Anuncio
Share

‘Lo amamos y estamos esperando’: Madre hondureña busca a su hijo desaparecido en el sur de California

El joven hondureño José Antonio “Toñito” Velásquez fue visto por última vez el 27 de julio de 2022 en Thousand Oaks.
(Gloria Velásquez)

Han pasado 20 días desde que el joven hondureño José Antonio “Toñito” Velásquez fue visto por última vez. La familia y amigos se han movilizado a través de las redes sociales y entre la comunidad en el condado de Ventura para obtener información que permita dar con su paradero.

“Si alguien lo ha visto, que se comunique”, exhortó Rita Maldonado, madre del joven desaparecido.

“Siento que ya no puedo más”, agregó la acongojada mujer que viajó desde Virginia hasta Los Ángeles para sumarse a la búsqueda.

Anuncio

El oriundo de Jalapa elabora esculturas, arte en relieve, tallado en madera y pintura en acrílico sobre diferentes superficies

Velásquez, de 35 años, se estableció en Simi Valley en el 2016. Desde entonces, este oriundo de Tegucigalpa, laboraba como plomero. En octubre de 2021 obtuvo su licencia como contratista general, lo que le abrió nuevas ofertas de trabajo y le permitió moverse a su propio departamento en Camarillo.

“Mami, estoy contento con mi trabajo, estoy feliz, me va bien. Este ha sido mi sueño, lo encontré”, relató Maldonado las palabras que escuchó por el teléfono, cuando habló con su hijo a eso de la 1 pm el pasado 27 de julio. “Me ha salido bastante trabajo, cualquier rato compro un vuelo para irte a ver”.

Anuncio

En ese momento, el joven tenía solo dos días de haberse trasladado a Camarillo, pero la mudanza no la había terminado.

“Cuando quieras venir, ya tengo donde recibirte”, recordó Maldonado lo que le dijo su hijo, sin imaginar que desde ese día se interrumpiría la comunicación.

En un aviso de la Oficina del Sheriff del Condado de Ventura se describe a Velásquez como una persona hispana de 5’09” de estatura, 170 libras de peso, color de ojos cafés y pelo negro. El joven fue visto la última vez cerca de Janss Market Place, en la ciudad de Thousand Oaks, el 27 de julio anterior.

Anuncio

“No tenemos información nueva”, admitió Natalie Hernández, vocera de la agencia del Sheriff.

“Está perdido y seguimos buscándolo”, agregó la funcionaria.

Un niño mexicano nació con una pierna 11 pulgadas más corta que la otra. Una cirugía extraordinaria y un amigo inquebrantable le ayudaron a caminar por sí mismo.

Debido a su saturada agenda de trabajo, Velásquez hablaba por lo menos dos veces por semana con su madre.

Anuncio

Sin embargo, un amigo en California y un primo en Honduras notaron que “Toñito” no contestaba el celular. Eso les pareció extraño y se lo comunicaron a la familia. Esa noticia se propagó el sábado 30 de julio. Fue así como interpusieron la denuncia a las autoridades y comenzaron la búsqueda.

A través de diferentes fuentes, la familia ha podido confirmar que el 27 de julio en la noche, José Antonio se reunió con unos amigos en un bar, cerca de Janss Marker Place, ubicado en Thousand Oaks. Aunque el joven no es asiduo al alcohol, ese día se tomó una cerveza.

Al concluir la reunión, cada quien se subió a su auto y salió para su casa.

Anuncio

Las autoridades, entretanto, encontraron la van blanca de “Toñito” a 3.7 millas al noreste de donde fue visto por última vez. El vehículo de trabajo de Velásquez fue localizado el lunes 1 de agosto en la cuadra 1600 del boulevard Rancho Conejo, Thousand Oaks. Sin embargo, no se ha encontrado ninguna pista del paradero del joven.

“Si era un intento de robo es algo que se descarta, porque ahí estaban sus herramientas y el vehículo”, comentó Gloria Velásquez, tía del joven desaparecido.

Desde que su sobrino llegó a California, Gloria vivió siempre muy cerca de él. En auto se tardaba en llegar unos cinco minutos y por lo menos José Antonio la visitaba dos veces por semana.

Anuncio

“A él le gusta ir al gimnasio, jugar futbol y compartir con la familia. El pedacito de tiempo que tenía libre siempre estaba compartiendo con las primas”, rememoró la tía que en octubre de 2020 se movió de Simi Valley a Long Beach, pero siempre mantuvo la comunicación con su sobrino.

José Antonio dejó Honduras a la edad de 14 años, aproximadamente, lo que le permitió ampararse al programa federal Acción Diferidad para los Llegados en la Infancia (Daca). Si bien al principio llegó a Virginia, esta era la segunda vez que se movía a California porque tenía un sueño.

“Me había dicho que iba a ahorrar para comprarse su casita en Virginia, porque aquí las casas son muy caras”, confesó Maldonado.

Anuncio

En los días recientes, amigos y conocidos han realizado dos vigilias en el condado de Ventura. Han prendido velas y elevado plegarias, también han pegado hojas volantes en diferentes vecindarios.

Christine Latimer sufre de cáncer en la sangre. Sus familiares se movilizan para encontrar personas compatibles que deseen ser donantes

Anuncio

El próximo sábado, 20 de agosto, la familia hará otra vigilia. Van a apostarse a las 6 pm frente a la fuente de Janss Marketplace, centro comercial ubicado en el 275 N. Moorpark Rd East, en Thousand Oaks.

“El es súper cariñoso, amoroso, se preocupa por mí; él sabe que estoy sufriendo por él”, detalló la adolorida madre que busca a su “Toñito”.

“Pido que me ayuden a encontrarlo, por favor. A los amigos, si alguien sabe algo, se comuniquen lo más pronto posible. Lo amamos y lo estamos esperando”, insistió Maldonado.

Anuncio

Si alguien tiene información, puede comunicarse con el detective Jacobs, de la Oficina del Sheriff del Condado de Ventura, al teléfono: 805-384-4729.


Anuncio