Share
Internacional

Tienen el edificio más alto, el centro comercial y la isla artificial más grandes del mundo; pero ahora quieren colonizar Marte

The United Arab Emirates has the world’s tallest building, artificial island and mall. (May 31, 2017)

Los Emiratos Árabes Unidos tienen el edificio más alto, la isla artificial y el centro comercial más grandes del mundo (31 de mayo de 2017).

En la Tierra, los Emiratos Árabes Unidos cuentan con el edificio más alto, la isla artificial y el centro comercial más grandes del mundo, que incluye incluso una estación de esquí cubierta y una colonia de pingüinos.

Sin embargo, la Tierra tiene sus límites, por lo cual esta nación del Golfo Pérsico está buscando otros horizontes. Si todo sale como lo previsto, dentro de un siglo habrán construido una ciudad plenamente funcional, para 600,000 personas, en Marte.

Tienen el edificio más alto, el centro comercial y la isla artificial más grandes del mundo; pero ahora quieren colonizar Marte

El jeque Mohammed bin Rashid al Maktoum, vicepresidente y primer ministro de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), asiste a la ceremonia de inauguración de la 28ª Cumbre de la Liga Árabe, en Jordania, en marzo pasado (Jamal Nasrallah / European Pressphoto Agency).

Anuncio

“Aspiramos, en el próximo siglo, a desarrollar la ciencia, la tecnología y la pasión de nuestros jóvenes por el conocimiento”, tuiteó el jeque Mohammed bin Rashid al Maktoum, vicepresidente y primer ministro del país, cuando anunció el proyecto -conocido como “Marte 2117”-, este año. “Este plan está impulsado por esa visión”.

Los Emiratos, tal como se conoce al país, se han unido a un club de elite que intenta llevar gente a Marte, formado entre otros por los EE.UU., China, Rusia y un consorcio de naciones europeas, junto con una iniciativa privada del empresario Elon Musk y su compañía, SpaceX, con sede en California.

El país prepara actualmente a un grupo de jóvenes científicos e ingenieros que espera, colaboren con expertos internacionales y otros académicos para determinar cuál es el mejor modo de transporte hacia Marte y las opciones de alimento y vivienda para los humanos una vez que lleguen allí.

Consideramos Marte 2117 como una iniciativa multinacional, que se propuso crear una coalición de iguales para cumplir con un objetivo unificado”, afirmó Saeed Gergawi, director del programa.

Anuncio

El acuerdo propuesto todavía no tiene un nombre de marca, pero se estima que City of Wisdom (Ciudad de la sabiduría) podría ser una posibilidad. El plan, que los expertos sostienen es plausible con la inversión suficiente, refleja una ambición que ha distinguido a la nación de muchos de sus vecinos de Medio Oriente y que es posible gracias a dos fundamentos: el petróleo y los monarcas absolutos.

El petróleo fue descubierto en la década de 1950, cuando los siete antiguos protectorados británicos que ahora forman los Emiratos eran habitados principalmente por tribus beduinas nómadas y la economía se apoyaba en la pesca, el cultivo de dátiles y la cría de camellos. Ese hecho convirtió al país, de nueve millones de habitantes, en el más rico del mundo per capita.

Los monarcas han tenido pleno control desde la independencia, en 1971, imponiendo una visión de la modernidad que a menudo parece dirigida a superar las mayores potencias del mundo y, a veces, hasta a sí mismos.

El país fue pionero el año pasado con un rascacielos que tendrá por lo menos 3,045 pies de altura, es decir 323 pies más que el Burj Khalifa, de Dubai, considerado el más alto del mundo hasta el momento. “La nueva torre plantea otro reto en la historia de la arquitectura humana, una carrera en la cual los Emiratos Árabes Unidos merecen ser líderes”, aseveró Maktoum, quien es también líder de Dubai. “Nos esforzamos por nuevos logros. Un nuevo corazón para nuestra ciudad y un hito mundial. La humanidad no tiene más techo ni frontera que nuestra propia imaginación”.

Tienen el edificio más alto, el centro comercial y la isla artificial más grandes del mundo; pero ahora quieren colonizar Marte

Sarah Amiri, directora adjunta del proyecto y científica principal en la misión Emirates Mars (Ann M. Simmons / Los Angeles Times).

Maktoum, un poeta de 67 años de edad, jinete y autor con educación británica y cerca de ocho millones de seguidores en Twitter, ha sido fuente de mensajes inspiradores para el mundo árabe y motor de algunos de los proyectos más extravagantes de su país. Muchos de ellos se localizan en Dubai, el emirato donde su familia ha reinado desde 1833.

“Si queremos permanecer dentro de las filas del mundo avanzado, necesitamos igualar la velocidad a la que el mundo se está desarrollando”, escribió en su libro “Mi visión: desafíos en la carrera por la excelencia”, editado en 2012.

Anuncio

Para el líder de Dubai, un programa espacial se trata tanto del esfuerzo como del destino. Maktoum ha descrito el plan de trasladar gente a Marte como parte de un esfuerzo mayor para construir un sector de ciencia y tecnología, inspirar a los jóvenes, reducir la dependencia económica del país y reclamar el histórico legado de la región -que data del siglo VIII- como centro de la ciencia y la astronomía.

“Marte 2117 es una semilla que estamos plantando hoy para cosechar el fruto de nuevas generaciones, encabezadas por la pasión por la ciencia y el avance en el conocimiento humano”, tuiteó cuando anunció el plan.

Colonizar Marte es un reto como ningún otro que la humanidad haya emprendido jamás. Sólo llegar allí exige viajar más de 34 millones de millas, una travesía que podría demorar cerca de nueve meses. La temperatura promedio en dicho planeta es de 81 grados bajo cero (Dubai a menudo supera los 100 grados). Algunos científicos sostienen que vivir bajo la tierra sería la única manera de evitar el cáncer proveniente de los rayos cósmicos.

“Sabemos que habrá varios requisitos clave para obtener aire puro, generar energía, gestionar los residuos y otros aspectos del manejo de una ciudad, que podremos organizar a partir de nuestras ciudades actuales”, afirmó Gergawi.

A partir del suelo marciano se podrían construir hogares empleando la tecnología de la impresión tridimensional, señaló también el director del programa. Sería posible cultivar frutas y verduras en invernaderos, y algunas proteínas podrían cultivarse en laboratorios. La ciudad “debería ser totalmente autosuficiente”, expresó.

Gergawi dijo además que el sistema político probablemente difiera de cualquier otro conocido en la Tierra. “Prever utopías es muy agradable, pero hasta ahora no hemos podido definir y manejar una sociedad perfecta en miles de años de evolución humana moderna”, estimó. “¿Es Marte la posibilidad de reiniciar un nuevo tipo de sociedad? Así es”.

Podría ser tentador descartar esa charla o considerarla una fantasía de la era espacial. Pero el país ya ha invertido más de $5,400 millones en tecnologías espaciales, conforme la Agencia Espacial de los EAU, creada en julio de 2014 con el objetivo de desarrollar “un sector espacial nacional de primera clase”.

Anuncio

This diagram states the objectives of the Emirates Mars Mission and Hope probe.
(Image courtesy of the Mohammed bin Rashid Space Centre)

El primer objetivo de la agencia es enviar una sonda meteorológica no tripulada, llamada Hope to Mars, a tiempo para celebrar el quincuagésimo aniversario de la nación, en 2021. UC Berkeley, la Universidad Estatal de Arizona y la Universidad de Colorado en Boulder colaboran con el proyecto.

En el equipo, formado por más de 100 emiratíes, la edad promedio es de 27 años, afirmó Sarah Amiri, una científica e ingeniera informática de 30 años. Las mujeres conforman el 30% de los ingenieros y científicos del proyecto, detalló.

La agencia espacial ha firmado acuerdos con programas espaciales en los EE.UU., y otros países para trabajar juntos en exploración, investigación y tecnología. El pacto hecho el año pasado con la NASA pide cooperación en “investigación aeronáutica, y la exploración y el uso del espacio aéreo y espacio exterior con fines pacíficos”.

El país ya ha trabajado con Corea del Sur y la India para poner satélites en órbita, y planea construir y lanzar otro el año próximo, por su cuenta. En un esfuerzo por forjar relaciones espaciales internacionales, Aabar Investments ha invertido $380 millones en Virgin Galactic desde 2010, otorgando al fondo estatal cerca de un 38% de la compañía de viajes espaciales y exploración fundada por el empresario británico Richard Branson, según informes de medios. “No tenemos miedo de asumir una meta monumental y muy difícil, tal como explorar otro planeta”, aseguró Amiri.

Pero, ¿podrían los EAU construir una ciudad en Marte en 100 años? “Diría que crear un puesto remoto es ciertamente posible”, estimó Scott Pace, director del Space Policy Institute de la Universidad George Washington.

Pero una ciudad -un asentamiento permanente, con una economía lo suficientemente importante como para solventarse, y no sólo un destino para una aventura cósmica- requeriría de una amplia cooperación con otros países”, afirmó. “No se trata de un esfuerzo en solitario”.

Robert Lillis, un físico de UC Berkeley, aseguró que si hay un país que colonizará Marte, ese sería los EE.UU., debido a su experiencia en la exploración espacial. “Dinero y voluntad política es la respuesta sencilla de por qué los seres humanos no están ya viviendo en Marte”, expuso. Lillis trabajó en la misión de la NASA que reunió datos sobre la atmósfera marciana con una sonda no tripulada, que orbitó el planeta en 2014. “Llevar gente a Marte no está más allá del alcance técnico o científico”.

Mike McGrath, exdirector de ingeniería del Laboratorio de Física Atmosférica y Espacial de la Universidad de Colorado en Boulder, señaló que los otros éxitos de los EAU hacen que sus aspiraciones en Marte parezcan perfectamente razonables.

“Yo diría que no sólo es una ambición quimérica”, expuso. “Es una oportunidad que la sociedad, en su conjunto, está persiguiendo, y creo que los objetivos propuestos por el liderazgo están ayudando a sentar las bases para lo que está sucediendo ahora en el espacio exterior”. “A veces se necesita de alguien nuevo para incentivar a la gente a seguir adelante”, afirmó.

Si deseas leer la nota en inglés, haga clic aquí.

Traducción: Valeria Agis

 

Videos de Hoy
Nunca es demasiado tarde para dejar de fumar Ahora
Nunca es demasiado tarde para dejar de fumar
1:40
Discriminación en el lugar de trabajo en EE.UU. Ahora
Discriminación en el lugar de trabajo en EE.UU.
0:54
Clonación de tarjetas en ATMs Ahora
Clonación de tarjetas en ATMs
0:50
Los automóviles coreanos, japoneses y alemanes superan a los estadounidenses en las principales puntos de seguridad Ahora
Los automóviles coreanos, japoneses y alemanes superan a los estadounidenses en las principales puntos de seguridad
1:24
Madres solteras en EE.UU Ahora
Madres solteras en EE.UU
0:28
A La Espera De Un Gran Terremoto Por La Falla De San Andrés Ahora
A La Espera De Un Gran Terremoto Por La Falla De San Andrés
0:54
Rastreadores de fitness son inexactos Ahora
Rastreadores de fitness son inexactos
0:49
Terapia revierte con éxito el Alzheimer en ratones Ahora
Terapia revierte con éxito el Alzheimer en ratones
0:59
Una vistazo al traje espacial SpaceX Ahora
Una vistazo al traje espacial SpaceX
0:38
El chocolate puede disminuir el riesgo de problemas cardíacos Ahora
El chocolate puede disminuir el riesgo de problemas cardíacos
1:03


Anuncio