Anuncio
Share
California

Buscan esclarecer asesinato de joven negociante en L.A. con $75 mil de recompensa

asesinato
Osvaldo Hernández era un hombre de negocios a su corta edad, sostiene la familia.
(Cortesia)

Ha pasado casi un año de aquel tiroteo que dejó a un joven muerto y a su amigo herido de gravedad, y los investigadores del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) se han quedado sin pistas sobre la identidad y paradero de los autores del crimen.

Se espera que ahora un aliciente de $75.000 pueda ayudar a encontrar a los dos sospechosos del homicidio cometido en Van Nuys.

El tiroteo ocurrió el 6 de diciembre de 2018, aproximadamente a las 9:40 p.m. en el 7300 de Vista del Monte, según los investigadores que encontraron a las víctimas en el suelo mientras respondían a informes de disparos.

Para la comunidad promedio, una amenaza de ataque con explosivos es alarmante, pero para los políticos es algo común, pero no deja de ser alarmante.

Osvaldo Hernández, de 21 años, murió en un hospital, y Matthew Sánchez, también de 21, fue hospitalizado en estado grave.

Anuncio

Los agentes ubicaron a Hernández tirado en el patio de un complejo de apartamentos residenciales, recibiendo primeros auxilios por unos buenos samaritanos, dijo la policía. Sánchez, la segunda víctima, también fue localizado en el patio.

Aldo Hernández sostuvo que su hermano Osvaldo era un joven brillante, con todo un futuro por delante, ya que después de terminar la preparatoria trabajó en un concesionario de automóviles con su padre.

Y para 2008 se convirtió en el dueño de su propio negocio de mecánica en Canoga Park.

“El 6 de diciembre de 2018, le quitaron la vida abruptamente. Quienes lo conocían, sabían que era un alma amable y amorosa que amaba a sus amigos y familiares”, dijo el hermano.

Anuncio

“Él dejó atrás a sus hermanos, su hermana, sus padres y su sobrina, todos a quienes adoraba. Nuestros corazones están rotos”, agregó.

Los detectives determinaron que dos sospechosos estaban involucrados en el crimen, pero estos criminales andan sueltos.

El primer sospechoso fue descrito como un hombre hispano, entre 14 y 17 años de edad, de aproximadamente 5 pies-4 pulgadas o 5 pies-7 pulgadas de alto, con un peso de aproximadamente 130 libras. Tenía una apariencia juvenil y cabeza “redonda”, sin vello facial.

El segundo sospechoso fue descrito como un hombre hispano de 22 años, de 5 pies y 9 pulgadas de altura, y un peso de aproximadamente 180 libras.

El Ayuntamiento de Los Ángeles aprobó una recompensa de $75.000 por información que conduzca al arresto y condena de los sospechosos involucrados en el crimen.

“Nada va a traer a mi hijo de regreso, pero estas personas no merecen estar libres, caminando por la calle”, dijo Javier Hernández sobre los agresores. “Nos destruyeron la vida”, afirmó el padre de familia enfatizando que su hijo nunca estuvo involucrado en problemas.

Las autoridades instaron a cualquier persona con información sobre este caso a llamar a los detectives al teléfono: 818-374-1936; asimismo, al teléfono: 877-LAPD-247; o Crime Stoppers al 800-222-TIPS.


Anuncio