Anuncio
Share

Cómo Dominique Wilkins y Kobe Bryant ayudaron a los olímpicos a superar lesiones devastadoras

U.S. forward Kevin Durant dribbles.
(Eric Gay / Associated Press)

Kevin Durant, Breanna Stewart y Kelsey Plum sufrieron graves desgarros en el tendón de Aquiles, y Dominique Wilkins y Kobe Bryant les brindaron apoyo.

Lo primero que hace Dominique Wilkins es recordar el dolor en la parte posterior de su pierna. Lo segundo es prepararse para que sonara el teléfono.

Porque cuando eres una leyenda de la NBA que logró lo que antes se consideraba imposible – recuperarse de una rotura del tendón de Aquiles- la gente quiere saber cómo lo hiciste.

“Lo recuerdo como si fuera ayer”, dijo Wilkins por teléfono. “Lo siento por cualquiera que haya tenido eso. Es una lesión horrible, horrible, horrible”.

Tanto directa como indirectamente, los consejos de Wilkins pusieron a los tres equipos de baloncesto de EE. UU. en posición de ganar las medallas de oro, porque un tendón desgarrado de 2.7 pulgadas de ancho es lo que unió al equipo de baloncesto masculino con los equipos femeninos de tres contra tres y cinco contra cinco.

Anuncio

Kevin Durant, Breanna Stewart y Kelsey Plum sufrieron la lesión con 14 meses de diferencia. Los tres llegaron a los Juegos Olímpicos representando a Estados Unidos, recuperados de la lesión que Wilkins superó de forma increíble hace casi 30 años.

Kobe Bryant grimaces and clutches his leg on the basketball court.
Kobe Bryant writhes in pain after tearing his Achilles tendon in 2013.
(Robert Gauthier / Los Angeles Times)

Eso le ha convertido en un mentor para muchas jugadoras que han tenido que afrontar un proceso de recuperación que puede durar más de un año. Y si un jugador no habló con Wilkins sobre lo que le costó volver a la normalidad, es casi seguro que ese jugador tuvo esa conversación con alguien que sí habló con el miembro del Salón de la Fama.

Cuando Kobe Bryant se rompió el tendón de Aquiles en 2013, los estudios habían demostrado que más de un tercio de los jugadores con esa lesión no volvieron a jugar otro partido de la NBA.

Anuncio

Así que Bryant acudió al hombre que lo había hecho mejor que nadie antes que él, Wilkins, que de alguna manera volvió nueve meses después de que su tendón pareciera la cabeza de un estropajo para anotar 32 puntos en su primer partido de vuelta.

“Kobe era una persona especial, especial para mí”, dijo Wilkins. “Él me preguntaba, ¿cómo pudiste volver? ¿Qué has hecho? Y así compartimos diferentes ideas sobre lo que se necesitaba para regresar al nivel que una vez tuvo”.

“No puedes precipitarte, no puedes apresurar esta lesión”, le dijo a Bryant. “Tienes que volver cuando sepas que estás preparado. No cuando los demás crean que estás listo. Solo necesitas seguir trabajando”.

Años después, cuando Stewart se rompió el tendón Aquiles jugando en Europa, aterrizó en Los Ángeles con un mensaje de Bryant en su teléfono, un jugador al que admiraba, pero al que apenas conocía.

Anuncio

Bryant le ofreció su consejo y le dijo que estaría bien, que creía que una de las mejores jugadoras de baloncesto del mundo podría recuperarse y volver a estar en forma.

“Estuvo aquí para apoyarme en todo lo que pudo”, dijo Stewart. “Y eso fue muy importante”.

Breanna Stewart controls the basketball during a win over Australia at the Tokyo Olympics.
U.S. power forward Breanna Stewart controls the ball during a win over Australia in the Olympic quarterfinals on Wednesday.
(Charlie Neibergall / Associated Press)

Bryant le dio a Stewart prácticamente el mismo consejo que recibió de Wilkins.

Anuncio

“No apresurar el proceso – creo que fue una de las cosas más importantes que Bryant me dijo… y seguir dando lo mejor de mí cada día. Porque con esa lesión, hay días en los que piensas ‘maldición, no quiero ir a rehabilitación. No quiero hacerlo, no veo ningún progreso. No veo un rayo de esperanza’. Pero hay que seguir adelante”.

Wilkins y Bryant le dijeron a Durant lo mismo poco después de que se desgarrara el tendón de Aquiles en Las Finales de 2019, y las cámaras captaron cómo se rompía como si fuera una liga demasiado estirada.

Plum, que ya ganó el oro en estos Juegos con el equipo de tres contra tres de Estados Unidos, se lesionó casi un año después que Durant y Stewart. Los tres hablaron largo y tendido sobre la recuperación en el podcast de Stewart.

“Es muy inspirador”, dijo Durant sobre Stewart y Plum. “Hay mucha gente aquí que pasa por estas lesiones, especialmente del tendón de Aquiles, tantas personas que ni siquiera practican deportes que se me han acercado para decirme que tenían esa misma lesión. Siento que, de una manera extraña, es una conexión, no solo con los atletas, sino con la gente en general que se enfrenta a estas cosas, porque ese proceso, en verdad, te destroza”.

Anuncio

Casi un año antes de que Plum ganara el oro, estaba en cama, incapacitada, sin poder realizar tareas sencillas como ir al baño sin necesitar la ayuda de alguien. Era agotador. Por suerte, tenía compañeros de equipo en Estados Unidos que sabían exactamente por lo que estaba pasando.

Y cuando se pospusieron los Juegos Olímpicos a causa de la pandemia, se le ocurrió una idea.

Kelsey Plum drives the basketball past Olga Frolkina of the Russian Olympic Committee at the Tokyo Olympics
U.S. 3-on-3 player Kelsey Plum drives past Olga Frolkina of the Russian Olympic Committee during a gold-medal game on July 28.
(Jeff Roberson / Associated Press)

“Se me metió a la cabeza el pensamiento: ‘Oh, tengo posibilidades. Podría hacerlo’”, dijo Plum.

Anuncio

Ella fue la primera. Stewart y Durant lideran sus equipos justo detrás de ella.

Durant ha sido el mejor jugador de los hombres, batiéndose en duelo con Luka Doncic por ser el mejor del torneo. Si Estados Unidos gana el oro, será en gran parte por su juego.

“Estoy muy orgulloso de él”, dijo Wilkins. “Estoy muy orgulloso de ver cómo ha vuelto. Y luego en los playoffs, ver lo dominante que jugó y la fluidez con la que se movió, fue absolutamente increíble”.

Y Stewart viene de su mejor partido de los Juegos Olímpicos, 20 puntos en la primera parte de los cuartos de final, y está siguiendo el campeonato de la WNBA en su primera temporada de vuelta.

Anuncio

Pero lo más importante es que todas ellas son mentoras de otras jugadoras que se recuperan de la lesión, una obligación que los miembros del club Aquiles están encantados de cumplir.

“Es una comunidad”, dice Stewart. “Es una familia de personas que se han roto el tendón de Aquiles. Porque no es fácil. No es sencillo superarlo, más por lo mental que por lo físico. Pero si tienes a alguien de tu lado que conoces, puedes llegar a superarlo”.

Es algo que Wilkins sabe y lo que intenta decirles a todos los que le llaman.

“Si ‘Nique pudo hacerlo, tú también puedes”.

Anuncio

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio