Anuncio
Share

Brasileño Figueiredo no promete una cuarta pelea ante Moreno, mientras el mexicano lamenta la derrota

Deiveson Figueiredo (der.) ataca a Brandon Moreno (der.) en el duelo del sábado por la noche en Anaheim.
Deiveson Figueiredo (der.) ataca a Brandon Moreno (der.) en el duelo del sábado por la noche en Anaheim.
(Jowal Quitl/Especial para LA Times en Español)

El campeón Deiveson Figueiredo le dio crédito a su nuevo equipo en Arizona y a su estrategia para reconquistar la corona de peso mosca tras vencer el sábado por la noche al mexicano Brandon Moreno en el Honda Center de Anaheim.

Figueiredo apareció a la conferencia de prensa después del combate sonriendo junto a los miembros de su equipo, Henry Cejudo y Eric Albarracin. El “Dios de Guerra” consideró el duelo del sábado su triunfo más dulce: la recuperación de su cinturón.

“Fue un plan bien trazado. Sabíamos que tenía un jab bien eficiente, queríamos contrarrestar eso con distancia y con patadas”, expresó Figueiredo, de 34 años.

Deiveson Figueiredo al finalizar el combate el sábado por la noche ante Brandon Moreno en Anaheim.
Deiveson Figueiredo al finalizar el combate el sábado por la noche ante Brandon Moreno en Anaheim.
(Jowal Quitl/Especial para LA Times en Español)

Fue la tercera pelea de campeonato entre ambos peleadores en cuestión de 406 días. La primera cita terminó en empate en 2020 y Moreno ganó en 2021.

Anuncio

Figueiredo, quien caminaba con dificultad tras el pleito, señaló que había derribado a Moreno en cuatro ocasiones y que eso fue suficiente para obtener el triunfo.

“Es un niño llorón”, indicó Figueiredo sobre las declaraciones de Moreno de que pensaba que él había ganado el combate.

El brasileño también dio marcha atrás a sus declaraciones en el Octágono de que le gustaría disputar una cuarta contienda en México y añadió que preferiría pelear en Estados Unidos. Tampoco prometió una cuarta contienda ante el mexicano.

“No sé, Brandon Moreno no me quería dar una tercera pelea. Si se porta bien en los próximos meses lo vamos a ver. Quiero pelear en Estados Unidos. Si hacemos un buen Pago por Evento, lo hacemos aquí”, aseveró el de Soure, Brasil.

Por su parte, Moreno lamentó que su esfuerzo en el tercer pleito ano le haya alcanzado para retener su corona de peso mosca. El mexicano destacó que tuvo un mayor volumen de golpes conectados, pero le faltó poder para impresionar a los jueces, los cuales vieron ganar al brasileño por un asalto (los tres dieron 48-47).

“Nunca sabes a qué le ponen más atención los jueces”, indicó Moreno, quien no quiso dar excusas sobre la derrota y señaló que necesitaba ver el video para analizar sus errores.

“Perdí, eso duele y al mismo tiempo, me gusta que duela, porque el dolor significa que me importa y va a hacer que yo regrese”, agregó el tijuanense de 28 años.

Moreno señaló que no pudo lanzar muchas combinaciones porque Figueiredo solamente lo estaba esperando.

“Tengo que reconocer que tuvo un buen plan de pelea”, añadió Moreno. El primer campeón de UFC nacido en México fue a felicitar a Figueiredo y a su equipo, incluyendo a Henry Cejudo, pero con excepción de Albarracin.

Figueiredo dijo que Albarracin era el hombre que el tijuanense debería de respetar más, pues fue el diseñador del “plan maestro” para derrotar al mexicano.


Anuncio