Anuncio
Share
California

Fiscales de L.A. usan ADN para hacer arrestos por los asesinatos de dos mujeres cometidos en los años ochenta

Los Angeles County Dist. Atty. Jackie Lacey
Jackie Lacey anuncia en una conferencia de prensa el viernes que Horace Van Vaultz Jr. de 64 años, fue acusado del asesinato de dos mujeres en 1981 y 1986. (Allen J. Schaben / Los Angeles Times)
(Allen J. Schaben / Los Angeles Times)

Los fiscales del condado de Los Ángeles han presentado dos cargos de asesinato contra un hombre vinculado a un par de casos sin resolver de décadas de antigüedad al conectar al sospechoso a través de una coincidencia genealógica, una primicia para la oficina de la fiscalía.

Horace Van Vaultz Jr. de 64 años, fue acusado del asesinato de Mary Duggan en Burbank en 1986 y del asesinato de Selena Keough en Montclair en 1981. El acusado aparecerá en una sala de justicia del centro de Los Ángeles el lunes.

Las víctimas fueron estranguladas y agredidas sexualmente, según los investigadores, que han estado en contacto con otros organismos encargados de hacer cumplir la ley sobre los posibles vínculos de Vault con otros casos sin resolver.

“Gracias a los avances tecnológicos y forenses, ahora somos capaces de retroceder virtualmente en el tiempo y encontrar a los responsables de estos crueles crímenes”, dijo Lacey.

Anuncio

Vaultz fue arrestado el jueves después de una parada de tráfico en Los Ángeles, dijo el detective de Burbank Aaron Kay, el principal investigador del asesinato de Duggan. Vaultz no tiene actualmente un abogado, dijeron los fiscales.

Lacey se negó a detallar el método específico utilizado para capturar a Vaultz, citando la investigación en curso. Pero comparó el proceso con el que abrió el caso del Asesino del Estado de Oro el año pasado.

“Estamos hablando de las bases de datos comerciales de ADN que se han construido a lo largo de los años... las fuerzas del orden acceden a esas bases de datos cargando material de ADN del delito y encontrando una coincidencia de parientes”, dijo, hablando sobre el proceso en general. “Eso puede señalar a un sospechoso. Una vez que tienes un grupo de sospechosos, eres capaz de encontrar a esa persona y obtener el ADN”.

El uso de sitios web de genealogía y búsquedas familiares de ADN para identificar a los depredadores que de otro modo habrían eludido a las fuerzas del orden se ha vuelto cada vez más común en los últimos años.

Anuncio

Además del caso del Asesino del Estado Dorado, los investigadores de Los Ángeles finalmente arrestaron al llamado “Grim Sleeper” después de cotejar el ADN de las escenas iniciales del crimen con el de un pariente del asesino convicto Lonnie Franklin Jr.

Nota Roja

Un kit de genealogía también llevó a la policía de Washington, D.C., a capturar a un hombre descrito como el “Violador del Río Potomac”, quien fue acusado de múltiples asaltos alrededor de Beltway en la década de 1990.

Lacey dijo que los fiscales compararon el ADN recolectado en las escenas iniciales del crimen en Burbank y Montclair con una “base de datos de ADN comercial” para reducir el número de posibles sospechosos. Kay manifestó que los investigadores se enteraron de la posible participación de Vaultz en algún momento de septiembre, y Lacey señaló que el ADN del hombre de 64 años de edad fue comparado con el de los asesinatos a través de un objeto sacado de su basura el mes pasado.

Vaultz ha viajado “por todo el sur de California” desde la década de 1980, según Kay, quien dijo que la residencia permanente del acusado está en Bakersfield pero que “tiene una conexión con Texas”.

Los fiscales se han puesto en contacto con otras agencias policiales para “determinar si el acusado es responsable de otros asesinatos sin resolver en California”, dijo la oficina del fiscal de distrito en una declaración.

“Definitivamente hay patrones que estamos tratando de ver”, afirmó Kay.

Los registros de la corte muestran que Vaultz había sido acusado de crímenes de violencia doméstica varias veces en las últimas décadas. En 1996, se le otorgó la libertad condicional en un acuerdo con la oficina del fiscal de distrito del condado de Los Ángeles después de haber sido acusado de abuso doméstico y agresión.

Una década más tarde, fue acusado de nuevo de delitos de violencia doméstica en el condado de Kern, pero los fiscales retiraron todos los cargos. En 2007, Vaultz fue acusado de nuevo de golpear a un cónyuge o cohabitante, pero se le permitió alegar un cargo menor, según los registros.

Anuncio

Una mujer demandó a Vaultz, alegando violencia doméstica en 2005 y 2007, los mismos años en que fue acusado penalmente de abuso en el condado de Kern, según los registros.

Los padres de la mujer, que pidieron que no se usaran sus nombres por miedo a las represalias de Vaultz, declararon que él victimizó a su hija durante una relación de aproximadamente un año. La hospitalizaron con heridas que supuestamente él causó al menos en una ocasión, dijeron.

“Teníamos tanto miedo por ella durante ese tiempo”, dijo su madre. “Estaba absolutamente petrificada”.

La mujer era “vulnerable” cuando conoció a Vaultz a principios de la década de 2000, según la madre, quien dijo que acababa de finalizar un divorcio. A sus padres no les gustó Vaultz desde su primer encuentro, y se preocuparon más cuando se involucró en comportamientos extraños después de que se mudaron juntos. En un caso, dijo su madre, Vaultz vino a la casa de la familia para ayudar en algunos trabajos de reparación, pero pasó la mayor parte del día cantando para sí mismo.

Vaultz continuó acosando a la mujer mucho después de que su relación terminó, según su madre. Eventualmente se mudó de Bakersfield y escapó de Vaultz, pero murió de un ataque al corazón en 2011. Tenía 43 años.

“La energía que percibí de él, especialmente la primera vez que descubrimos que le estaba haciendo pasar un mal momento física y mentalmente, fue muy desagradable”, dijo su madre. “Sólo espero y rezo para que nunca salga”.

Los investigadores se negaron a decir si Vaultz conocía a alguna de las mujeres asesinadas, o por qué decidió atacarlas. En ambos casos, las víctimas fueron atadas y agredidas sexualmente.

Las familias de Duggan y Keough pidieron no ser molestadas. El sargento Derek Green, oficial de información pública del Departamento de Policía de Burbank, dijo que la familia de Duggan la describió como una mujer “feliz”, que a menudo frecuentaba lugares en la escena musical del sur de California.

Anuncio

El cuerpo de Duggan fue encontrado en el maletero de su auto en un estacionamiento cerca de Glenoaks Boulevard y Cohasset Street en 1986, según un artículo del Times sobre una recompensa ofrecida por la ciudad de Burbank en busca de información sobre su muerte. Su cuerpo había sido cubierto por periódicos en el maletero de su Ford Mustang de 1980, según el artículo, que decía que Duggan vivía en Reseda con su padre en el momento del asesinato.

El cuerpo estrangulado de Keough fue encontrado bajo los arbustos en Montclair. Duggan murió de asfixia después de que se le metió un pañuelo en la garganta, dijeron los fiscales.

“Los asesinos no deberían obtener un pase libre porque su ADN no está en una base de datos criminal”, dijo Lacey. “Nadie quiere a un asesino en serie caminando entre nosotros”.

Lacey dijo que las investigaciones de genealogía están proporcionando una esperanza renovada para las familias de las víctimas cuyos casos están congelados en todo el país.

“Estos casos habrían quedado sin respuesta. El sospechoso tiene 64 años; las posibilidades de que hiciera algo que pudiera lograr que lo arrestaran eran bastante escasas”, dijo. “Esta tecnología fue crucial para solucionar estos dos casos sin resolver”.

El investigador del Times Scott Wilson contribuyó a este informe.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio