Anuncio
Share
California

Expertos dicen que el vertido del combustible del avión de Delta no causará problemas de salud a largo plazo

Teresa Santoya, Marianna Torres, Pamela Amador
La estudiante Marianna Torres, de 11 años, al centro, llora mientras evacua la Escuela Primaria Park Avenue después de que el combustible para aviones cayó sobre la escuela el martes en Cudahy.
(Damian Dovarganes / AP)

Funcionarios han advertido a las personas con huertos y árboles frutales que descarten cualquier producto

Han pasado días desde que un avión de Delta experimentaba problemas con el motor y rociaba de combustible a hogares y escuelas en el sureste de Los Ángeles, pero Aldo Mauricio ha seguido teniendo dificultades para respirar.

Mauricio vive en la calle Santa Ana en Cudahy, a sólo unos cientos de pies de la Primaria Park Avenue, donde más de una docena de escolares y maestros fueron atendidos después de ser rociados con combustible para aviones. Dice que ha sufrido alergias durante años, pero sus persistentes problemas respiratorios lo han puesto nervioso.

“Diría que está empeorando”, dijo. Él planea ver a un médico si sus síntomas no mejoran pronto.

Anuncio

El incidente del martes ha provocado indignación en el área, que durante mucho tiempo ha sido el centro de las injusticias ambientales. También ha generado inquietudes de los residentes que no están seguros acerca de los impactos a largo plazo en la salud y el medio ambiente por la exposición al combustible para aviones.

En respuesta a las quejas públicas, el Distrito de Gestión de la Calidad del Aire de la Costa Sur envió un inspector para estudiar la calidad del aire en el vecindario esta semana y el viernes emitió un aviso por el incidente a Delta, dijo Bradley Whitaker, portavoz de la agencia.

Estos avisos pueden dar lugar a sanciones civiles. En algunos casos, la compañía puede optar por implementar medidas voluntarias para reducir las emisiones o prevenir violaciones adicionales. Si no se llega a un acuerdo, la agencia podría iniciar una demanda civil, dijo Whitaker.

El equipo de materiales peligrosos del Departamento de Bomberos del Condado de Los Ángeles y el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles también han realizado pruebas de aire en varios lugares de la escuela.

Anuncio

La mayoría de los aviones comerciales queman combustible Jet A o Jet A1, que contienen una mezcla de hidrocarburos y son productos de queroseno.

“Las lecturas estuvieron consistentemente por debajo del límite de detección de químicos para combustible de aviones”, escribió en un correo electrónico el Dr. Cyrus Rangan, director del Programa de Epidemiología de Tóxicos del Departamento de Salud Pública de Los Ángeles.

“En este momento, los olores también se han disipado, lo que es consistente con las características químicas del combustible para aviones a base de queroseno, ya que se espera que se evapore”.

La Administración Federal de Aviación, que está investigando la caída de combustible, ha argumentado que la contaminación por vapores del combustible arrojado es insignificante en comparación con la polución de automóviles, camiones y fuentes industriales. Dado que es un hecho relativamente raro, la agencia sostiene que el vertido de combustible no tiene implicaciones ambientales importantes.

Aún así, el departamento de salud pública, el departamento de bomberos del condado, la Agencia de Protección Ambiental y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos continúan investigando en un esfuerzo por comprender mejor el alcance de la exposición y sus posibles impactos, dijeron las autoridades.

Mientras tanto, los funcionarios han advertido a las personas con huertos y árboles frutales que descarten cualquier producto.

Ha habido pocos estudios que analicen los efectos en la salud de la exposición a corto plazo al combustible para aviones, pero los expertos dicen que la evidencia indica que los síntomas resultantes de una sola exposición son temporales. Esos síntomas pueden incluir irritación de la piel y los ojos, dolores de cabeza, mareos e irritación respiratoria, según la Agencia de Protección de la Salud en el Reino Unido.

Anuncio

Las ratas que fueron alimentadas con queroseno en estudios que analizaron la exposición a largo plazo a los combustibles para aviones no mostraron aumento en los tumores. La Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer también concluyó que no había pruebas suficientes para clasificar el queroseno como carcinógeno humano.

Los estudios que analizan la exposición al combustible para aviones entre el personal militar sugieren que puede afectar el sistema nervioso, pero esa investigación involucró a personas que trabajaron constantemente alrededor del combustible durante largos períodos, dijo la Dra. Ulrike Luderer, directora del Centro de Salud Ocupacional y Ambiental en UC Irvine.

“La exposición en niños realmente no se ha estudiado”, indicó. “Es una situación tan inusual que no habría una población para estudiar. Aún así, es probable que no veamos impactos significativos a largo plazo”.

Los estudiantes que estuvieron expuestos al vapor de combustible el martes fueron enviados a casa con instrucciones de limpiarse con agua y jabón y de lavar bien la ropa que usaban en ese momento. El departamento de salud sugirió que las personas descartaran su ropa si el olor continuaba después de varios lavados.

Los equipos de limpieza de la aerolínea y el distrito escolar trabajaron durante la noche para lavar a presión las áreas al aire libre alrededor de los campos afectados. Mientras que algunos estudiantes regresaron a la escuela al día siguiente, varios padres mantuvieron a sus hijos en casa por un día adicional sólo para estar seguros, dijo Delia Valadez, quien tiene hijos en Park Avenue Elementary.

Valadez envió a sus dos hijos, de 7 y 11 años, de regreso a la escuela el miércoles, pero ella cuestionó su decisión después de que los maestros enviaron a su hijo mayor a casa con los ojos muy irritados.

Anuncio

Valadez consideró que se sintió más segura el jueves que cuando corrió al campus para recoger a sus hijos dos días antes. Aún así, sus preocupaciones no habían desaparecido por completo.

“Voy a estar vigilando a mis muchachos”, dijo.

Las transmisiones de radio entre el piloto Delta y los controladores de tráfico aéreo, obtenidas por el Times esta semana, han planteado más preguntas sobre por qué el piloto arrojó combustible sobre una franja tan grande de vecindarios poblados.

Los reguladores federales han dicho que el vertido de combustible debería ocurrir en áreas remotas. Y mientras el avión estaba dentro de las pautas de la Administración Federal de Aviación cuando dejó caer el combustible, los expertos señalaron que la mejor práctica es descargar a una elevación más alta para que el líquido se disipe antes de tocar el suelo.

Poco después de que el piloto informara problemas con el motor derecho del avión, a pocos minutos del vuelo con destino a Shanghai, un controlador de tráfico aéreo le preguntó si necesitaba descargar combustible. El piloto respondió que no, pero unos 20 minutos después, lanzó combustible sobre Cudahy y las comunidades vecinas mientras volaba a unos 2.300 pies.

El representante de Delta, Adrian Gee, declaró que el piloto se vio obligado a descargar combustible sobre el área urbana para reducir el peso del avión antes de su aterrizaje de emergencia.

Cuando un avión se ve obligado a regresar después del despegue, el peso de una carga completa de combustible conlleva el riesgo de dañar el avión y potencialmente causar problemas de seguridad durante el aterrizaje, dijo Thomas Anthony, director del programa de seguridad y aviación de la USC y ex Investigador de la FAA.

Incluso si no hay daños, señaló Anthony, la mayoría de las aerolíneas intentan evitar aterrizar con sobrepeso porque la situación los obligaría a inspeccionar el avión, lo que lo dejaría fuera de servicio.

“En un caso como este, si el avión aterriza lleno de gasolina, debe aplicar los descansos rápidamente y podría reventar un neumático”, indicó Anthony. “Eso crea un potencial para el fuego. Es un equilibrio de riesgos”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

CARSON.- En las últimas horas, reportes en Argentina y España han afirmado que Guillermo Barros Schelotto, entrenador del Galaxy, mostró interés en la posibilidad de que su compatriota Lionel Messi se pudiera unir al equipo galáctico en un futuro.
Los demócratas (85%) siguen apoyando ampliamente la destitución y la remoción, mientras que un pequeño porcentaje de republicanos, 5%, está de acuerdo.
El Departamento de Estado procesará solicitudes de pasaporte este sábado y domingo en el Centro de Convenciones


Anuncio