Anuncio
Share

Ecuador escoge a su próximo presidente en medio de pandemia

Los votantes hacen fila en un colegio electoral durante la segunda vuelta de los comicios
Los votantes hacen fila en un colegio electoral durante la segunda vuelta de los comicios presidenciales en Guayaquil, Ecuador, el domingo 11 de abril de 2021.
(ASSOCIATED PRESS)

Los ecuatorianos escogían el domingo en un balotaje al sucesor del mandatario Lenín Moreno entre un protegido del expresidente Rafael Correa y un exbanquero que busca por tercera vez la presidencia. La jornada transcurre en medio de fuertes medidas de salud pública debido a un repunte del nuevo coronavirus que ha obligado a imponer restricciones en ocho de las 24 provincias del país andino.

La segunda vuelta la definían el joven izquierdista Andrés Arauz, delfín de Correa (2007-2017), y el conservador Guillermo Lasso, quien postula por tercera ocasión. Ambos quedaron en primero y segundo lugar en la primera ronda de febrero. El ganador asumirá el poder el 24 de mayo para un período de cuatro años.

“Tenemos un proceso electoral en orden, la afluencia de los electores ha sido muy buena en medio de la pandemia, lo que debe destacarse”, dijo a The Associated Press el analista y catedrático de la Universidad Andina, Gustavo Isch. “Es una elección histórica, el país debe escoger no por personas sino un modelo, entre dos opciones que están contrapuestas y confrontadas”.

Arauz, un economista de 36 años y quien encabezó la primera ronda de votaciones con más del 30%, cuenta con el respaldo de Correa, una fuerza importante en la atribulada nación andina a pesar de una condena por corrupción. Ha propuesto hacer que los ricos paguen más impuestos, desistir de los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional y buscar mecanismos legales para forzar la repatriación de los depósitos que los ecuatorianos tienen en el exterior.

Anuncio

“Queremos un gobierno que atienda a las mayorías, que de soluciones a los problemas, estamos aquí justamente para eso”, declaró Arauz, quien acompañó a votar a una de sus partidarias en el sur de Quito. Arauz no puede votar en Ecuador porque cuando fue postulado residía en México y no pudo tramitar el cambio de residencia a esta capital.

Lasso, quien se metió segundo con una ventaja de apenas medio punto porcentual sobre el ambientalista y candidato indígena Yaku Pérez, terminó segundo en las dos últimas contiendas presidenciales. Favorece las políticas de libre mercado y el acercamiento de Ecuador a organismos internacionales. Ha propuesto aumentar el salario mínimo a 500 dólares, encontrar formas de incluir a más jóvenes y mujeres en el mercado laboral y eliminar las tarifas para los equipos agrícolas.

“Todos aspiramos a un Ecuador de oportunidades, libre y democrático, donde todas las familias puedan alcanzar la prosperidad”, aseguró Lasso, de 65 años y líder del Movimiento CREO, tras sufragar en la ciudad de Guayaquil, que fue golpeada duramente al inicio de la pandemia.

Anuncio

Arauz, que se postula por la coalición Unión por la Esperanza (UNES), fue un virtual desconocido en el país hasta cuando fue propuesto como candidato a la presidencia por Correa, quien se encuentra prófugo de la justicia ecuatoriana debido a una sentencia por corrupción que él ha negado aduciendo persecución política.

“¡Buenos días, Ecuador! Hoy tenemos la oportunidad de recuperar nuestro futuro, en esa senda de progreso, seguridad y dignidad que nos convirtió en el jaguar de América Latina. ANDRÉS ARAUZ PRESIDENTE”, tuiteó el exmandatario temprano.

La votación se llevó a cabo con relativa normalidad en todo el país. Esta vez no hubo vendedores ambulantes que en el pasado convertían los alrededores de los recintos electorales en verdaderos mercadillos e improvisados comedores callejeros.

“No tuve ningún inconveniente, el proceso fue rápido y no me tomó más de cinco minutos, en particular no vi mayor inconveniente o riesgo de contagio de coronavirus”, dijo a la AP Roberto Saldívar en un recinto electoral del norte de Quito.

Anuncio

La vicepresidenta María Alejandra Muñoz inauguró el domingo la segunda ronda electoral.

En su discurso ante autoridades civiles y militares, dijo que “hoy es un día que nos recuerda nuestra libertad a ejercer el derecho de elegir a nuestros futuros gobernantes... el proceso electoral se ha vivido sin ninguna interferencia porque así corresponde”.

Añadió desde el lunes el país tendrá nuevos presidente y vicepresidente electos a quienes se les entregará el poder “y lo haremos aún en medio de una pandemia y con un plan de vacunación en marcha; nuestro deseo anticipado no puede ser otro que que el bien, esperamos que al próximo gobierno le vaya muy bien”.

La presidenta del Consejo Nacional Electoral, Diana Atamaint, en el mismo acto afirmó que “el reto está en madurar una democracia plural tolerante y multicolor que abra oportunidades para todos porque hay más motivos para estar unidos que barreras ideológicas que a veces nos separan”.

Anuncio

La jornada electoral abrió a las 7 de la mañana y cerrará las 5 de la tarde. Las autoridades han solicitado a los votantes usar mascarilla, llevar alcohol o gel desinfectante y llevar su propio bolígrafo, además de guardar al menos dos metros de distanciamiento social.

El coronavirus, cuyos primeros casos se reportaron en febrero del 2020, golpeó duro la economía del país al paralizar el 70% del aparato productivo. Hasta el momento, Ecuador registraba 344.877 contagiados y 17.275 fallecidos, y enfrentaba un nuevo repunte de la enfermedad que obligó a más restricciones en un país con un lento y complicado proceso de vacunación.


Anuncio