Hell or High Water” (“Enemigo de todos”), “Sicario” (“Tierra de nadie: Sicario”), ambas escritas por él, además de “Wind River” (“Muerte Misteriosa”), que también dirigió, es una historia de sangre y justicia en un paisaje estadounidense vasto y violento.

Anuncio

“Para sonar como un millennial, es muy yo”, dice Sheridan riendo. “Pero lo que es único es que hicimos esto con un estudio. Es una película de estudio y confiaron en nosotros para hacerla. La hicimos como una película de los años 70. Ellos la promovieron como una película de los años 70. El mayor elemento del siglo XXI es el hecho de que podrás verla por streaming o ir al cine”.

En “Those Who Wish Me Dead”, el personaje de Jolie, Hannah Faber, encuentra en el bosque a un chico de 12 años (Finn Little) que está huyendo de dos asesinos. Se filmó en Nuevo México entre mayo y junio de 2019, un mes después de que el divorcio de Jolie y Pitt se hiciera oficial en una corte. La batalla por la custodia de sus seis hijos continúa.

Todavía nevaba en las montañas. Además del paisaje natural, Sheridan erigió un bosque artificial y lo quemó. Jolie, una estrella de acción en películas como “Mr. & Mrs. Smith” (“Sr. y Sra. Smith”), “Salt” (“Agente Salt”) y “Lara Croft: Tomb Raider”, realizó muchas de sus acrobacias. Sheridan, acostumbrado a hacer películas cercanas a la tierra, tenía poco lujo que ofrecer fuera de calentadores en carpas y lujosos servicios de alimentos que se pasaban del presupuesto. Alegremente recuerda la experiencia como miserable.

Anuncio

“Tú sabes, el personaje como que arrastra a Angie por un infierno emocional, y yo la arrastré por un infierno físico”, dijo Sheridan desde una cuarentena remota a la orilla de un lago en Ontario. “Así es como hicimos la película”.

“Y me encantó cada minuto de ella”, dijo Jolie sonriendo.

Jolie aparecerá próximamente en “Eternals” de Marvel, dirigida por la realizadora de “Nomadland” Chloé Zhao, quien también se siente atraída por historias frescas en impresionantes paisajes estadounidenses. Ha sido un receso inesperado como directora para Jolie, cuya última película fue el drama sobre el genocidio en Camboya “First They Killed My Father” de 2017.

“Prefiero dirigir, pero actuar me da más tiempo en casa”, dijo Jolie. “Es un compromiso menor”.

Anuncio

Luis Miguel es el primer artista mexicano en imponer el récord de 5 mil millones de escuchas en Spotify y lo presumió en sus redes el mismo cantante.

Sin embargo, las posibilidades de ese tipo de actuaciones son cada vez menores. La pandemia, dijo la actriz de 45 años, ha sido un tiempo de reevaluación, y las películas son una prioridad cada vez más pequeña.

“Estaba pasando más tiempo en casa independientemente por diferentes motivos familiares. Pero si antes pasaba la mitad de mi tiempo en mi trabajo internacional, creo que ahora pasaré el 80% de mi tiempo en este otro trabajo. Estaré haciendo menos películas. No estoy renunciando, pero será mucho menos”, dijo Jolie. “Mentalmente he pasado a un momento diferente en mi vida”.

Jolie ha sido enviada especial del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados desde 2012. Aplaude la reciente expansión del presidente Joe Biden a las admisiones de refugiados en Estados Unidos, pero considera que la crisis mundial se está agravando, especialmente mientras los países afectados por la pandemia retiran su ayuda internacional.

Anuncio

“En la última década, hemos visto los números duplicarse. Se trata de unos 80 millones de desplazados. Muchas de esas personas están desplazadas por el clima y la forma en la que está cambiando, y eso seguirá cambiando”, dijo Jolie. “Si no lo tomamos en serio, vamos a ver un colapso total de tantas cosas para tanta gente. O este puede ser el punto de inflexión en el que todos comenzamos a luchar juntos”.

Al lidiar con la desigualdad global y la aflicción personal, es fácil ver por qué Jolie se sintió atraída a las exigencias físicas de “Those Who Wish Me Dead”.

“Me gustan los personajes cuyo viaje físico va en paralelo con el viaje emocional que atraviesan”, dijo Sheridan. “Ella estuvo muy dispuesta. Hacía frío y yo le decía, ‘métete en el río’, y ella decía ‘OK, me meto en el río’”.


Anuncio