Anuncio
Share
California

Niño sobreviviente al tiroteo en el que murieron 5 miembros de su familia se encuentra en estado crítico

paradise hills shooting.jpg
La policía de San Diego está investigando un tiroteo que mató a cinco miembros de una familia e hirió a uno más el sábado. (John Wilkens/The San Diego Union-Tribune)
(John Wilkens/The San Diego Union-Tribune)

La pareja en el centro del tiroteo estaba distanciada, dijo la policía, y la mujer había obtenido una orden de restricción temporal contra el hombre.

Cuando un despachador de emergencia contestó la primera llamada telefónica al 911 desde una casa en la comunidad de Paradise Hills en San Diego el sábado por la mañana, nadie estaba al otro lado de la línea.

Pero se escuchó una discusión en el fondo, dijo la policía.

La segunda llamada fue de un pariente que vivía al lado, quien reportó haber escuchado lo que sonaba como el pop-pop-pop-pop de una pistola de clavos.

Los oficiales de policía de San Diego llegaron, miraron a través de una ventana y vieron a un niño de 3 años cubierto de sangre. Entraron por la fuerza, y pronto vieron lo que había ocurrido.

Anuncio

Una disputa doméstica, un arma y cinco muertos de la misma familia, tres de ellos niños menores de 12 años. Otro menor estuvo en el hospital en estado crítico el sábado por la noche. Sus nombres no han sido revelados.

“Una tragedia sin sentido”, dijo el jefe de policía de San Diego, David Nisleit.

Según la policía, la pareja que se encontraba en el centro estaba distanciada y la mujer de 29 años había obtenido una orden de restricción temporal contra el hombre de 31 años un día antes.

No está claro si le habían entregado los papeles, pero la policía dijo que cree que estaba al tanto de la orden.

Anuncio

Sus conflictos habían llevado a los oficiales a su casa al menos una vez con anterioridad, dos semanas antes, cuando el hombre fue a buscar sus herramientas. El sábado por la mañana apareció de nuevo, y los disparos ocurrieron alrededor de las 7 a.m.

La policía dijo que encontraron al hombre, a la mujer y a su hijo de 3 años muertos en la escena. Los otros hijos, de 5, 9 y 11 años, fueron llevados al hospital, donde dos de ellos murieron.

Al principio, la policía identificó al niño de 11 años como el sobreviviente, pero más tarde dijo que aún no estaban seguros cual menor había sobrevivido.

La policía manifestó que el hombre le disparó a sus hijos y luego se disparó a sí mismo. Fue encontrado en la escena del crimen.

“Parece ser un caso trágico de violencia doméstica asesinato-suicidio”, dijo el teniente Matt Dobbs en una conferencia de prensa el sábado por la tarde.

El asesinato se desarrolló en un barrio de clase trabajadora de casas de madera y estuco de un solo piso que datan de la década de 1940, construidas para acomodar el auge demográfico posterior a la Segunda Guerra Mundial.

La mujer y sus cuatro hijos vivían en una casa adyacente a una vivienda ocupada por miembros de su familia extendida.

Los vecinos dijeron que la suya es el tipo de calle donde todos los niños se reúnen después de la escuela y los fines de semana, montan en bicicletas y patinetas o juegan a la pelota en la calle.

Anuncio

“Es como ‘The Sandlot’”, dijo Jhoana Cruz, refiriéndose a la película de 1993 sobre un grupo de niños que jugaban al béisbol. “Todo el mundo se conoce”.

Ella debatía internamente sobre si contarles a sus hijos sobre el tiroteo.

“Pero tenía que hacerlo”, dijo ella. “Muchas cosas horribles pasan en el mundo, y es mejor que lo escuchen de mí, supongo”.

Otro vecino, Gabriel Durazo, dijo que a menudo veía a los niños montados en sus bicicletas o jugando con su perro.

“Afuera vivían como todos los demás niños, pero quién sabe lo que sucedía a puerta cerrada”, dijo.

Dos vecinos que se negaron a dar sus nombres dijeron que a veces escuchaban las voces de los adultos que discutían en la casa.

Uno dijo que la mujer asesinada le había confiado hace meses que estaba siendo maltratada “pero sentía que no tenía a dónde ir”.

Anuncio

La policía dijo que todavía están investigando la historia de la pareja.

Durante la llamada anterior, el 1 de noviembre, los oficiales estaban allí para “preservar la paz” cuando el hombre fue a buscar sus herramientas a la casa, dijeron.

“La tragedia de hoy en Paradise Hills es terriblemente triste”, dijo el alcalde Kevin Faulconer a través de Twitter. “Todo San Diego llora por la familia y el vecindario circundante. Este acto de violencia sin sentido va en contra de todo lo que nuestra comunidad representa y lo superaremos juntos”.

La concejal Monica Montgomery, quien representa a Paradise Hills, dijo en una declaración que su oficina estaba de luto por “la tragedia” junto con todos los habitantes de San Diego.

“Mientras esta historia aparece en los titulares nacionales”, dijo, “todos lidiamos con el horror de la pérdida de estas preciosas vidas”.

Wilkens y Davis escriben para el San Diego Union-Tribune. La redactora Pauline Repard contribuyó a la elaboración de este informe.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio