Anuncio
Share

Santeros cubanos prevén enfermedades y complots en 2022

Un hombre, con una mascarilla protectora, empuja un carro lleno de plantas medicinales en La Habana, Cuba
Un hombre, con una mascarilla protectora, empuja un carro lleno de plantas medicinales en La Habana, Cuba, en medio de la nueva pandemia.
(Ismael Francisco / Associated Press)

Líderes religiosos de la santería cubana auguraron un 2022 con esperanzas, pero también temen una agudización de las enfermedades, un incremento de la violencia y hasta complots.

Al menos dos importantes grupos de “babalawos”, como se denomina a los sacerdotes en esta denominación, dieron a conocer este domingo su “Letra del Año”: un conjunto de predicciones para los siguientes 12 meses y cuya ceremonia se realiza cada 31 de diciembre.

Según la Comisión Organizadora de la Letra del Año —conocida como de 10 de Octubre, por el municipio a donde se realiza el culto— y la más tradicional de las adivinaciones, el signo del 2022 será “Obe Juani” y la deidad u orisha regente es Obatalá acompañada de Oshun.

Anuncio

“Este signo es de la pandemia, de las enfermedades cardiopulmonares. Hay que trabajar con las plantas medicinales, porque va a haber carencias de medicamentos, (algo) que existe en Cuba, pero en el mundo también se va a ver”, dijo a The Associated Press, el sacerdote de Ifá, Victor Betancourt. “Sí, incremento de la muerte, nosotros le llamamos el signo de la tumba fría... es preocupante”.

En cuanto a las predicciones en lo personal, dijeron que la gente podría sufrir este año trastornos cardiovasculares o pulmonares, problemas en la piel o los huesos.

Anuncio

En lo social, recomendaron a la gente mantener la higiene en los hogares y fomentar el uso de plantas medicinales, y a los gobiernos sugirieron favorecer la construcción de infraestructura, desde viviendas y hospitales hasta cementerios.

Además, las personas deberían prestar atención a la formación de los hijos y evitar la violencia interpersonal, así como estar atentos a complots en los cuales “varias personas se unen para perjudicar a otra”, expresó el texto escrito de la Letra.

Anuncio

Por su parte, la Asociación Yoruba de Cuba publicó su Letra, para la cual sacó como signo regente “Baba Eyiogbe” y como divinidad del año también a Obatalá.

Ambas “Letras” tienen a Obatalá como el orisha del año, la patrona de la inteligencia y los pensamientos, los sueños y los sentimientos humanos. Se representa con el color blanco y según estas creencias es la creadora de la tierra.

En el sincretismo de la santería cubana —la mezcla que se hizo entre las tradiciones africanas y el catolicismo— se identifica con la Virgen de las Mercedes.

Anuncio

Aunque los dos grupos de babalawos —los cuales tienen miles de seguidores o ahijados tanto en Cuba como en países de fuerte emigración como Estados Unidos, España y México— , trabajan por separado desde hace décadas, en los últimos años buscaron sacar una Letra unificada. Sin embargo, en esta ocasión volvieron a distanciarse por diferencias que ninguno de los bandos identificó.

“No se desacredita Ifá, porque existan varias letras”, dijo a un grupo de periodistas el sacerdote Lázaro Cuesta, uno de los fundadores de Comisión de 10 de Octubre, el grupo que tiende a verse como independiente, mientras la Asociación Yoruba por el respaldo con el que cuenta de parte del Estado cubano suele considerarse oficial.

“Si todos los babalawos mantuviéramos la unidad y no el ánimo de ser una figura céntrica tuviéramos mejores resultados. Ifá nos llama a la convivencia en armonía”, aun así, “el respeto a la diversidad es una herramienta importante”, agregó.

Anuncio

La Santería cubana surgió como una fusión entre las tradiciones traídas por los esclavos africanos y las creencias católicas de los españoles. En la isla es la religión mayoritaria fuertemente enraizada en la idiosincrasia y la cultura nacional.


Anuncio