Anuncio
Share

¿Cuál es el legado de Medina Spirit tras su repentina muerte? La respuesta es incierta

Medina Spirit, with jockey John Velazquez, competes in the Preakness Stakes.
Medina Spirit, con el jinete John Velázquez, corrió en los Preakness Stakes en el hipódromo de Pimlico, en Baltimore, el 15 de mayo.
(Nick Wass / Associated Press)

Medina Spirit, quien murió el lunes en Santa Anita, fue un potro no favorito que ganó el Derby de Kentucky. Pero una posible descalificación podría alterar la forma en que se lo percibe.

Pocos caballos han tenido una carrera tan corta y a la vez tan espectacular como Medina Spirit. Y, un día después de su repentina muerte tras un entrenamiento en Santa Anita, muchos se preguntan cómo se contará su historia.

¿Será el caballo que le dio a su entrenador Bob Baffert todo un récord con su séptima victoria en el Kentucky Derby? ¿O será el segundo caballo en ser descalificado tras la carrera en los 147 años de historia del Derby?

Sea cual sea el legado, su vida de 3 años comenzó con un encuentro inesperado y terminó con un desenlace trágico e imprevisto.

El lunes por la mañana se le practicará una necropsia para determinar la causa de su muerte. Los indicios apuntan a un incidente cardiovascular, pero en este caso, no habrá espacio para las conjeturas.

Anuncio

Scott Chaney, director ejecutivo de la Junta de Carreras de Caballos de California, dice que esta podría ser la necropsia más importante que la CHRB haya encargado.

“Ciertamente será la más examinada, aunque todas las muertes son importantes”, dijo Chaney. “Las muertes súbitas son siempre más complicadas y difíciles que las musculoesqueléticas”.

El cuerpo de Medina Spirit fue enviado el lunes al laboratorio de la UC Davis en San Bernardino, mientras que las muestras de tejido, sangre y orina se enviaron al laboratorio Maddy del campus principal de la UC Davis.

La necropsia recibirá mayor atención, incluyendo el envío de muestras adicionales a laboratorios de fuera de California, según Jeff Blea, director médico de equinos del CHRB.

“El Maddy Lab es el estándar de oro en este país, si no en el mundo”, dijo Blea. “Así que tenemos mucha suerte de tenerlo aquí. Y utilizaremos varios departamentos de Davis para asegurarnos de que todo está cubierto. Pero también enviaremos muestras a otros laboratorios, solo para tener una segunda y tercera opinión”.

Uno de esos laboratorios será en la Universidad de Minnesota, que tiene una especialidad en diagnóstico cardiovascular.

Aunque lo más probable es que el diagnóstico inicial sea correcto, no es una certeza. Un estudio de 2011 sobre las muertes súbitas de casi 300 caballos mostró que la causa de la muerte se determinó claramente en el 53% de los casos, y se hicieron “presunciones” en un 25% más. Del 53% de los casos de muerte súbita diagnosticados definitivamente, una causa cadiovascular o cardiopulmonar se produjo en el 56% de las ocasiones.

“Solo tenemos que confiar en la ciencia y en el proceso”, dijo Blea.

No hay una fecha para los resultados, pero las necropsias de muerte súbita pueden tardar de dos a tres meses o más.

Medina Spirit no es el primer ganador del Derby de Kentucky que sufre una muerte súbita el mismo año de su victoria. En 1984, Swale se desplomó y falleció nueve días después de ganar el Belmont Stakes y un mes después de ganar el Derby. Inmediatamente se especuló con la posibilidad de algo extraño, pero se determinó que el potro murió de un fallo cardíaco.

Si bien las respuestas las dará la ciencia, el futuro de este deporte podría depender de la búsqueda de una causa definitiva de la muerte, ya que la industria y los aficionados se enfrentan a la pérdida de una de sus mayores estrellas.

Baffert, que declaró al Times el martes que no tenía nada que añadir más allá de la declaración del lunes de “lamentar profundamente su pérdida”, ha hablado en el pasado de las historias que pueden surgir de las carreras. Amr Zedan, propietario de Medina Spirit, era un dueño en busca de un milagro cuando tuvo un encuentro inesperado con Baffert.

Bob Baffert looks out from his barn before a workout at Churchill Downs.
Bob Baffert mira desde su establo antes de un entrenamiento en Churchill Downs en Louisville, Ky.
(Charlie Riedel / Associated Press)

“Me lo encontré en un aeropuerto de Dubai de camino a la Copa Saudí", dijo Baffert en mayo. "[Escucho a alguien decir] ‘Hola, Bob’, en el aeropuerto y era él. Nos sentamos y hablamos durante dos horas mientras él esperaba su vuelo. Me dijo: ‘Estaba pensando en volver a participar y tal vez podamos juntarnos y ganar el Derby’. Y yo respondí: ‘Sí, claro que sí'.

“Entonces, de repente, se conecta con Gary Young, el agente [de ganado], y Taylor Made [Farm] y Frank Taylor. ... Encontraron este pequeño caballo. Lo miramos y nos gustó".

Ese caballo era Medina Spirit, un caballo de 35.000 dólares criado en Florida y engendrado por Protonico, cuya cuota de inscripción fue de solo 5.000 dólares. En comparación, Authentic, el ganador del Derby de Kentucky 2020 de Baffert, fue engendrado por Into Mischief, que cuesta 250.000 dólares por monta.

Medina Spirit estaba apuntado para participar en el San Antonio Stakes el 26 de diciembre en Santa Anita. El objetivo era correrlo en la Copa Saudí con una bolsa de 20 millones de dólares el 26 de febrero en Arabia Saudita.

Después de que el caballo comenzara a entrenar, estaba ganando más atención de la que normalmente recibe un caballo de tan baja compra.

“Lo tengo en Los Alamitos”, recuerda Baffert. “Mi ayudante allí me dice: '¿Conoces ese caballo por el que no han dado mucho? Creo que está bien’. Y, efectivamente, rompió su récord”.

Medina Spirit ganó cinco de sus 10 competencias que corrió en su vida, incluyendo el Awesome Again de Grado 1 y, por supuesto, el Kentucky Derby. Su última carrera fue un segundo puesto en la Breeders’ Cup Classic corriendo contra caballos mayores. Ganó algo más de 3.5 millones de dólares.

Fue un ganador inesperado del Derby de Kentucky, ya que la mayor parte de la atención previa a la carrera fue para Essential Quality, Hot Rod Charlie y Rock Your World. Medina Spirit se puso a la cabeza y se esperaba que la cediera en la recta final de la carrera de 1¼ millas, pero no fue así.

“Es un gran competidor”, dijo su jockey John Velázquez en mayo. “Sé que iba a pelear con cualquiera que se le acercara. Cada vez que le pedía más, daba más y más. Hacía todo lo que se le puede pedir a un caballo”.

El júbilo por la victoria en el Derby fue grande y prolongado hasta que una semana después Baffert fue informado de que el potro había dado positivo por betametasona, un antiinflamatorio legal que no está permitido el día de la carrera. Lo que ha seguido ha sido la impugnación de las pruebas, la impugnación de las normas, un montón de abogados y una Comisión de Carreras de Caballos de Kentucky que todavía no ha fijado una audiencia para Baffert ni ha abordado la idea de si Medina Spirit seguirá siendo el ganador del Derby de Kentucky.

La forma en que esto se desarrolle, y cómo se recuerde a Medina Spirit, será decidida probablemente por científicos y abogados. La opinión del público es mucho más complicada.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí.


Anuncio