Anuncio

Arrestan a personas que no acatan orden de ‘permanecer en casa’. California toma medidas más enérgicas

Law enforcement moves to arrest a paddle boarder off Malibu Pier.
Un hombre que navegaba cerca del muelle de Malibú fue arrestado el jueves bajo sospecha de desobedecer a los socorristas y violar la orden de quedarse en casa del gobernador Gavin Newsom.
(Los Angeles County Sheriff’s Department )

Las autoridades comienzan a tomar medidas enérgicas contra los que no cumplen la ordenanza de quedarse en casa.

Mientras los funcionarios de California intentan desesperadamente mantener a las personas en casa para frenar la propagación del coronavirus, las autoridades comienzan a tomar medidas enérgicas contra los que no cumplen la ordenanza.

Los operativos se han intensificado en los últimos días, los negocios no esenciales que se niegan a cerrar y las personas que desafían las órdenes de mantenerse fuera de las aguas del mar se encuentran en la mira.

Los fiscales de Los Ángeles presentaron cargos penales contra dos tiendas de puros, una zapatería y un minorista de productos electrónicos con descuento, acusándolos de negarse a cerrar a pesar de las órdenes impuestas para combatir el coronavirus.

Es la primera vez que la ciudad presenta cargos por violaciones a la orden que requiere que las empresas consideradas no esenciales cierren sus puertas para frenar la propagación del coronavirus.

Anuncio

Una persona usando un “paddleboard” fue arrestada después de ignorar las órdenes de los socorristas de salir del océano cerca del muelle de Malibú a pesar del cierre de la playa. Los socorristas del Condado que patrullaban la orilla en bote intentaron que el hombre se dirigiera a tierra.

A pesar de las repetidas órdenes de salir del agua, el hombre continuó su práctica durante al menos 30 minutos. Los salvavidas eventualmente llamaron a los agentes del sheriff del condado de Los Ángeles que acudieron en barco para auxiliarlos.

Un surfista en Manhattan Beach recibió una multa de $1,000 el fin de semana pasado después de que la policía y los socorristas lo acusaron de ignorar las advertencias de no meterse en el agua. No está claro cuántas personas en la región han sido arrestadas por violar la orden del gobernador.

Anuncio

Salud

El fiscal de la ciudad, Mike Feuer, dijo que las cuatro tiendas se consideraron negocios no esenciales bajo la orden ejecutiva del alcalde Eric Garcetti.

“La orden del alcalde es clara: sólo las empresas esenciales, como los proveedores de atención médica, las organizaciones que atienden a poblaciones vulnerables y las tiendas de comestibles, pueden permanecer abiertas durante la emergencia de COVID-19", señaló Feuer.

“Todos estamos más seguros en casa. Las empresas no esenciales que permanecen abiertas en este momento ponen en peligro la salud y la seguridad públicas, y mi oficina está comprometida a hacer cumplir enérgicamente la orden del alcalde”.

Anuncio

Garcetti dijo que las tiendas estaban poniendo vidas en riesgo. En una tienda, un propietario les respondió a los agentes de policía: "‘¡Olvídenlo!’, probablemente no en palabras bonitas, “‘no lo vamos a cerrar’”, reveló el alcalde.

“Queremos que las personas sepan que nos tomamos en serio esto, que las empresas que lo violen flagrantemente se cerrarán a corto plazo y también serán procesadas a mediano plazo”, expuso Garcetti.

La oficina de Feuer identificó los negocios acusados como Business Discount Electronics, 556 S. Broadway; Hot Box Smoke Shop, 9115 S. Western Ave.; DTLA Smoke Shop, 223½ W. 6th St.; y Brother Shoes, 818 W. Slauson Ave., Unidad B. Estos negocios no respondieron a las llamadas del Times el viernes.

Anuncio

Los funcionarios de la ciudad liderados por Garcetti han estado advirtiendo desde la semana pasada que procesarán a aquellos negocios no esenciales que aún están abiertos. El alcalde anunció que el Departamento de Agua y Energía cortaría el servicio a las instalaciones de negocios que incumplieran la orden.

Las autoridades de San Diego también prometen tomar medidas enérgicas.

“Creo que los días de tratar de obtener el cumplimiento voluntario realmente han terminado”, dijo Bill Gore, alguacil del condado de San Diego. “El mensaje se enviará a toda la seguridad pública en el Condado y comenzaremos a emitir citaciones por violaciones del orden público y la orden ejecutiva del gobernador”.

Gore señaló que la pena máxima por violar la orden es una multa de $1,000 y hasta seis meses de cárcel.

Anuncio

Los agentes y policías del sheriff en ciudades de todo el Condado pueden llevar a cabo la aplicación, apuntó.

Las agencias de aplicación de la ley dependerán de los informes del público sobre los infractores, pero no deben llamar al 911. En su lugar, se les pide que llamen al número que no es de emergencia de la agencia de aplicación de la ley en su jurisdicción o que completen un formulario que se publicará en línea a partir del 4 de abril.

Bajo un puente muy concurrido en el centro de Hong Kong, las mujeres de los santuarios tradicionales usan pantuflas y ladrillos para alejar la mala suerte de los disturbios políticos, el declive económico y el coronavirus.

“Si ve una violación de la orden, infórmela”, indicó el supervisor del condado de San Diego, Greg Cox, en la conferencia de prensa del jueves.

Anuncio

Los funcionarios de salud dijeron que el distanciamiento social es esencial para desacelerar el virus y mostrar algunos signos tempranos de éxito.

Bárbara Ferrer, directora del Departamento de Salud Pública del condado de Los Ángeles, dijo que el Condado debería esperar ver 1,000 nuevos casos de coronavirus al día en las próximas semanas y que la clave para mantener manejable la tasa de propagación es que el público permanezca en gran medida en casa.

“Las próximas semanas serán de importancia crítica, porque veremos más casos de personas que son positivas con COVID-19, pero esperamos que la tasa de aumento continúe siendo manejable y que no abrumemos nuestro sistema de salud”, manifestó.

El hecho de que el incremento siga siendo manejable, apuntó Ferrer, depende de qué tan bien los residentes cumplan con las pautas de lavarse las manos con frecuencia, quedarse en casa tanto como sea posible, permanecer a seis pies de distancia de los demás al salir de la casa o evitar salir por completo si tienen 65 años, se siente enfermo o tiene problemas de salud subyacentes.

Anuncio

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio