Share
Vida y Estilo

Condado por condado, investigadores relacionan las muertes por opioides con la comercialización de medicinas

drogas

Un nuevo estudio traza una línea entre la comercialización de opioides, los hábitos de su prescripción y las muertes por sobredosis. (Getty Images)

(Getty Images)

Los investigadores dibujaron una línea clara que vincula los dólares gastados por los fabricantes de medicamentos para cortejar a los médicos de todo el país, que ha generado una epidemia de consumo de opioides y que ha provocado decenas de miles de muertes.

El estudio, publicado en JAMA Network Open, examinó los datos federales específicos de cada condado y encontró que mientras más dinero en marketing se gastaba en un condado, más altas eran las tasas con la que los médicos recetaban esos medicamentos y, en última instancia, más muertes por sobredosis ocurrían en ese condado.

De acuerdo con el estudio, por cada tres pagos adicionales realizados a médicos en un condado, las muertes por sobredosis de opioides aumentaban un 18%.

Los investigadores dijeron que estos hallazgos sugieren que “en medio de una crisis nacional de sobredosis de opioides, se podría justificar reexaminar la influencia de la industria farmacéutica”. 

Anuncio

Los investigadores señalaron que dicho marketing podría ser sutil o discreto. El tipo más común: comidas proporcionadas a los médicos.

El doctor Scott Hadland, autor principal del estudio y especialista en adicciones en el Centro Grayken para la Adicción del Centro Médico de Boston, ha realizado estudios previos que relacionan la comercialización de opioides y los hábitos de su prescripción.

“Por lo que sabemos, este es el primer estudio que vincula la comercialización de opioides con un posible aumento en las muertes por sobredosis por medicamentos recetados, y cómo se ve diferente en los condados y áreas del país”, dijo Hadland, quien también es pediatra.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, casi 48,000 personas murieron por sobredosis de opioides en 2017, aproximadamente el 68% del total de muertes por sobredosis.

Anuncio

Desde el año 2000, la tasa de sobredosis fatales relacionadas con opioides ha aumentado en un 200%. El estudio señala que la prescripción de opioides ha disminuido desde 2010, pero aún es tres veces mayor que en 1999.

Los investigadores vincularon tres conjuntos de datos: la base de datos de Pagos Abiertos de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid que muestra los pagos de los fabricantes de medicamentos a los médicos; una base de datos del CDC que muestra las tasas de prescripción de opioides; y otro conjunto de datos de los CDC que proporciona números de mortalidad por sobredosis de opioides.

Descubrieron que los fabricantes de medicamentos gastaron casi $ 40 millones en marketing desde el 1 de agosto de 2013 hasta fines de 2015 y llegaron a 67,500 médicos en todo el país.

La forma en que se estimula a los médicos para comercializar los opioides puede tomar varias formas, aunque el estudio encontró que la práctica generalizada de proporcionar comidas a los médicos podría tener la mayor influencia.

Según Hadland, investigaciones anteriores muestran que las comidas constituyen nueve de los 10 pagos de marketing relacionados con opioides según los médicos relacionados con el estudio.

“Cuando tienes una comida extra aquí o allá, no parece mucho”, dijo. “Pero cuando se aplica esto a todos los médicos en este país, eso podría sumar a más personas a las que se le recetan opioides y, en última instancia, a más personas que mueren”.

El doctor Andrew Kolodny, co-director de investigación de políticas de opioides en la Escuela Heller para Política y Gestión Social de la Universidad de Brandeis, dijo que estas comidas pueden ocurrir en conferencias o simposios patrocinados por la industria.

“También hay médicos que toman dinero para dar pequeñas charlas en una cena, que en teoría se supone tienen el propósito de educar a sus colegas sobre los medicamentos durante la cena”, dijo Kolodny, quien no participó en el estudio.

Anuncio

“En realidad, esto significa que a los médicos se les paga por presentarse a una cena elegante con sus esposas o esposos, y es una forma de incentivar la prescripción”. Y esas comidas pueden sumar.

“Los condados donde los médicos reciben más pagos de bajo valor son los que observan los mayores aumentos en las tasas de sobredosis”, señaló Magdalena Cerda, coautora del estudio y directora del Centro para la Política y Epidemiología de los Opioides en la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York.

El monto de los pagos “no parece importar mucho”, dijo, “sino que más bien las interacciones frecuentes del fabricante de opioides con los médicos”.

El doctor G. Caleb Alexander, quien es co-director del Centro Johns Hopkins para la Seguridad y Eficacia de los Medicamentos y no estaba afiliado al estudio, dijo que los hallazgos sobre la influencia de las comidas se alinean con la investigación en ciencias sociales.

“Los estudios han encontrado que puede que no sea el valor de los gastos promocionales lo que importa, sino más bien que tuvieron lugar”, indicó. “Otra forma de decirlo es como si se le diera a alguien un bolígrafo y un bloc de papel lo que puede ser tan efectivo como pagar la cena en un buen restaurante”.

Priscilla VanderVeer, portavoz de Pharmaceutical Research and Manufacturers of America, o PhRMA, dijo que los médicos que tratan a pacientes con opioides necesitan educación sobre los beneficios y riesgos.

Agregó que es “sumamente importante que los proveedores de atención médica tengan la capacitación adecuada para ofrecer un manejo del dolor más seguro y efectivo”.

El estudio dice que los legisladores deberían considerar los límites en el mercadeo de los farmacéuticos “como parte de una respuesta sólida y basada en la evidencia de la epidemia de sobredosis de opioides”.

Anuncio

Pero también señalan que los esfuerzos para poner un tope al mercadeo podrían no ser efectivos ya que las comidas son relativamente baratas.

En 2018, el fiscal general de Nueva Jersey implementó una regla que limita los contratos y pagos entre médicos y compañías farmacéuticas a $ 10,000 por año.

El Senado de California también aprobó una legislación similar en 2017, pero el proyecto de ley finalmente fue eliminado del lenguaje de atención médica.

La comercialización de opioides es el centro de más de 1,500 juicios civiles en todo el país. La mayoría de los casos han sido presentados por gobiernos locales y estatales. El juez de distrito Dan Polster, que supervisa cientos de casos, ha programado los primeros juicios para marzo.

Cerda dijo que también es importante considerar que el estudio no está diciendo que los médicos han cambiado intencionalmente sus prácticas de prescripción.

“Nuestros resultados sugieren que este hallazgo es sutil y es posible que los médicos no puedan reconocer que realmente están cambiando su comportamiento”, indicó. “Podría ser más una cosa subconsciente después de una mayor exposición al marketing de opioides”.


Anuncio