Anuncio

Cervecerías, peluquerías y otros negocios afectados por la pandemia preparan cierres adicionales

Alan Cassell, copropietario de la Taberna del restaurante Vogue en Chula Vista, lleva las bebidas a una mesa.
Alan Cassell, copropietario de la Taberna del restaurante Vogue en Chula Vista, lleva bebidas a una mesa.
(Ariana Drehsler/For The San Diego Union-Tribune)

Restaurantes, hoteles, peluquerías y cervecerías de San Diego están molestos ante la perspectiva de nuevas restricciones impuestas en relación con COVID-19 anunciadas el jueves por el gobernador Gavin Newsom, en particular cuestionan los nuevos criterios regionales que se unen a los de Los Ángeles, Riverside y otros condados del sur de California con tasas de hospitalización más elevadas que San Diego.

Las empresas temen que el enfoque regional del estado para desencadenar duras órdenes de permanencia en casa “nos predisponga” para cierres que pueden tardar más tiempo en levantarse.

“Creo que la mayoría de la gente esperaba que se produjeran cierres en algún momento, pero a todos les sorprendió que nos incluyeran en una categoría más grande del sur de California en lugar de limitarse a San Diego”, dijo Kris Anacleto, presidente de la Asociación de Cerveceros de San Diego y gerente de la cervecería Booze Brothers en North County.

Salud

Anuncio

“Definitivamente durará más tiempo, aunque estemos en una mejor posición”, continuó. “Cuando el estado abrió el sistema de niveles de color, San Diego fue uno de los mejores condados. El hecho de que nos hayan puesto en la categoría con todos los demás es descorazonador”.

Bajo el nuevo criterio regional, el condado de San Diego es parte de un grupo de 11 jurisdicciones vecinas, que van desde el condado de San Luis Obispo hasta el condado de Imperial.

Los pedidos de estadía en casa se activan cuando la disponibilidad de camas de cuidados intensivos en la región cae por debajo del 15 por ciento.

Las restricciones durarían un mínimo de tres semanas, pero podrían ser más largas dependiendo del ritmo de las hospitalizaciones.

Anuncio

La disponibilidad actual de la UCI en la región del sur de California es del 20.6 por ciento, según el estado. Dado el reciente aumento de las hospitalizaciones por COVID-19, Newsom dijo que la región podría alcanzar el umbral del 15 por ciento en cuestión de días.

Si eso sucede, los negocios que operan en una capacidad limitada ahora deben cerrar, incluyendo salones de belleza/barberías, museos, zoológicos, parques infantiles, bodegas, bares/cervecerías y servicios de cuidado personal como manicuristas, entre otros.

Además, los minoristas y centros comerciales deben limitar las operaciones en interiores a una capacidad del 20 por ciento, en comparación con el 25 por ciento actual. Los hoteles solamente pueden atender a los trabajadores esenciales, no a los viajeros por placer. Los restaurantes se limitarían a la comida para llevar y a la entrega solamente. Los gimnasios podrían funcionar al aire libre.

Un cierre sería un duro golpe para los negocios y organizaciones ya azotados por la pandemia.

Anuncio

“Siendo esta la tercera ronda de ajustes, no sé cuánto más podremos soportar algunas cervecerías, o algunos de estos restaurantes o salones”, dijo Anacleto.

Joye Giammarinaro y su socio Raymond Baluyot, dueños de la peluquería B&G Studio en North Park, ya están en una situación difícil financieramente. Anteriormente habían decidido no renovar su contrato de arrendamiento en octubre. Ahora, puede que incluso tengan que rescindir el contrato de arrendamiento antes de tiempo —y arriesgarse a una acción legal de su propietario— si los cuatro estilistas restantes de la peluquería no pueden pagar el alquiler de la cabina.

“Estamos cansados”, dijo. “Esta ha sido una experiencia horrible para mí como propietaria de un negocio”.

Anuncio

Una campaña de GoFundMe comenzó en abril y recaudó casi 6000 dólares para el dúo, que abrió B&G Studio en 2017. Pero, para Giammarinaro, pedir otra ronda de donaciones sería demasiado embarazoso.

Eso la deja pensando en la vida después de su negocio. La estilista de 45 años de edad dijo que ha solicitado el ingreso a la universidad para estudiar contabilidad con la esperanza de conseguir una posición más segura en el futuro.

“El cabello siempre ha sido mi arte. El arte de mi vida”, dijo. “Siempre he sido una persona que ayuda a los demás. Esta es la única vez que he pedido ayuda”.

Bob Rauch, un antiguo operador de hoteles de San Diego, dijo que sus tres hoteles alcanzaron el 90 por ciento de ocupación a tasas de 170 dólares por noche durante las vacaciones del año pasado.

Anuncio

Este año, el Día de Acción de Gracias tuvo una ocupación del 50 por ciento a 100 dólares por noche, y la Navidad se ve igual de sombría.

Rauch ha reducido el personal para hacer frente a la pandemia. Con más restricciones en el horizonte, espera terminar el año con la mitad de empleados que el año anterior.

“No hay ningún negocio de grupo. No hay ningún negocio corporativo, y (Newsom) ha dicho efectivamente a los viajeros por placer, ‘No vayas’”, dijo Rauch, “Y puede que pronto diga que no puedes ir”.

Anuncio

El supervisor del condado de San Diego, Jim Desmond, dijo a última hora del jueves que estaba decepcionado de que las empresas volvieran a sentir el peso económico de los esfuerzos de cierre de California.

Dado que los profesionales médicos estatales y locales han dicho que el virus se ha extendido en la comunidad, no tiene sentido seguir apuntando a sectores empresariales específicos, dijo.

Desmond añadió que le complace que el estado utilice el número de camas de la UCI como medida. Sin embargo, le preocupa que el total de camas de la UCI esté ligado a todas las razones para estar allí —no solo al COVID— y que pueda terminar cerrando negocios por otras cosas, como cirugías.

“Desafortunadamente, está castigando a los negocios que no tienen un vínculo directo con la causa de que haya más camas en cuidados intensivos”, dijo.

Anuncio

Alan Cassell y Gonzalo Quintero, copropietarios de la Taberna del restaurante Vogue en la Tercera Avenida de Chula Vista, se compadecieron bebiendo cervezas sobre las nuevas órdenes inminentes. El restaurante instaló una cubierta de 10 mil dólares, de 150 pies cuadrados, en la parte superior de varios espacios de estacionamiento frente a su edificio, con cubiertas, calentadores y asientos socialmente distantes.

Cassell dijo que es frustrante estar agrupado con condados, como Riverside e Imperial, que no se han adaptado a las medidas de mitigación del coronavirus, tan bien como San Diego.

"(Newsom) nos puso en grupos para que no se pueda discutir: ahora somos parte del condado de Los Ángeles y somos parte de estos otros condados que no están ni cerca de ser tan fuertes estadísticamente como el condado de San Diego”, dijo Cassell. “Nos está poniendo como manzanas buenas con manzanas peores. Es frustrante”.

Anuncio

Cassell dijo que espera que el negocio baje entre un 50 y un 70 por ciento si se ordena el cierre regional.

Quintero, que también es concejal de National City, dijo que entiende y cree en la ciencia que hay detrás del virus, pero que las nuevas agrupaciones son un exceso.

“Soy demócrata, pero también soy un hombre de negocios y también creo en el gobierno pequeño”, dijo. “Estar agrupados con todos estos otros locales en conjunto: eso es un gobierno gigantesco”.

Anuncio

Quintero dijo que estaba frustrado porque el gobierno estatal sigue moviendo los objetivos de las empresas.

“Hemos hecho todo lo que podemos”, dijo. “El poco dinero que hemos ganado, lo hemos reinvertido en el negocio”.

Para Quintero, no es únicamente la pérdida potencial de clientes de restaurantes al aire libre en las próximas tres semanas lo que es preocupante, sino el efecto en la confianza del consumidor de un largo cierre una vez que se les permita volver a abrir.

“Especialmente en esta época del año, no creo que cualquiera pueda durar más de tres semanas”, dijo. “Para nosotros, estaremos bien, lo resolveremos, siempre se nos ocurrirá algo”.

Anuncio

Fox News abandonó el “justo y equilibrado” antes de que Donald Trump asumiera el cargo, pero su asalto a la verdad solo ha aumentado desde entonces. Y la difusión fue televisada.

Joe Biden ofreció una extensa reforma migratoria que allanaría el camino a la ciudadanía estadounidense a unos 11 millones de personas que están en Estados Unidos sin autorización

Abrumadas con los números récord de pacientes con COVID-19, cientos de unidades de cuidado intensivo de EEUU se quedan sin espacio y suministros, y compiten para contratar enfermeros temporales


Anuncio