Anuncio
Share

¡Lo habían advertido! Kim Kardashian realmente dañó ese icónico vestido de Marilyn Monroe

A woman stands on a red carpet posing in a sparkling gown and a white fur stole
(Evan Agostini / Invision/Associated Press)

En noticias impactantes para nadie: el histórico vestido de Marilyn Monroe que la estrella de telerrealidad Kim Kardashian usó en la Met Gala el mes pasado, muestra signos de daño y, según los conservadores, ahora tendrá a la estrella de telerrealidad enredada en la historia del vestido.

Las imágenes de antes y después publicadas en Instagram esta semana muestran el nuevo desgaste de la prenda, que Monroe usó en 1962 para cantar un sensual “Feliz cumpleaños” al presidente John F. Kennedy.

Las imágenes, publicadas por el coleccionista privado de la Colección Marilyn Monroe, muestran la icónica pieza de 60 años que parece tener lentejuelas raídas, rasgaduras a lo largo del cierre trasero, arrugas y costuras tiradas después de que “La Kardashian” comenzara a vestirla en el evento anual de moda.

La decisión de Kardashian en ese momento había sido criticada por historiadores de la moda y conservadores de textiles, así como por el diseñador original del vestido, Bob Mackie, cuyos temores al respecto se confirmaron.

“Cada uno de nosotros en la comunidad de museos y el mundo de la conservación sabíamos que esto iba a suceder en el instante en que vimos que se estaba usando ese vestido”, dijo Kevin Jones, curador del Museo FIDM en el Fashion Institute of Design & Merchandising. el martes en una entrevista telefónica con The Times.

Anuncio

Kim Kardashian eligió un estilo clásico y emblemático para la Gala del Met, causando sensación en internet una vez más al portar uno de los vestidos más famosos de Marilyn Monroe

La Colección Marilyn Monroe, que se considera la colección privada más grande del mundo de los archivos de propiedad privada de Monroe, publicó imágenes en Instagram del vestido mientras estaba en exhibición en Ripley’s Believe It or Not Hollywood. Allí, los visitantes podían ver la pieza y el daño causado a la prenda por sí mismos.

“Tanto por mantener ‘la integridad del vestido y la preservación’, @ripleysbelieveitornot, ¿valió la pena?” decían los pies de foto, y muchos opinaban sobre el daño en los comentarios. Las fotos anteriores parecen mostrar el vestido mientras estaba en exhibición en 2016.

Los representantes de Kardashian y Ripley no respondieron de inmediato el martes a las solicitudes de comentarios del Times.

Los conservadores de textiles y los historiadores de la moda dijeron que el vestido, que no se había usado desde que Monroe se lo puso, era demasiado frágil para volver a usarlo. Temían que Kardashian estuviera retrasando la misión de las colecciones de trajes históricos y la ciencia de la conservación.

"[Marilyn] era una diosa. Una diosa loca, pero una diosa. Era simplemente fabulosa. Nadie se fotografíaba así. Y fue hecho para ella. Fue diseñado para ella”, dijo el diseñador Mackie en una entrevista el mes pasado con Entertainment Weekly. “Nadie más debería ser vista con ese vestido”.

El histórico vestido de Jean Louis, esbozado por un joven Mackie y hecho a la medida para la estrella de “Some Like It Hot”, está hecho de un delicado soufflé que ya se vuelve más débil y quebradizo con el tiempo. El vestido también está bordado con pesados detalles que tiran hacia abajo la tela a medida que pasa el tiempo.

A black-and-white photo of a blond woman surrounded by several people
En esta foto del 19 de mayo de 1962, la actriz Marilyn Monroe aparece con el icónico vestido que usó mientras cantaba “Feliz cumpleaños” al presidente John F. Kennedy durante una recepción en la ciudad de Nueva York.
(Cecil Stoughton / White House Photographs / John F. Kennedy Presidential Library and Museum / Associated Press)

Su paso por la alfombra roja y las empinadas escaleras del Museo Metropolitano de Arte han acelerado aún más el proceso de envejecimiento del vestido, lo que confirma los temores de los críticos de Kardashian.

“Lamentablemente, esto no me sorprende a mí ni a nadie más en el mundo de los museos”, escribió en un correo electrónico a The Times la historiadora de la moda Kimberly Chrisman-Campbell, autora de “Worn on This Day: The Clothes That Made History”.

“Un vestido de esa edad y esos materiales frágiles inevitablemente se dañarán si se usan. Las lentejuelas se caen de los vestidos históricos si se respira sobre ellos”, dijo Chrisman-Campbell.

El curador Jones también dijo que no estaba sorprendido por el daño que vio en las fotos, pero que estaba “triste”.

“No había forma de que nadie pudiera haber usado el vestido sin dañarlo. Incluso después de todos los cuidados en los lugares comunes y [Kardashian] no uso maquillaje corporal, el daño iba a ocurrir”, dijo Jones. “Este es un vestido de 60 años cubierto con cristales que es realmente pesado. También es apenas lo suficientemente estable como para montarse en un [vestido] hecho a la medida, a las medidas de Marilyn, no para el cuerpo de otra persona”.

El vestido de Monroe ha sido descrito como “el vestido original del desnudo”. La pieza de la estrella de “Seven-Year Itch” tuvo que ser cosida antes de su actuación de 1962 en una recaudación de fondos en el Madison Square Garden que tuvo lugar unos meses antes de su muerte.

Jones dijo que el vestido “nunca fue diseñado para subir escaleras así", y señaló que Monroe lució el vestido cuando llegó al evento, cantó su canción y posó para las fotos. Y luego se quitó el vestido.

“Este era un vestido de acrobacias. Estaba destinado a impactar. Estaba destinado a ser provocativo. Estaba destinado a ser descarado. Y no estaba destinado a funcionar”, dijo Jones.

Ripley’s Believe It or Not, una “compañía de atracciones” de propiedad privada con fines de lucro, adquirió el vestido en 2016 por casi $ 5 millones, y dijo que se creía que el vestido estaba valorado en más de $10 millones en el momento en que Kardashian lo usó.

Inicialmente, la organización le negó a Kardashian, de 41 años, el permiso para usar el vestido en la Met Gala porque no le quedaba bien. Después de perder alrededor de 16 libras, Ripley reconoció y dijo: “Se tuvo mucho cuidado para preservar esta parte de la historia”.

Mackie, quien diseñó el vestido, dijo públicamente que el que Kardashian lo usara fue “un gran error”.

Aparte de los accesorios, el fundador de Skims y superfan de Monroe usaron el vestido solo para la parte de la alfombra roja de la gala. Lo combinó con una estola de piel para ocultar que la cremallera trasera solo estaba parcialmente abrochada, y luego se convirtió en una réplica, lo que llevó a muchos a preguntarse por qué necesitaba usar el original en primer lugar.

Luego, Kardashian voló el vestido de Nueva York a California en su avión privado para que Ripley’s pudiera exhibirlo en su ubicación de Hollywood el fin de semana del Día de los Caídos. Ella también lo visitó allí el 26 de mayo. A pesar de las protestas por el vestido de Jean Louis, Kardashian, aparentemente luciendo como una Monroe moderna y que hará todo lo posible para preservar su propia apariencia, lució con orgullo otro vestido histórico de Monroe días después.

La magnate de la belleza dijo que en su búsqueda por encontrar el vestido de Jean Louis de “Feliz cumpleaños, señor presidente”, no solo se encontró con el vestido que Monroe usó en los Globos de Oro de 1962, sino que también se enteró de que el propietario del premio Globo de Oro de Monroe era un amigo, el diseñador floral Jeff Leatham.

“Vi todo esto como una señal de la forma en que todas las estrellas se alinearon. Será para siempre uno de los mayores privilegios de mi vida poder canalizar mi Marilyn interior de esta manera, en una noche tan especial”, escribió Kardashian en Instagram después de usar los dos vestidos.

“Esa era se fue y, sin embargo, ese es el vestido que sobrevive para recordarnos esa época y llevarnos de regreso”, dijo Jones. “Ahora tenemos que seguir adelante con Kim Kardashian como parte de ese vestido, ¿por qué razón? No hay respeto por los íconos culturales, ya sea un vestido, un documento, un edificio, porque el daño nunca se puede reparar y ahora es algo que los futuros historiadores, los futuros conservadores, los futuros espectadores verán. Y eso es algo que no tenía por qué suceder”.

No está claro si la controversia sobre el vestido se abordará en las docuseries de “The Kardashians” en Hulu. Los representantes del servicio de transmisión no respondieron de inmediato a la solicitud de comentarios de The Times.

To read this note in English click her.


Anuncio