Anuncio
Share

Uno de cada cuatro trabajadores de comida rápida ha contraído COVID-19 en la región de Los Ángeles

Expertos enfatizan la urgencia de implementar soluciones de políticas públicas para los trabajadores.
Expertos enfatizan la urgencia de implementar soluciones de políticas públicas que se adapten a las necesidades de los trabajadores.
(Christian K. Lee/Los Angeles Times)

A dos años de la pandemia, uno de cada cuatro trabajadores de comida rápida ha contraído COVID-19, por lo menos en la región angelina.

El sector de la comida rápida está conformado por casi 150.000 trabajadores de restaurantes en Los Ángeles, la gran mayoría de los cuales son mujeres y personas de color que han estado en la primera línea de la aplicación de los protocolos de seguridad de COVID-19.

No obstante, casi una cuarta parte de los trabajadores de comida rápida contrajeron COVID-19 en los últimos dieciocho meses, y sus empleadores notificaron a menos de la mitad después de haber estado expuestos al COVID-19, señala el Centro Laboral de UCLA en un reporte encargado por el Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles.

¿Qué comer si resultas positivo por COVID-19? Expertos en nutrición lo dicen

Asimismo, durante la pandemia de COVID-19, casi dos tercios de los trabajadores han sufrido robo de salario, y más de la mitad se han enfrentado a peligros para la salud y la seguridad en el lugar de empleo, lo que equivale a lesiones para el 43% de los trabajadores.

Anuncio

Los expertos enfatizan la urgencia de implementar soluciones por medio de políticas públicas, que se adapten a las necesidades de los trabajadores, luego de estas primeras revelaciones en la nación que proporcionan un retrato a profundidad del cumplimiento de seguridad.

Qué tomar después de dar positivo para COVID-19

“Más de la mitad de los trabajadores sintieron que los empleadores no abordaron sus necesidades después de hablar, y algunos incluso enfrentaron represalias por hacerlo”, dijo Tia Koonse, autora del informe y gerente de investigación legal y de políticas en el Centro Laboral de UCLA.

“Los protocolos de seguridad de COVID-19, como la licencia por enfermedad con goce de sueldo, reducen la incidencia de que los empleados del servicio de alimentos de primera línea trabajen mientras están enfermos, pero estas medidas han sido insuficientes en este sector. Solo el 47% de los trabajadores de comida rápida recibieron licencia por enfermedad con goce de sueldo cuando ellos o sus compañeros de empleo contrajeron el virus”, expuso.

¿Pueden los remedios caseros realmente ayudarlo a combatir el coronavirus? Ellos los consumieron y dieron sus resultados

El informe se basa en 417 encuestas y 15 entrevistas con trabajadores. Expertos sostienen que a pesar de laborar en puestos de primera línea durante la pandemia, muchos trabajadores de comida rápida no reciben las protecciones en el lugar de empleo a las que tienen derecho legalmente.

“Los trabajadores de comida rápida se han presentado todos los días de la pandemia de COVID-19, arriesgando nuestras vidas para mantener las tiendas abiertas y nuestras comunidades alimentadas”, dijo Angélica Hernández, trabajadora de McDonald’s en Los Ángeles.

Tribunales y propietarios continúan desalojando a las familias a pesar de las protecciones legales

“Las empresas para las que trabajamos nos han llamado esenciales, pero este informe muestra que piensan que somos desechables y que han decidido que mantenernos en condiciones inseguras e insalubres vale la pena para obtener mayores ganancias corporativas. Pero no nos quedaremos callados, mis compañeros de trabajo y yo continuaremos luchando por mejores condiciones laborales y una voz en el trabajo, para que nuestras familias y comunidades puedan sentirse seguras y prosperar”, sostuvo.

Los autores del informe enfatizan la urgencia de implementar soluciones por medio de políticas públicas que se adapten a las necesidades de los trabajadores de la comida rápida y fortalezcan su voz en esa industria. Esto incluye una mayor aplicación y cumplimiento de los protocolos COVID-19, así como las leyes laborales existentes.

La investigación Fast-Food Frontline: COVID-19 y condiciones de trabajo en Los Ángeles, se desarrolló en colaboración con el Centro Laboral de UC Berkeley, el Programa de Salud y Seguridad Laboral de UCLA y el Programa de Salud Laboral de UC Berkeley.

Para leer el informe completo visitar https://www.labor.ucla.edu/publication/fast-food-frontline-covid-19-and-working-conditions-in-los-angeles/


Anuncio