Advertisement

Aumenta la presión sobre Pelosi y demócratas para impugnar a Trump tras declaración de Mueller

Aumenta la presión sobre Pelosi y demócratas para impugnar a Trump tras declaración de Mueller
Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes. (Glen Stubbe / TNS)

La declaración pública de Robert S. Mueller III sobre su investigación aumentó considerablemente la presión sobre la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, para iniciar un proceso de impugnación al que ella se ha resistido, después de comentarios de varios candidatos demócratas a la presidencia que exigen que el Congreso actúe.

Pelosi (D-San Francisco) se mantuvo neutral, pero media docena de candidatos presidenciales emitieron demandas sólo minutos después de que Mueller reiteró que su informe no exoneraba al presidente Trump.

Advertisement

"Si hubiéramos tenido la plena confianza de que el presidente claramente no cometió un delito, lo hubiéramos dicho", dijo Mueller. También señaló que la política del Departamento de Justicia que prohíbe acusar a un presidente en funciones se refiere explícitamente a la ejecución de otras alternativas.

"La opinión dice que la Constitución requiere un proceso que no sea el sistema de justicia penal para acusar formalmente a un presidente en funciones de irregularidades", dijo.

Advertisement

Aunque Mueller había dicho lo mismo en su informe, los aspirantes a la presidencia, y algunos miembros de la Cámara, tomaron la repetición de esas palabras en una declaración televisada y pública como una invitación para que el Congreso comience el proceso de juicio político.

Sus comentarios resaltaron el grado en que una gran parte de la base de votantes demócratas quiere que el Congreso vaya más allá de lo que Pelosi ha estado dispuesta a apoyar.

A Pelosi y sus aliados les preocupa que un enfoque en un proceso de impugnación simplemente ayudaría a Trump a unir a sus propios partidarios y restaría valor a los esfuerzos demócratas para llamar la atención sobre su agenda legislativa. También temen que un Senado de mayoría republicana seguramente rehusaría condenar a Trump y le permitiría reclamar una exoneración.

Pero muchos otros líderes demócratas, incluidos varios aspirantes a la presidencia del partido, están en desacuerdo y dicen que si la evidencia sugiere que Trump abusó de su autoridad o cometió actos criminales, el Congreso no puede negarse a actuar.

Advertisement

"Lo que básicamente hizo Robert Mueller fue retomar una recomendación de juicio político", dijo la senadora Kamala Harris (D-CA), quien anteriormente había apoyado ese proceso en Twitter mientras hacía campaña en Carolina del Sur. "Ahora le corresponde al Congreso responsabilizar a este presidente".

Los nuevos pedidos de una destitución provinieron de candidatos que previamente no habían apoyado la idea, entre ellos, los senadores Cory Booker de Nueva Jersey, Kirsten Gillibrand de Nueva York y el ex congresista Beto O'Rourke de Texas.

"Nos queda un camino para garantizar que se haga justicia. Es nuestra obligación legal y moral responsabilizar a quienes han cometido delitos. Está claro que el Congreso debe comenzar el proceso de juicio político. Nadie está por encima de la ley", dijo Booker, que anteriormente había calificado de prematura la acusación.

O'Rourke, quien había dicho anteriormente que existían motivos para la impugnación pero dejaba la decisión en el Congreso, respondió a Mueller con un llamado más firme para que el Congreso actúe.

"Debe haber consecuencias, responsabilidad y justicia. La única forma de garantizar eso es comenzar el proceso de juicio político", dijo.

El congresista Seth Moulton (D-Mass.) y el ex funcionario del gabinete de Obama, Julian Castro, también hicieron esa petición.

Pelosi ha acusado a Trump de un "encubrimiento", pero ha argumentado que la acusación sería divisiva sin el apoyo de ambos partidos para este procedimiento.

Después de que Mueller habló, ella dijo durante una aparición en el Commonwealth Club de California en San Francisco que "nada está descartado" e indicó que las investigaciones de la Cámara de Representantes continuarán. Pero advirtió que los demócratas tenían que tener un "caso convincente" antes de pasar a la acusación.

Advertisement

"Queremos hacer lo correcto y obtener resultados", dijo.

El liderazgo del Congreso y los jefes de los comités que investigan a la Administración Trump "continúan consultando diariamente, semana tras semana... sobre si se justifica la impugnación, si es necesaria una indagación sobre la destitución y al mismo tiempo continuamos haciendo nuestro trabajo de supervisar la investigación", dijo Adam B. Schiff (D-Burbank), presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes.

Schiff no excluyó la posibilidad de una consulta sobre el juicio político y sugirió que la negativa de la Casa Blanca a cumplir con las investigaciones del Congreso o las órdenes judiciales podrían "sumarse a la fuerza del argumento" para proceder a un juicio político.

"Esas decisiones pueden volverse incontenibles", dijo.

Al igual que Schiff, Pelosi destacó que está "bastante decepcionada" con el Departamento de Justicia, incluido el fiscal general William Barr, "por su actitud, por su tergiversación del informe de Mueller".

Pelosi recibió un importante apoyo en su estrategia de parte del candidato demócrata para 2020, el ex vicepresidente Joe Biden, quien se quedó corto en pedir que comenzaran los procedimientos de juicio político.

Un portavoz de la campaña dijo que Biden creía que el Congreso debería seguir investigando.

"El ex vicepresidente Biden está de acuerdo con Pelosi sobre que a nadie le gustará lo que sería un proceso divisivo de juicio político, pero que puede ser inevitable si esta administración continúa en el mismo camino", dijo el portavoz Bill Russo.

El senador Bernie Sanders (I-Vt.) también se mostró poco entusiasta acerca de avanzar hacia los procedimientos de juicio político.

"Si el Comité Judicial de la Cámara de Representantes lo considera necesario, apoyaré su decisión de abrir una investigación de juicio político", dijo.

Hasta ahora, sólo un miembro republicano de la Cámara de Representantes, Justin Amash, de Michigan, y ningún senador republicano ha apoyado los procedimientos de destitución.

Pero el juicio político se ha convertido en todo menos en una prueba de fuego para la izquierda progresista, tanto entre los demócratas de la Cámara de Representantes como en el campo de 2020.

Varias docenas de demócratas de la Cámara de Representantes se han pronunciado a favor de iniciar pronto los procedimientos de juicio político, incluso varios de ellos desde la semana pasada, luego de que el ex asesor de la Casa Blanca, Donald McGahn, rechazara una citación del Congreso para declarar.

Los que apoyan el juicio político constituyen una pequeña parte de los 235 demócratas en la Cámara. Pero los defensores dicen que esperan que el impulso crezca lentamente, y hay indicios de que la declaración de Mueller podría haber ayudado.

El presidente del Comité de Reglas de la Cámara de Representantes, Jim McGovern (D-Mass.), un aliado de Pelosi, se pronunció a favor de una investigación del juicio político el pasado miércoles. Lo mismo hizo el congresista Chuy García (D-Ill.), un legislador de primer año, y el congresista Bill Pascrell Jr. (D-N.J.), quien anteriormente sólo dejaba la puerta abierta al juicio político, dijo ahora que la Cámara de Representantes debe comenzar los procedimientos.

"La declaración del Sr. Mueller sobre que su oficina podría haber exonerado a Donald Trump pero no lo hizo, es una señal de alarma sobre nuestra república", dijo.

Advertisement

"Además de continuar con nuestras otras investigaciones sobre la corrupción rampante en todo este gobierno, el Congreso debe proceder con una investigación en el Artículo I de si Donald Trump cometió una obstrucción de la justicia".

El alcalde de South Bend, Ind., Pete Buttigieg, dijo que ahora la pregunta recae en el poder legislativo.

"El mensaje realmente es, 'Ahora te toca a ti, Congreso'", dijo en una entrevista con NBC News.

La senadora Elizabeth Warren (D-Mass.), quien fue la primera candidata presidencial importante en 2020 en pedir la destitución de Trump, dijo que la declaración de Mueller la reivindicó.

"La declaración de Mueller deja en claro lo que saben los que han leído su informe: es una recomendación de juicio político, y el Congreso tiene que actuar", dijo. "Ellos deberían hacerlo."

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement