Anuncio
Share
EEUU

La administración Trump busca poner fin a los cupones de alimentos para tres millones de personas

Food stamps
Un letrero anuncia que se aceptan cupones de alimentos en un mercado de agricultores en Roseville, California.
(Rich Pedroncelli / Associated Press)

La administración Trump busca terminar con los beneficios de cupones de alimentos para tres millones de personas mediante las nuevas regulaciones propuestas, que restringen el margen de maniobra de los estados para inscribir automáticamente a los residentes que reciben beneficios de asistencia social.

Según el secretario de Agricultura, Sonny Perdue, los gobiernos estatales “han utilizado mal esta flexibilidad”.

“Estamos cambiando las reglas para evitar el abuso de un sistema crítico de redes de contención, de modo que aquellos que más necesiten asistencia alimenticia sean los únicos que la reciban”, agregó.

Los estadounidenses de clase media son los más afectados por el aumento de los deducibles de los seguros de salud y las facturas médicas. Eso ha ayudado a ampliar la división política del país.

Los conservadores han buscado durante mucho tiempo recortar el programa federal de asistencia alimenticia para los pobres y discapacitados. Los republicanos de la Cámara de Representantes intentaron imponer restricciones similares en el programa de cupones para alimentos el año pasado, cuando el Congreso lo renovó, pero fueron rechazados en el Senado.

Anuncio

El cambio propuesto en las reglas para el Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria -a menudo llamado por su nombre anterior, ‘cupones de alimentos’- cumpliría con el objetivo, ya que la administración acordó levantar el límite de los gastos federales.

La administración Trump revirtió de nuevo el curso en el controvertido tema de poner una pregunta sobre ciudadanía en el censo de 2020, ya que los abogados del Departamento de Justicia le dijeron a una corte federal el miércoles que habían sido “instruidos” para tratar de encontrar una manera de añadirla, a pesar de las declaraciones de la administración el martes de que estaban renunciando al esfuerzo.

Para Debbie Stabenow, de Michigan, la demócrata de mayor rango en el Comité de Agricultura del Senado, la acción del Departamento de Agricultura “es otro intento de esta administración de burlar al Congreso y hacer cambios perjudiciales a la asistencia nutricional, que han sido rechazados repetidamente de forma bipartidista”.

“Esta regla alejaría los alimentos de las familias, evitaría que los niños reciban comidas escolares y dificultaría a los estados administrar la asistencia alimenticia”, agregó la senadora de Michigan.

Anuncio

El testimonio del ex consejero especial Robert S. Mueller III ante el Congreso esta semana, puede que no arroje nuevas bombas sobre la ya concluida investigación de Rusia. Pero podría estimular a una nueva ola de demócratas a presionar para que se inicien procedimientos de impugnación contra el presidente.

Tope de ingresos

La regla de la administración Trump restringiría la capacidad de los estados para inscribir a los beneficiarios que ganan más del 130% de las pautas federales de pobreza; en la mayoría de los casos, la elegibilidad se establecería en un ingreso anual de $32.640 para una familia de cuatro personas.

En la actualidad, cuarenta estados y el Distrito de Columbia utilizan criterios de elegibilidad alternativos que permiten que los participantes en algunos programas de asistencia social financiados por el gobierno federal reciban automáticamente cupones de alimentos, siempre que su ingreso sea inferior al doble del nivel de pobreza.

Brandon Lipps, un subsecretario adjunto interino en el Departamento de Agricultura, afirmó a los reporteros en una conferencia telefónica para anticipar los cambios regulatorios, que en algunos casos los estados inscriben a los residentes para recibir cupones de alimentos a pesar de que ya obtienen beneficios de bienestar federal de valor mínimo, incluidos folletos.

Las regulaciones propuestas, que se publicarán este martes, sólo permitirían la inscripción automática de personas que reciben apoyo de asistencia social con un valor continuo de al menos $50 por mes, durante al menos seis meses. Aparte de dinero en efectivo, los únicos beneficios de asistencia social que calificarían son el empleo subsidiado, y los apoyos laborales como el transporte y el cuidado de niños, precisó Lipps.

Las restricciones propuestas eliminarían los cupones de alimentos para tres millones de personas, con un ahorro anual promedio de $2.500 millones, agregó Lipps. Se emitirá una regulación final después de un período de comentarios públicos de 60 días.

Hasta abril, 36 millones de estadounidenses recibían cupones de alimentos, con un beneficio mensual promedio de $121 por persona, según el Departamento de Agricultura. La inscripción disminuyó con la mejora de la economía, y se redujo 2.5 millones respecto del año anterior.

Anuncio

El gobierno federal paga el costo de los beneficios de los cupones para alimentos. Pero los estados administran el programa y determinan la elegibilidad de los solicitantes; el gobierno estatal y federal dividen los costos administrativos.

Reducir la inscripción automática tendría un efecto sustancial, que afectaría mayormente a quienes reciben beneficios mensuales más bajos, y de manera desproporcionada a las familias trabajadoras con niños que intentan salir de la pobreza, señaló Elaine Waxman, investigadora principal de Urban Institute, el mes pasado, en un testimonio ante el subcomité de Agricultura del Congreso. “Nos preocupan especialmente las familias con menores y adolescentes que padecen inseguridad alimenticia”, prosiguió Waxman. “Esos chicos muestran tasas más altas de mala salud y de hospitalización, mayor riesgo de asma y retrasos en el desarrollo cognitivo”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio