Anuncio
Share

El condado de L.A. reporta nuevos casos de coronavirus diseminados en la comunidad, con un total de 198 casos en el estado

Referees Marc Davis, Justin Van Duyne at the Kings-Pelicans game, which was postponed.
Los árbitros de la NBA Marc Davis, a la izquierda, y Justin Van Duyne esperan en la línea de banda antes de que el partido de los New Orleans Pelicans-Sacramento Kings en Sacramento fuera suspendido el miércoles.
(Ezra Shaw / Getty Images)

Los casos de Coronavirus continuaron aumentando a lo largo de California, luego de que varios condados informaron de nuevos casos el jueves y de que Disneylandia tomara medidas sin precedentes para cerrar el parque temático durante el resto del mes.

El condado de Los Ángeles confirmó tres nuevos casos, según las autoridades sanitarias. Dos de los tres tienen una fuente de exposición no identificada, una prueba más de la propagación en la comunidad. El tercer nuevo caso fue el de una persona expuesta por un contacto cercano que dio positivo tras asistir a una conferencia en Washington, D.C. Uno de los pacientes está hospitalizado.

Con estas adiciones, el número total de casos en el condado de L.A. asciende a 32, que incluyen cuatro casos en Long Beach y un caso en Pasadena.

California ha registrado 198 casos del nuevo coronavirus hasta el jueves, frente a los 177 del día anterior, anunció el gobernador Gavin Newsom.

Anuncio

Los funcionarios de California están pidiendo la cancelación de todos los eventos con 250 o más personas para frenar la propagación del coronavirus, una decisión que llegó horas después de una nueva prohibición federal de viajes y la suspensión de la temporada de la NBA.

En respuesta a la orden del gobernador, Disneylandia anunció que cerrará su parque temático de Anaheim y California Adventure, desde el sábado hasta finales de mes. Los hoteles de Disneylandia Resort permanecerán abiertos hasta el lunes y reembolsarán las reservas de hotel durante el cierre.

Las recomendaciones tienen el potencial de tocar virtualmente todos los rincones de la vida social en todo el estado: reuniones comunitarias, eventos deportivos y hasta representaciones teatrales escolares.

La medida se produce al tiempo de que el presidente Trump suspendió los viajes desde Europa, ya que el coronavirus continuó su propagación por todo el mundo el miércoles, reclamando su primera vida en el condado de Los Ángeles y causando que la Organización Mundial de la Salud se refiriera al brote como una pandemia.

Anuncio

Esta es la primera pandemia causada por un coronavirus. El médico de enfermedades infecciosas Timothy Brewer de UCLA compara el nuevo coronavirus con otras pandemias, como la H1N1, MERS, SARS y la gripe.

La nueva política del Departamento de Salud Pública de California, que estará en vigor al menos hasta marzo, marca la primera vez que el estado ha emitido una solicitud para que todos los residentes de California adopten las llamadas medidas de “distanciamiento social” y representa un nuevo sentido de urgencia en el enfoque de la administración para combatir el virus.

“Cambiar nuestras acciones por un corto período salvará la vida de una o más personas que conoces”, manifestó Newsom en un comunicado. “Esa es la elección que tenemos ante nosotros. Cada uno de nosotros tiene un poder extraordinario para frenar la propagación de esta enfermedad. No celebrar ese concierto o evento comunitario puede tener efectos en cascada: salvar docenas de vidas y preservar recursos sanitarios críticos que su familia puede necesitar dentro de un mes. Las personas en nuestras vidas que están en mayor riesgo - los ancianos y aquellos con condiciones de salud subyacentes - dependen de que todos nosotros tomemos la decisión correcta”.

Como resultado, el Departamento de Policía de Los Ángeles pospondrá su ceremonia de graduación de nuevos oficiales, que estaba programada para esta semana en la Academia de Policía de Los Ángeles, para evitar una gran reunión según los funcionarios. Tal graduación normalmente atrae a 300 personas a las instalaciones de entrenamiento cerca del estadio de los Dodgers.

Anuncio

También se aconseja a las personas que eviten las comidas en común, las reuniones o encuentros con más de 50 asistentes y todos los viajes no esenciales, tanto internacionales como nacionales, indicó el jueves en una conferencia de prensa la Dra. Bárbara Ferrer, directora del Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles. Las personas inmunocomprometidas, embarazadas o de edad avanzada deben considerar evitar las reuniones de hasta diez individuos, dijo.

Los que toman el transporte público deben lavarse las manos antes de subir al autobús o al tren y después de llegar a su destino, y las personas deben tener cuidado de limpiar el equipo de gimnasia y lavarse las manos antes y después de hacer ejercicio, indicó. Las clases de gimnasia en grupo en las que la gente no pueda estar a una distancia de seis pies deben evitarse por completo, manifestó.

“No estamos en el punto de cerrar el total de actividades para todos”, dijo Ferrer. “Pero estamos a punto de decir que sabes quién eres. Sabes cuánto puedes ayudar en este momento. Hemos pedido la ayuda de todos y eso significa modificar casi cualquier cosa que haces fuera de tu casa cada día”.

Frente a dos brotes de coronavirus en sus barcos y la creciente presión del gobierno, Princess Cruises anunció el jueves que suspendería todas las operaciones de sus viajes de vacaciones durante 60 días.

Anuncio

La noticia llega cuando las autoridades federales y estatales emprenden una operación masiva para desembarcar a 3.500 pasajeros del Grand Princess, varios de ellos infectados por el virus, y trasladarlos a los sitios de cuarentena, principalmente en las bases militares de Estados Unidos.

Y en un anuncio que llevó la crisis de salud pública a Hollywood, Tom Hanks y su esposa Rita Wilson dijeron que habían dado positivo para el virus.

“Hola, amigos”, dijo Hanks en un comunicado. “Rita y yo estamos aquí en Australia. Nos sentimos un poco cansados, como si estuviéramos resfriados, y con algunos dolores en el cuerpo. Rita tenía algunos escalofríos que iban y venían. Y fiebres leves también. Para hacer las cosas bien, como se necesita en el mundo ahora mismo, nos hicieron pruebas para el coronavirus y resultaron positivas”.

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, anunció el jueves medidas drásticas para tratar de limitar la propagación del virus. Garcetti manifestó que todos los departamentos de la ciudad recibieron la orden de posponer o cancelar los eventos y reuniones públicas que se espera que atraigan a 50 o más personas. También pidió la prohibición de cualquier evento público y conferencias en propiedades de la ciudad con 50 o más personas.

Anuncio

Manifestó, además, que estaban estrictamente prohibidos los visitantes en el Ayuntamiento.

“Estamos cerrando el Ayuntamiento a todos los empleados que no sean de la ciudad”. A los invitados, sin embargo, se les permitirá asistir a las reuniones del Consejo de la Ciudad, señaló.

La directiva hizo que el Observatorio Griffith cerrara a partir del viernes. La atracción turística típicamente recibe alrededor de 4.000 visitantes al día, por lo que limitar ese número a 50 “no tiene sentido”, dijo el Director General del Departamento de Recreación y Parques, Mike Shull. “Simplemente es más seguro cerrarlo”.

El zoológico de Los Ángeles también cerrará al público a partir del viernes. Los empleados continuarán reportándose al trabajo para cuidar de los animales. Se espera que el cierre dure hasta el 31 de marzo.

Anuncio

Los funcionarios de la ciudad de Pasadena anunciaron que cancelarán todos los eventos y actividades “no esenciales” patrocinados por la ciudad hasta nuevo aviso.

Los eventos y actividades no esenciales generalmente incluirían eventos y clases recreativas; eventos del censo, Academia de Policía de la Comunidad, Academia de Seguridad Infantil, actividad del centro PALS, eventos educativos y culturales, y excursiones de la comunidad. Pasadena no está dirigiendo la cancelación de ningún evento o actividad patrocinada por terceros, aunque la ciudad se está acercando a los coordinadores y proporcionando las directrices actuales del Departamento de Salud Pública de California en relación con las reuniones masivas.

Tres ayudantes del sheriff del condado de Los Ángeles y cinco miembros del personal del Departamento de Bomberos del condado de Los Ángeles están ahora en cuarentena después de responder a una llamada del lunes a Walnut para atender a una mujer que más tarde murió de coronavirus, dijo el jueves el sheriff Alex Villanueva.

La mujer fue llevada en ambulancia al Pomona Valley Hospital Medical Center en pleno paro cardíaco, reveló el hospital en un comunicado de prensa. Después de llegar al hospital, fue puesta en aislamiento pero murió poco después, informaron las autoridades.

Anuncio

“Nuestro personal altamente capacitado siguió todos los protocolos de control de infección apropiados y tomó todas las precauciones en la atención de esta paciente, que trágicamente sucumbió debido a sus complicaciones”, señaló en una declaración el Dr. Daniel Gluckstein, director médico de enfermedades infecciosas del hospital. “Extendemos nuestras más profundas condolencias a la familia”.

El hospital ha identificado a todo el personal que estuvo en contacto con la paciente y está siguiendo las directrices emitidas por el departamento de salud pública del Condado en relación con la exposición de los trabajadores de la salud, según el comunicado de prensa.

El condado de Tulare anunció su primer caso el miércoles por la noche.

Karen Elliott, directora de salud pública del condado de Tulare, expuso en una conferencia de prensa que la persona infectada fue examinada en el Centro Médico Sierra View en Porterville y que se le mantuvo aislada en su casa. La persona estaba en condición estable, “y esperamos una rápida recuperación”, dijo Elliott.

Anuncio

“El individuo no se encuentra dentro de una población vulnerable”, señaló. Los funcionarios de salud creen que la persona contrajo el virus fuera del Condado, manifestó.

El condado de Riverside también anunció un caso adicional del virus adquirido localmente, lo que eleva a ocho el número total de casos confirmados allí.

El jueves se anunció que un bombero de San José había dado positivo y podría haber expuesto a otros bomberos, reveló el gerente de la ciudad David Sykes.

Para el jueves por la tarde, cuatro bomberos habían dado positivo, dijo Sean Kaldor, presidente del IAFF Local 230, que representa a los bomberos de San José. Trabajaron en diferentes estaciones, en distintos turnos, desempeñando diversas funciones, detalló.

Anuncio

“En cuanto a cómo se expusieron, el desafío con COVID-19 es que está comenzando a prevalecer en nuestra comunidad”, declaró. “Así que cualquier paciente, cualquier llamada, en cualquier momento podría ser sintomático de ello”.

Otros dos bomberos de San José estaban esperando los resultados después de ser examinados para detectar el coronavirus, y un total de 77 se encontraban de permiso para ver si desarrollaban síntomas, expuso Kaldor.

El condado de Contra Costa reportó un total de 16 casos, luego de haber informado 10 el día anterior.

Y San Francisco informó de 18 casos, frente a los 14 del miércoles.

Anuncio

La senadora Dianne Feinstein dijo que estaba cerrando sus oficinas en California y considerando cerrar su oficina en Washington por el coronavirus.

Manifestó que a los demócratas del Senado se les aconsejó en una reunión de sanidad que cerraran sus oficinas.

Mientras tanto, San Francisco y Seattle anunciaron la prohibición de grandes reuniones, y un creciente número de universidades empezaron a impartir clases en línea. En una señal de lo surrealista que parece ser la alteración de la vida americana, los torneos de la NCAA de baloncesto masculino y femenino se jugarán en arenas vacías.

“Esta es la primera pandemia causada por un coronavirus”, declaró el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. “Hemos hecho sonar la campana de alarma alto y claro”.

Anuncio

En un discurso televisado a la nación el miércoles por la noche, Trump impuso nuevas y estrictas restricciones, prohibiendo a los extranjeros que viajan desde Europa entrar en el país durante 30 días, a partir del viernes. La prohibición no incluye al Reino Unido y no afecta a los viajes de los ciudadanos de EE.UU, residentes permanentes o familiares directos de ciudadanos estadounidenses.

Se aplica a cualquier ciudadano extranjero que haya estado en Europa durante los 14 días anteriores a su llegada a EE.UU.

“La Unión Europea no tomó las mismas precauciones” que Estados Unidos al prohibir los viajes desde China, señaló, alegando que la enfermedad fue “sembrada en EE.UU por viajeros de Europa”.

Trump dijo que estaba instruyendo a la Administración de Pequeñas Empresas para que proporcionara nuevos préstamos a bajo interés para algunas compañías afectadas por el brote y pidió al Congreso que aprobara 50.000 millones de dólares de financiación adicional para ese fin. Y solicitó al Congreso de nuevo que aprobara el alivio de impuestos de nómina, una propuesta que ninguno de los partidos en el Capitolio ha favorecido.

Anuncio

“Este es el esfuerzo más agresivo y completo para enfrentar un virus extranjero en la historia moderna”, declaró Trump. “Confío en que al continuar tomando estas duras medidas, reduciremos significativamente la amenaza a nuestros ciudadanos, y rápidamente derrotaremos este virus”.

El anuncio de la NBA vino después de que un jugador de los Utah Jazz diera positivo en el coronavirus. En una escena extraña, el partido en Oklahoma City entre los Thunder y los Jazz se retrasó segundos antes del aviso y se canceló minutos después.

“La NBA anunció que un jugador de los Utah Jazz ha dado positivo para COVID-19", manifestó la liga en un comunicado. “El resultado de la prueba se informó poco antes del aviso del partido de esta noche entre los Jazz y los Oklahoma City Thunder en el Chesapeake Energy Arena. En ese momento, el partido fue cancelado. El jugador afectado no estaba en la arena”.

Mientras tanto, los funcionarios de salud del condado de Los Ángeles siguieron instando a la gente -en particular a los residentes de más edad, las mujeres embarazadas y las personas con problemas de salud subyacentes- a que fueran cautelosos con las grandes multitudes o las evitaran por completo, pero dijeron que el número de casos todavía no justificaba el cierre de escuelas o estadios.

Anuncio

“Llegaremos a un punto, desafortunadamente, aquí en el condado de Los Ángeles, en el que pediremos que se cancelen los eventos”, reconoció Bárbara Ferrer, directora del Departamento de Salud Pública del condado de Los Ángeles. “Pero aún no hemos llegado a ese punto”.

La persona que falleció era una mujer mayor de 60 años que tenía problemas de salud subyacentes y que estaba visitando el condado de Los Ángeles después de un viaje extenso durante el último mes, incluyendo una larga estancia en Corea del Sur.

“Poco después de ser hospitalizada, lamentablemente falleció", manifestó Ferrer.

Nueve nuevos casos confirmados el miércoles elevaron el total a 29 en el Condado, informaron los funcionarios, lo que refleja la mínima cantidad de pruebas realizadas hasta ahora. Ferrer añadió que uno de los nuevos casos provenía de la propagación comunitaria y que el contagio no sólo se encuentra en unos pocos sitios sino que “está disperso por todo el Condado”.

Anuncio

“Si eres una persona mayor y tienes problemas de salud subyacentes o tienes un sistema inmunológico muy comprometido, o eres una mujer embarazada o estás envejeciendo, este es el momento de evitar todos los viajes no esenciales, es el tiempo de dejar de ir a eventos donde hay grandes grupos de personas reunidas, es momento de dejar de ir al teatro, a conciertos o eventos deportivos”, expuso Ferrer.

Newsom dijo el martes que miles de residentes de California pueden haber estado expuestos al virus. Estados Unidos ha superado los 1.300 casos de coronavirus, la mayoría en el estado de Washington, Nueva York y California, donde el Departamento de Salud Pública reportó un total de 198 casos positivos.

Para el martes por la noche, 1.452 pasajeros habían sido transferidos desde el crucero Grand Princess para ser puestos en cuarentena en las bases de la Fuerza Aérea o ser trasladados a sus países de origen. El miércoles, los funcionarios siguieron permitiendo a los pasajeros abandonar el barco, en el que al menos 21 individuos habían dado positivo por el coronavirus. Ese mismo día, los funcionarios anunciaron que 120 personas que mostraban signos de enfermedad serían puestas en cuarentena por separado en un hotel que, por lo demás, estaba vacío.

Los crecientes efectos secundarios del virus podían verse en todo el país: vagones del metro vacíos, calles tranquilas, un importante rodeo en Houston cancelado, giras al Capitolio en Washington detenidas, y el promedio industrial del Dow Jones entrando en territorio de pérdidas después de un mercado a la alza de 11 años.

Anuncio

En el estado de Washington, el gobernador Jay Inslee prohibió los eventos que involucren cualquier reunión de más de 250 personas en el área metropolitana de Seattle - ya sea una iglesia dominical, una boda, un concierto o una recaudación de fondos políticos. La prohibición no se extiende a los aeropuertos, tiendas de comestibles o sistemas de transporte como autobuses y ferries.

El gran enigma al que se enfrentan los funcionarios públicos es si cerrar los sistemas escolares.

Seattle anunció planes para cerrar sus escuelas públicas por dos semanas a partir del jueves.

Pero los condados de Los Ángeles, Santa Clara y San Francisco están manteniendo estos cierres, al menos por ahora.

Anuncio

“En los niños, la enfermedad ha sido muy leve”, dijo el Dr. Grant Colfax, funcionario de salud de San Francisco, y añadió que no mostraban señales de enfermedad física o experimentaban síntomas leves similares a los de la gripe.

En un estudio de casi 45.000 casos de coronavirus confirmados en laboratorio, nadie menor de 10 años había muerto a causa del virus.

Colfax y otros expertos en salud plantean la posibilidad de que el cierre de las escuelas pueda en realidad causar más muertes, ya que muchos de esos niños deben quedarse en casa con cuidadores ancianos que tienen muchas más probabilidades de sucumbir a la enfermedad.

El condado de Santa Clara, que tiene el mayor brote del estado con 48 casos confirmados, mantiene sus escuelas abiertas por ahora. Pero otras están cerrando. En el suburbio de Elk Grove, en Sacramento, las escuelas públicas cerraron después de que dos familiares de estudiantes de varios campus dieran positivo en las pruebas de coronavirus.

Anuncio

Los funcionarios de salud del condado de Sacramento anunciaron el martes que un residente de un centro de ancianos de Elk Grove se había convertido en la primera víctima mortal del Condado por COVID-19.

La mujer, de 90 años, estaba entre los 140 pacientes del centro.

El Dr. Peter Beilenson, director de salud del condado de Sacramento, dijo que otros residentes del centro de Elk Grove estaban ahora sujetos a medidas de protección especiales, incluyendo la entrega de comidas en las habitaciones y no se les permitía congregarse en las áreas comunes.

Expuso que el Condado estaba cambiando su objetivo de tratar de mantener el virus contenido a simplemente frenar su propagación.

Anuncio

Ese es también el enfoque de la Organización Mundial de la Salud.

“Incluso aquellos países con transmisión comunitaria o grupos más grandes pueden cambiar la ola de este virus”, señaló Tedros, el director general de la OMS.

Expuso que el hecho de que su agencia llame a la enfermedad una pandemia - una palabra que muchos expertos han estado usando durante semanas - no cambia la necesidad de respuestas más agresivas de los gobiernos.

“La OMS ha estado evaluando este brote las 24 horas del día, y nos encontramos profundamente preocupados tanto por los alarmantes niveles de propagación y gravedad como por los inquietantes niveles de inacción”, aseveró Tedros.

Anuncio

El brote de coronavirus ha enfermado ya a por lo menos 127.000 personas en seis continentes y ha causado más de 4.700 muertes.

El objetivo ahora es atender las inevitables infecciones para que el sistema de salud no se vea abrumado por los pacientes.

Los funcionarios de salud pública tienen un nombre para esto: reducir la curva.

Si se deja solo, el virus correría a través de la población, y el número de casos se dispararía hasta el cielo y luego caería, semejando la forma del pico de una montaña. Pero con medidas de contención, la curva puede ser aplastada en una amplia meseta.

Anuncio

El brote tardaría más tiempo en seguir su curso. Pero si la estrategia funciona, el número de personas que están enfermas en un momento dado se reducirá en gran medida.

Idealmente, caería por debajo del umbral que inundaría hospitales, clínicas de atención urgente y consultorios médicos. Por eso los funcionarios de salud pública continuarán el trabajo intensivo de registro y seguimiento de nuevas infecciones, asegurándose de que los individuos contagiados se queden en casa y vigilando las fronteras contra la llegada de nuevos casos.

En cierto modo, la mitigación es sólo la contención a mayor escala. En lugar de centrarse en un solo individuo infectado, los funcionarios se centran en grupos de personas contagiadas.

Edificios, manzanas de la ciudad o barrios enteros pueden ser identificados como infectados, y luego amurallados. Por eso el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, envió a la Guardia Nacional a la zona suburbana de Nueva Rochelle para imponer una “zona de contención” alrededor de una comunidad con más de 100 residentes infectados.

Anuncio

Incluso cuando las infecciones son inevitables, impedir su propagación inmediata aumentará las posibilidades de que un tratamiento esté disponible en el momento en que un paciente lo necesite. Algunos podrían inclusive beneficiarse de una vacuna contra el coronavirus, aunque falta casi un año para eso, en el mejor de los casos.

“Lo que tenemos que hacer ahora mismo es ponerle fin a esta epidemia, aplanar la curva de infección y ganar tiempo para vacunarnos”, indicó Lawrence Gostin de la Universidad de Georgetown, experto en leyes de salud pública.

Los escritores del Times Jennifer Haberkorn y Noah Bierman en Washington, Rong-Gong Lin II en San Francisco, Anita Chabria, Taryn Luna y John Myers en Sacramento, Melissa Healy en Nueva York y Josh Rottenberg, Dan Woike y Soumya Karlamangla en Los Ángeles contribuyeron a este informe.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio