Anuncio
Share
Internacional

Islas Marshall, aliada de EE.UU y sitio de pruebas nucleares, declara una crisis climática

Marshall Islands
Coral blanqueado en Bikini Atoll, parte de las Islas Marshall, en agosto de 2018.
(Carolyn Cole / Los Angeles Times)

Las Islas Marshall, una cadena de islotes de baja altitud y un aliado clave de Estados Unidos en el Pacífico Central, ha declarado una crisis climática nacional debido al creciente riesgo de aumento del nivel del mar, anunció la presidenta de la nación esta semana.

El parlamento de la nación, el Nitijela, apoyó abrumadoramente una medida que llama a la comunidad internacional a intensificar sus esfuerzos para mitigar el calentamiento global y proporcionar ayuda a las naciones que no pueden financiar salvaguardas contra el aumento de los mares.

“Como una de las cuatro naciones de islotes coralinos de baja altitud en el mundo, el fracaso de la comunidad internacional para responder adecuadamente a la crisis climática global por su propia cuenta tiene consecuencias particularmente graves”, escribió la presidenta Hilda Heine en un tweet el miércoles.

Anuncio

Las naciones bajas de islotes de coral como las Islas Marshall, Kiribati y Tuvalu en el Pacífico y las Maldivas en el Océano Índico son particularmente vulnerables a la elevación de los océanos, con un promedio de unos pocos pies sobre el nivel del mar. Ya ha habido episodios de inundaciones de “King Tide” en las Islas Marshall, que consta de 29 atolones de coral, ubicados a unas 5.000 millas de Los Ángeles y 2.000 de Hawái.

Tina Eonemto Stege, enviada climática de las islas, dijo el viernes que era “imperativo” que los esfuerzos de apoyo mundial de las naciones insulares se adapten al aumento del nivel del mar. “Ahora debemos centrarnos intensamente en las medidas de adaptación para salvarnos de una crisis que literalmente se está derramando sobre nuestros malecones”, manifestó al Times.

En el estudio más extenso hasta la fecha sobre el aumento del nivel del mar en California, los investigadores señalan que los daños para fines de siglo podrían ser mucho más devastadores que los peores terremotos e incendios forestales en la historia del estado.

Un informe reciente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) advirtió que el nivel del mar podría aumentar de 1 a 4 pies para 2100, sumergiendo potencialmente a muchas de estas naciones, y para 2050, haciendo que un gran número sean inhabitables.

El informe se hace eco de la investigación patrocinada por el Departamento de Defensa, que encontró que el islote de Kwajalein, donde EE.UU arrienda una base militar estratégica, podría volverse imposible de habitar para 2030, si la capa de hielo antártico se derritiera. La habitabilidad de mediados de siglo debido a las inundaciones, las olas de tormenta y la contaminación del agua subterránea por agua salada se predijo en un modelo más conservador.

Anuncio

La resolución hace un llamamiento a Nitijela para que “se una de manera total e inequívoca detrás de la ciencia” y reconozca los derechos de los jóvenes marshalleses a crecer en un “futuro seguro para el clima”.

Pide a la comunidad internacional que “considere formas adicionales de responder y apoyar la vulnerabilidad extrema y las circunstancias especiales” exclusivas de las islas bajas de atolones de coral, como las Islas Marshall.

“Las sequías prolongadas y poco estacionales nos están golpeando muy fuerte, y el agua salada se está infiltrando en nuestras tierras de agua dulce”, dijo Heine el mes pasado en la conferencia de Acción Climática de las Naciones Unidas en Nueva York. “Estamos en la primera línea del cambio climático”.

Estados Unidos utilizó las Islas Marshall como campo de pruebas nucleares durante la Guerra Fría, detonando 67 bombas nucleares en la nación entre 1946 y 1958.

Estados Unidos está comprometiendo $10 millones a la región del Pacífico para la resiliencia ante desastres, el pronóstico del tiempo y “para abordar los desafíos ambientales”, dijo el viernes un portavoz del Departamento de Estado de EE.UU.

“Estados Unidos reconoce que abordar la degradación ambiental y el cambio climático es una prioridad en el Pacífico, especialmente para las Islas Marshall, debido a la amenaza que representa el aumento del nivel del mar y la vulnerabilidad de la región a los desastres naturales”.

Un experto externo lo expresó en términos más contundentes.

Anuncio

“El cambio climático es un tren de carga que se dirige directamente hacia las Islas Marshall”, dijo Michael B. Gerrard, profesor de derecho de la Universidad de Columbia que se especializa en temas ambientales globales. “Ningún país tiene mayor causa para declarar una crisis climática”.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio