Anuncio

La indignación por el asesinato de George Floyd eleva el clamor de justicia por Breonna Taylor

Una obra de arte para una campaña en busca de justicia para Breonna Taylor, asesinada por la policía en Kentucky.
Una obra de arte para una campaña en busca de justicia en nombre de Breonna Taylor, asesinada por la policía en Louisville, Kentucky.
(Courtesy Cate Young)

En un día como hoy, nació la joven afroamericana Breonna Taylor, quien estaría cumpliendo este día 27 años, pero hace casi tres meses fue asesinada de ocho disparos en Kentucky, por lo que en las redes sociales se han volcado a demandar justicia por tratarse de otra víctima mortal de la brutalidad policial.

Tan solo ayer la familia despidió a George Floyd, el afroamericano asesinado en Minneapolis por un policía anglosajón, un caso que desató protestas en todo Estados Unidos y que pone en relieve los prejuicios raciales por parte de las agencias de la ley en contra de las comunidades de color.

Taylor nació el 5 de junio de 1993 en Grand Rapids, Michigan. Ella era un técnico médico certificado que tenía dos trabajos en hospitales en Louisville (Kentucky).

En los últimos años los abusos y crímenes en contra de comunidades de color han sido documentados en videos divulgados en las redes sociales

Anuncio

Tamika Palmer, madre de la joven asesinada, le dijo a The Louisville Courier Journal que Taylor era una mujer que adoraba a su familia por encima de todo y que había hecho planes para triunfar.

“Tenía todo un plan para convertirse en enfermera y comprar una casa y luego formar una familia. Breonna tenía la cabeza bien puesta y era una persona muy decente”, dijo Palmer. “Ella no merecía esto. Ella no era ese tipo de persona”, agregó en declaraciones a ese medio de Louisville.

Hace dos días, Bianca Austin, tía de Taylor, creó una cuenta en GoFundMe, con la meta de recaudar $500 mil y al momento se han recibido más de $300 mil para apoyar a la familia.

Bree, como la llamaban sus familiares y amigos, fue asesinada en su departamento en Louisville, Kentucky, el 13 de marzo anterior. La policía estaba investigando a dos personas sospechosas de vender drogas, pero según ha trascendido ninguna de ellas era Taylor.

“Todavía creo que este trágico asesinato de Breonna Taylor, en la santidad de su propia casa, es uno de los peores que he visto”, dijo a la prensa Benjamin Crump, abogado que lleva este caso y quien también representa a la familia de Ahmaud Arbery, otro caso de brutalidad policial ocurrido en Georgia.

Anuncio

“Ella no merecía morir de esta manera”, agregó el jurista.

De acuerdo al diario Washington Post, después de la medianoche del 13 de marzo la policía de Louisville entró a la fuerza a la casa de Breonna. El novio de Taylor, Kenneth Walker, se despertó y agarró su arma.

Según la policía, relató el citado diario, Walker les disparó, y los agentes le devolvieron una ráfaga de al menos 20 balas, ocho de ellas hirieron a Taylor, hasta causarle la muerte.

Anuncio

Dos meses después del crimen, la familia de la joven afroamericana presentó una demanda por homicidio culposo, alegando cargos de agresión, homicidio culposo, fuerza excesiva, negligencia y negligencia grave.

El 21 de mayo, la Agencia Federal de Investigaciones (FBI) de Louisville anunció que abriría una investigación sobre las circunstancias que rodearon su muerte.

En un cable de la agencia Associated Press (AP), Greg Fischer, alcalde de Louisville, dijo dos días después del crimen que tenía el compromiso en que se esclareciera el caso.

“Mi prioridad siempre es que la verdad salga a la luz”, dijo el alcalde citado por AP. “Podemos ser transparentes con la gente de nuestra ciudad. Y podemos y debemos hablar sobre la relación entre nuestra policía y nuestras comunidades de color: pasado, presente y futuro”.

Sin embargo, 84 días después, los tres oficiales involucrados en el crimen todavía están en licencia administrativa y a ninguno se le han impuesto cargos, según el diario Louisville Courier-Journal.

Anuncio

A raíz de las protestas por el asesinato de Floyd, la población también ha pedido justicia por Taylor. El pasado 26 de mayo, amigos y familiares de Breonna se pararon frente a la casa del alcalde Fisher, exigiendo que los policías involucrados sean arrestados, reportaron medios de comunicación,

Al mismo tiempo, según CNN, figuras como Janelle Monae y Bernice King han promovido una petición en el portal Change.org, pidiendo justicia por Taylor, en donde ya se acumulan más de 3.5 millones de firmas.

Entre el 2013 y 2019, según datos de Mappin Police Violence, más de 1.000 personas desarmadas murieron víctimas de policías y agencias de la ley. Alrededor de un tercio de ellos eran afroamericanos.

En un análisis del portal Usnews.com, se indica que alrededor del 17% de las personas afroamericanas que murieron como resultado de daños policiales estaban desarmados, una proporción mayor que cualquier otro grupo racial y aproximadamente 1.3 veces más que el promedio del 13%.


Anuncio