Anuncio

California al límite por una implacable ola de calor

HUNTINGTON BEACH, CALIF. - SEP. 5, 2022. A surfer paddles out as the sun sets at Huntington Beach
Un surfista rema mientras el sol se pone en Huntington Beach.
(Luis Sinco/Los Angeles Times)
Share

Una ola de calor que ha batido récords de temperatura estuvo a punto afectar la sobrecargada red eléctrica de California el martes por la noche, llevándola al borde de los apagones, pero evitando por poco la pérdida generalizada de energía.

Pero esos extremos no hacen justicia a lo que se perfila como la ola de calor de septiembre más brutal de la historia de California, que se espera que dure nueve días. Incluso por la noche, las bajas temperaturas, que han batido récords, ofrecen poco alivio a los residentes o a los proveedores de electricidad. Y las zonas costeras - a menudo un refugio contra el calor - también fueron golpeadas con temperaturas abrasadoras.

Todo ello ofrece un inquietante anticipo de las futuras batallas del estado contra el calor extremo en medio del calentamiento global.

Anuncio

“Esta será la peor ola de calor de septiembre que se haya registrado, ciertamente en el norte de California, y posiblemente para el estado en general”, dijo Daniel Swain, un climatólogo de la UCLA. “Podría ser una de las peores olas de calor registradas en cualquier mes, dada su duración y su extrema magnitud. ... Realmente no va a haber un alivio sustancial en esa parte del estado hasta al menos el viernes o el sábado”.

La zona de la bahía y Sacramento batieron récords el martes y registraron mínimas sofocantes durante la noche, permaneciendo en los 70 grados. Las temperaturas de más de 100 grados batieron récords en algunas partes del sur de California, y la humedad agravó las ya agotadoras condiciones.

El Operador del Sistema Independiente de California, que maneja la red eléctrica del estado, aumentó las alertas de emergencia el martes por la tarde y advirtió a los residentes que estuvieran “preparados para cortes de energía rotativos”, después de haber escapado por poco a ese resultado el lunes.

Anuncio

Según la ISO, la red alcanzó el martes por la tarde un pico de demanda de 52.061 megavatios, “un récord histórico”. Los funcionarios de la ISO dijeron que, a pesar de la tensión, no ordenaron “cortes de energía” gracias a los esfuerzos de conservación. Pero algunas ciudades, como Alameda, Palo Alto y Healdsburg, informaron de pérdidas temporales de energía en algunas zonas, por orden del operador de la red.

La demanda sin precedentes y las temperaturas agobiantes en grandes franjas del estado han impuesto una tensión continua en la red eléctrica. La sequía ha reducido la energía hidroeléctrica, un recurso de bajo coste utilizado para aumentar rápidamente la electricidad. La energía solar se estabiliza por la tarde, cuando las temperaturas bajan, pero los californianos siguen encendiendo el aire acondicionado.

Los desafíos son una prueba de cómo el estado puede equilibrar el sistema cuando está bajo presión, dijo Jan Smutny-Jones, director ejecutivo del grupo comercial Productores Independientes de Energía y ex presidente de la junta directiva de la ISO.

Anuncio

“Nuestra base de recursos ha cambiado, la forma de operar ha cambiado. No tenemos muchos excesos en el sistema que, si algo va mal, nos permitan aprovechar otros recursos”, dijo Smutny-Jones. “Creo que por eso la ISO está bastante preocupada por la capacidad de satisfacer la demanda”.

El Oeste lleva mucho tiempo experimentando episodios de temperaturas extremas, pero los estudios han demostrado que el cambio climático provocado por el hombre está haciendo que las olas de calor sean más prolongadas, frecuentes e intensas.

La semana pasada, el gobernador Gavin Newsom declaró el estado de emergencia para reforzar el suministro de energía permitiendo temporalmente que las centrales eléctricas hagan horas extras y desplegando generadores de reserva. Y, por primera vez en el estado, la ISO solicitó la activación de generadores de energía de emergencia temporales desplegados por el Departamento de Recursos Hídricos en Roseville y Yuba City.

Anuncio

Una advertencia de calor excesivo sigue en vigor para gran parte de California hasta el viernes, con temperaturas que se espera que alcancen los tres dígitos en muchas regiones. Los meteorólogos predicen que el calor comenzará a ceder durante el fin de semana, a medida que el sistema se desplace hacia el este.

En el norte de California se registraron máximas históricas el martes, incluido el centro de Sacramento, que alcanzó los 116 grados, superando un récord casi centenario.

El centro de Sacramento ha alcanzado los 115 grados en lo que va de día. Se trata de un récord histórico de temperatura en el centro de Sacramento. El antiguo récord era de 114 del 17 de julio de 1925. #cawx

Anuncio

- NWS Sacramento (@NWSSacramento) 6 de septiembre de 2022

La temperatura mínima en el Aeropuerto Ejecutivo de Sacramento rompió el récord de septiembre, con 73 grados el martes por la mañana, según el Servicio Meteorológico Nacional. Las mínimas en el centro de Sacramento y Stockton empataron los récords históricos de temperaturas cálidas, con 77 y 75, respectivamente.

“Es un verdadero problema cuando las mínimas nocturnas no refrescan mucho”, dijo Bill Rasch, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional en Sacramento. “Eso se suma al riesgo de calor, especialmente para las comunidades desatendidas”.

Anuncio

Dijo que esperaba temperaturas históricas en toda la región en la noche del martes al miércoles.

También se espera que Sacramento rompa un récord de días consecutivos a 100 grados o más, dijo Rasch. Si las temperaturas alcanzan ese nivel hasta el viernes, como se prevé, la ciudad alcanzará 45 días consecutivos, superando el récord de 41 de 1988.

Seis ciudades del Área de la Bahía establecieron el martes récords históricos, incluyendo Santa Rosa con 116 y Napa con 115, según el Servicio Meteorológico Nacional.

Anuncio

En San Francisco, las condiciones provocaron retrasos en los trenes BART, que se vieron obligados a circular a menor velocidad, ya que las vías calientes pueden provocar peligros de descarrilamiento.

Livermore, una ciudad del interior del condado de Alameda, alcanzó el martes los 116 grados, empatando el récord histórico establecido el lunes, según el meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional Roger Gass. Dijo que el Área de la Bahía podría ver las temperaturas bajar ligeramente el miércoles, pero que probablemente subirían de nuevo el jueves.

“Este evento de calor es un maratón”, dijo Gass.

El sur de California también se está preparando para un pico de temperatura a mediados de semana. Se espera que Burbank alcance los 110 grados el miércoles, superando el récord de 106 establecido en 1944. En Woodland Hills se esperan 110 grados el miércoles, superando los 109 grados establecidos en 1955. En Lancaster se espera que se empate el récord de 109 grados.

Anuncio

Se espera que las temperaturas se estabilicen este fin de semana, justo cuando los meteorólogos se preparan para los efectos del huracán Kay, incluyendo lluvias dispersas y un aumento de la humedad el sábado y el domingo. Mark Moede, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional, dijo que este será un evento meteorológico “extraordinario”: pasar de caliente y seco a cálido y húmedo en 48 horas o menos.

“Va a ser un final de semana muy dinámico en cuanto al tiempo”, dijo Moede.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí

Anuncio


Anuncio