Anuncio

‘Ha recibido un disparo en la cabeza’: dos agentes luchan por sobrevivir tras el ataque de Compton

Detectives comb the scene where two L.A. County sheriff's deputies were shot Saturday in Compton, Calif.
Los detectives revisan el lugar donde dos agentes del sheriff del condado de Los Ángeles resultaron gravemente heridos en un ataque el sábado en Compton.
(Jason Armond / Los Angeles Times)

Dos agentes del condado de Los Ángeles se están recuperando después de recibir un disparo a quemarropa. ¿Cómo sobrevivieron?

Una gruesa capa de sangre cubría su camisa color canela, parte de su uniforme como agente del sheriff del condado de Los Ángeles. A la oficial le sangraba su rostro.

Minutos antes, ella y su compañero que trabajaba en la seguridad del sistema de tránsito estaban sentados en su patrulla en la estación de metro de Compton cuando un hombre armado se acercó y abrió fuego. Una bala atravesó la boca de la agente de 31 años y la alcanzó en los brazos. Su pareja masculina, de 24 años, resultó más gravemente herido, recibió un disparo en la cabeza, así como en el brazo y el hombro, según un video de la cámara de vigilancia del ataque y las entrevistas.

Pero la agente, madre de un niño de 6 años, logró salir de la patrulla y ayudar a su compañero a esconderse detrás de un pilar de concreto por seguridad, sin saber si el pistolero seguía en la zona.

Luego aplicó un torniquete en el brazo de su compañero, que sangraba profusamente.

Anuncio

El video muestra a su pareja colapsando al suelo, pero ella permaneció de pie, mirando al hombre que les disparó.

“Estos son unos agentes muy duros”, dijo el sheriff del condado de Los Ángeles, Alex Villaneuva.

Momentos después del tiroteo del sábado al atardecer, la agente pidió ayuda, tenía la boca tan lesionada que las palabras le salieron confusas.

“998 Compton Pax”, dijo, usando el código para un tiroteo en el que está involucrado un agente. “Compton Pax, agentes heridos”.

Anuncio

Una segunda voz, el oficial masculino, se escucha en la llamada de radio: “Ha recibido un disparo en la cabeza”.

Ambos oficiales entraron a cirugía el sábado por la noche y el domingo por la mañana. Se espera que se recuperen, pero probablemente requieran cirugías adicionales, informaron los funcionarios del Sheriff. Sus nombres no han sido publicados.

Catorce meses antes, en julio de 2019, los dos agentes cruzaron el escenario en East Los Angeles College y recibieron certificados como parte de la clase 437 de la academia.

Nota Roja

Anuncio

La clase de 67 reclutas reflejó el rico tapiz de culturas del condado de L.A. Cuatro nacieron fuera de Estados Unidos: en India, Corea del Sur, China y México. Un video de la graduación muestra a la oficial sonriendo mientras cruza el escenario entre los vítores de su familia.

Dentro del departamento, los colegas elogiaron las tácticas de los oficiales en respuesta al tiroteo.

El teniente del Sheriff Brandon Dean, quien lidera la investigación del tiroteo, dijo que tenía sentido que salieran del vehículo, donde eran vulnerables, y se mantuvieran en un lugar más seguro.

“Se movieron a una posición de ventaja”, señaló. Con un muro de hormigón detrás de ellos y pilares que los protegían mientras se agachaban.

Anuncio

Al momento de cubrirse detrás de la barrera de hormigón llegaron más oficiales quienes decidieron no esperar a los paramédicos, llevaron a los agentes heridos al Centro Médico St. Francis en Lynwood. El marido de la oficial corrió al hospital, al igual que la novia y los padres del otro agente.

El Departamento del Sheriff dijo inicialmente que ambos estaban luchando por sus vidas, y los rumores recorrieron el departamento de que uno había muerto. Pero después de las cirugías, quedó claro que se recuperarían.

Mientras tanto, continúa la búsqueda del pistolero. Los funcionarios no han identificado a un sospechoso ni han sugerido un motivo.

El lunes, Villanueva desafió a la estrella de Los Angeles Lakers, LeBron James, a duplicar una recompensa de $175.000 por información que conduzca al arresto del agresor. La recompensa creció en $25.000 debido a que la Autoridad de Transporte Metropolitano de Los Ángeles contribuyó al fondo para el arresto del tirador.

Anuncio

Al mismo tiempo, hubo un escrutinio creciente sobre la decisión de los oficiales de arrestar a una reportera de KPCC y LAist que estaba cubriendo una protesta fuera del hospital. El video mostró a la reportera, Josie Huang, inmovilizada por varios agentes. Huang recibió una citación por supuestamente obstruir a un oficial de paz.

El inspector del condado de Los Ángeles, general Max Huntsman, dijo el domingo que abrió una investigación sobre el arresto, así como de un incidente del viernes en el que los agentes obligaron a las personas a salir de un estacionamiento después de una conferencia de prensa de críticos del departamento.

“Esos dos incidentes nos preocupan porque los derechos de la Primera Enmienda son absolutamente críticos para el respeto del público y la aplicación de la ley”, manifestó. “Y por eso creemos que requiere una investigación inmediata”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio