Anuncio
Share
EEUU

Aumentan los crímenes de odio contra Latinos y transexuales, informa el FBI

Flowers are placed Nov. 1, 2018, at a memorial outside the Tree of Life Synagogue in Pittsburgh.
Un grupo de personas coloca flores el 1 de noviembre de 2018 en un monumento en el exterior de la sinagoga del Árbol de la Vida en Pittsburgh.
(Gene J. Puskar / Associated Press)

Los crímenes de odio disminuyeron ligeramente en 2018, dice el FBI en un nuevo informe. Pero los crímenes contra la gente -en oposición a la propiedad- aumentaron dramáticamente, al igual que los crímenes contra latinos y personas transgénero.

En 2018 los crímenes de odio contra personas aumentaron a sus niveles más altos en 16 años a pesar de un ligero descenso general en el número de crímenes de odio en el país, dijo el FBI en un informe publicado el martes.

El recuento del FBI, que utilizó datos presentados por más de 2.000 departamentos de policía y organismos encargados de hacer cumplir la ley, registró 7.120 delitos motivados por el odio. El total es 55 veces inferior al de 2017, lo que supone un descenso inferior al 1%.

Es la primera vez que los crímenes de odio se han reducido en cuatro años. Pero es diminuta la caída cuando se compara con las tendencias a largo plazo en el aumento de los crímenes de odio. Aparte del año pasado, el número total de crímenes de odio que reportó el FBI es mayor que cada año desde 2008.

“Los números, en la superficie, parecen permanecer relativamente sin cambios”, dijo Brian Levin, director del Centro para el Estudio del Odio y el Extremismo de Cal State San Bernardino. “Pero debajo de los datos hay algunas tendencias interesantes que están sucediendo”.

Anuncio

“Ha habido un cambio preocupante hacia los crímenes de odio dirigidos contra las personas y no contra la propiedad, y estos aumentos se observan en casi todas partes”, dijo.

Según el FBI, los delitos contra las personas crecieron a 4.571 el año pasado, un aumento de un año a otro de poco menos del 12%.

“El número de crímenes contra musulmanes se desplomó", dijo Levin. “Los crímenes antisemitas cayeron. Pero los dirigidos a los latinos aumentaron por tercer año consecutivo”.
El FBI contabilizó 188 crímenes de odio contra los musulmanes, en comparación con los 273 del año anterior. Hubo 835 incidentes antisemitas, en comparación con los 938 del año anterior. Y hubo 485 crímenes contra latinos, en comparación con los 427 del 2017. El número total de crímenes contra latinos se disparó en un 41% desde 2016.

Una revisión por el Contralor de la Ciudad Ron Galperin encontró que los bomberos, inspectores de edificios y oficiales de tráfico son algunos de los mayores cobradores de pago de horas extras entre los trabajadores de la ciudad de Los Ángeles.

Anuncio

El número de delitos que señalan a los transexuales y a las personas que no se ajustan a las normas de género también aumentó en un 41%.

En California, hubo una disminución de casi 4% en los crímenes de odio a 1,063. Pero Los Ángeles experimentó un aumento de más del 7% en crímenes de odio para un total de 282. Los más comunes se dirigían a la raza de una persona.

El año pasado incluyó el ataque más mortífero contra los judíos en la historia moderna de Estados Unidos, cuando un hombre armado mató a 11 personas en la sinagoga Tree of Life en Pittsburgh el 27 de octubre de 2018. Antes de los tiroteos, el sospechoso publicó en Internet sobre inmigrantes “invasores” ayudados por grupos de reasentamiento de refugiados dirigidos por judíos y llamó a los judíos el “enemigo de los blancos”. Está a la espera de juicio en un tribunal federal.

Debido a las muertes en Pittsburgh, los 24 asesinatos por crímenes de odio que reportó el FBI fueron la cifra más alta desde que la oficina publicó por primera vez datos anuales sobre crímenes de odio hace 27 años.

El informe del FBI sigue su conteo de crímenes de odio de 2017, que mostró el mayor aumento desde 2001. Ese año, los crímenes contra los musulmanes aumentaron después de los ataques del 11 de septiembre.

El informe del martes es la segunda publicación anual de estadísticas de crímenes de odio durante la presidencia de Donald Trump. Mientras hace campaña para la reelección, Trump se ha defendido de las acusaciones de que su presidencia ha envalentonado a los grupos de odio.

Las organizaciones judías, incluida la Liga Antidifamación, han culpado a Trump de su retórica sobre los inmigrantes y su aceptación de las teorías de conspiración y los memes antijudíos como parte de lo que condujo a un aumento en 2017 de los incidentes antisemitas y de los que se dirigen contra los latinos y musulmanes.

Trump ha tuiteado notas antijudías y anti-musulmanas de extremistas conocidos, incluyendo un tweet de campaña que presentaba un símbolo similar al de la Estrella de David, imágenes de dinero en efectivo y la frase “la candidata más corrupta de la historia” para describir a Hillary Clinton. A finales de 2017, Trump tuiteó videos antimusulmanes del grupo de extrema derecha Britain First, lo que provocó la condena de la entonces primera ministra Theresa May.

El Departamento de Vehículos Motorizados de California dijo el martes que sufrió una violación de datos en la que las agencias gubernamentales tuvieron acceso indebido a la información del Seguro Social de 3.200 personas que emitieron licencias de conducir.
Anuncio

Este año, el presidente enfrentó críticas después de que tuiteó a cuatro congresistas de color -tres de las cuales nacieron en Estados Unidos- que “regresaran” a los “lugares totalmente fallidos y llenos de crímenes de los que procedían”.

En su defensa, el presidente ha dicho que es “la persona menos racista del mundo”. Ha señalado a su propia familia, que incluye una hija judía, un yerno y nietos, para evitar las acusaciones de antisemitismo.

Criminólogos y grupos de derechos civiles reconocen que los crímenes de odio comenzaron a aumentar en 2015 bajo el mandato del presidente Obama después de seis años de declive. Los estudios también han demostrado que los crímenes de odio tienden a crecer durante los años de elecciones y en tiempos de tensas peleas políticas sobre temas como la inmigración o la seguridad nacional, dijo Levin.

“No puedes probar que cada movimiento que hace Trump lleva a un crimen de odio”, dijo. “Pero se puede mirar el año 2016 y ver un aumento en los crímenes de odio, o ver el aumento en la retórica anti-inmigrante y en los últimos años y ver un aumento en los crímenes anti-latinos”.

Daniel Elbaum, director del Comité Judío Americano, señaló en parte “la fealdad” de los debates sociales y políticos en Estados Unidos para explicar el alto número de crímenes de odio.

“No hay nada nuevo sobre el odio en Estados Unidos, pero la combinación de lo agresivo de nuestro discurso público y la facilidad con la que se puede difundir este lenguaje incendiario ha tenido claramente consecuencias desastrosas, a veces fatales”, dijo Elbaum. “Eso es lo que vimos con los asesinatos en la sinagoga del Árbol de la Vida en Pittsburgh y el Chabad de Poway.” El tiroteo en la sinagoga Poway en abril de este año dejó un muerto y tres heridos.

Los expertos dijeron que el conteo del FBI probablemente deje muchos -posiblemente la mayoría- de los crímenes de odio que tuvieron lugar el año pasado.

Hay más de 16,000 agencias de aplicación de la ley en el país, y reportan voluntariamente al FBI los números de crímenes de odio. En el conteo publicado el martes, más de 14,000 agencias no reportaron datos o le dijeron a la oficina que no había crímenes de odio en sus jurisdicciones.

Anuncio

Eso incluyó todo Alabama y Wyoming, donde las agencias reportaron cero crímenes de odio. Tampoco se reportaron crímenes de odio en San Petersburgo, Florida; Madison, Wisconsin; y Newark, Nueva Jersey. 85 ciudades con poblaciones superiores a 100,000 habitantes donde las fuerzas de seguridad no compartieron información con el FBI o dijeron que no hubo ningún crimen de odio.

También es más difícil analizar los datos del FBI con el tiempo debido a los cambios en la forma en que la oficina ha recolectado la información con el paso de los años. El FBI define un crimen de odio como un “delito contra una persona o propiedad motivado en todo o en parte por el prejuicio de un delincuente contra una raza, religión, discapacidad, orientación sexual, etnia, género o identidad de género”. Los crímenes contra hindúes, sijs y árabes sólo se han contado desde 2015. Otro problema es que las víctimas no siempre llaman a la policía.

Además, los datos del FBI entran en conflicto con la Encuesta Nacional de Victimización del Departamento de Justicia, que calcula que hay 250.000 delitos motivados por el odio cada año. El conteo del Departamento de Justicia no incluye incidentes de intimidación y vandalismo, los cuales están incluidos en el reporte de crímenes de odio del FBI.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio