Anuncio
Share
California

El DMV de California expuso información del Seguro Social de miles de conductores

California Department of Motor Vehicles
El Departamento de Vehículos Motorizados de California (DMV) anunció este martes que hubo una violación de datos.
(Luis Sinco / Los Angeles Times)

El Departamento de Vehículos Motorizados de California dijo el martes que sufrió una violación de datos en la que las agencias gubernamentales tuvieron acceso indebido a la información del Seguro Social de 3.200 personas que emitieron licencias de conducir.

Ya asediado por problemas que incluyen largos tiempos de espera, el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) de California informó este martes que sufrió una filtración de datos por la cual agencias federales, incluido el Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU, tuvo acceso inadecuado a la información del Seguro Social de 3.200 personas con licencias de conducir emitidas.

Las notificaciones de la violación de datos se enviaron a aquellos cuya información de Seguridad Social -tales como si el titular de la licencia tenía o no número de Seguridad Social- pudo ser vista durante los últimos cuatro años por siete agencias, incluido el Servicio de Impuestos Internos (IRS), la Administración de Pequeñas Empresas y fiscales de distrito en los condados de San Diego y Santa Clara.

A algunos de los datos se accedió como parte de las investigaciones sobre actividades delictivas o el cumplimiento de las leyes fiscales, remarcaron las autoridades.

El gobernador Gavin Newsom anunció el martes una reorganización del Departamento de Vehículos Motorizados del estado, nombrando a su tercer director en un año.

DMV descubrió el problema el 2 de agosto pasado y bloqueó el acceso a la información, señalaron las autoridades. La divulgación de los datos no implicó el hackeo o compartir información con particulares, según la portavoz del DMV, Anita Gore. “La protección de los datos personales es importante para el DMV, y hemos tomado medidas adicionales para corregir este error, proteger esa información y reafirmar nuestro compromiso serio de resguardar los derechos de privacidad de todos los titulares de licencias”, declaró. “Es por eso que el DMV comenzó a corregir el error de acceso inmediatamente después de una revisión de cumplimiento legal, se aseguró de que no se divulgaran datos confidenciales adicionales a estas entidades e implementó varias capas extra de revisión”.

Anuncio

La violación de datos es un tema particularmente delicado, porque en 2013 los legisladores de California decidieron emitir licencias de conducir a inmigrantes sin estatus legal en el país que pudieran proporcionar prueba de identidad y residencia en California. Los funcionarios estatales prometieron entonces que la información sobre esos titulares de licencias no se compartiría con los funcionarios federales de inmigración.

El Departamento de Vehículos Motorizados de California (DMV, por sus siglas en inglés), registro incorrectamente a decenas de miles de votantes californianos, incluidos algunos a quienes se les asignó una preferencia de partido político equivocada, informaron las autoridades.

La información que pudo ser vista por las siete agencias externas incluyó si el titular de la licencia tenía una tarjeta de Seguro Social verificada o no era elegible para registrarse en el Seguro Social, informaron las autoridades.

Conforme la agencia, hubo acceso a la información de 88 personas que recibieron o solicitaron una licencia AB 60 sin prueba de estatus legal. Seis de aquellos cuya información fue vista por Seguridad Nacional había solicitado o recibido una licencia AB 60.

Una defensora de los derechos de los inmigrantes señaló que sólo un pequeño número de titulares de licencias AB 60 fueron afectados. “Actualmente hay más de un millón de personas que han obtenido con éxito y de manera segura una licencia de conducir AB 60 en nuestro estado”, aseveró Layla Razavi, directora de políticas del Centro de Políticas de Inmigrantes de California. “Si usted no es una de las […] personas que recibieron este aviso del DMV, entonces no fue afectado por la divulgación no autorizada”.

Anuncio

El empresario tecnológico Steve Gordon, el nuevo director del Departamento de Vehículos Motorizados de California, dice que sus conocimientos pueden ayudar a cambiar la problemática agencia.

Las oficinas del fiscal de distrito de San Diego y Santa Clara accedieron a información en 3.000 de los casos anunciados el martes, precisaron las autoridades.

La misiva enviada a los usuarios señala que la ley estatal exige la notificación de “adquisición no autorizada de datos computarizados que comprometa la confidencialidad de la información personal”. “Le enviamos esta carta y el aviso adjunto debido a que, en el pasado, compartimos por error su información del Seguro Social”, escribió en la nota Albert C. Hwang, director de privacidad de DMV.

La controversia se suma a otros problemas de DMV en el último año, que incluyen tiempos de espera de horas en algunas oficinas locales, fallas informáticas y errores al registrar automáticamente a las personas para votar.

El difunto Uwe Reinhardt, en un último libro póstumo, explica todo lo que necesita saber sobre nuestro disfuncional sistema de salud.

En julio, el gobernador Gavin Newsom contrató a un ejecutivo de la industria tecnológica, Steve Gordon, como director de DMV -el tercero en un año- para modernizar y optimizar la agencia para que pueda atender a los usuarios de manera más eficiente y segura. Cuando anunció el nombramiento, el gobernador afirmó: “La gente está indignada por su experiencia en DMV”.

Los nuevos inconvenientes surgen sólo meses después de que una auditoría estatal, en marzo pasado, descubriera “deficiencias significativas” en las operaciones de DMV, incluidos problemas de tecnología, personal, y prácticas de gestión deficientes.

Una demanda legal dice que el estudiante de intermedia Diego Stolz fue golpeado en el campus, se quejó a los oficiales de la escuela de ser acosado, fue golpeado de nuevo y murió.
Anuncio

Los largos tiempos de espera también se han atribuido en parte al requisito federal de que el estado emita la identificación llamada Real ID, una nueva licencia de conducir y tarjeta de identificación que se exigirá a los pasajeros de las aerolíneas que vuelen dentro del país a partir de octubre de 2020. Según las autoridades, hasta 28 millones de californianos podrían solicitar dicha tarjeta el próximo año.

DMV también se ha enfrentado a críticas por problemas técnicos en su programa de “votante motorizado”. La agencia reconoció haber cometido decenas de miles de errores cuando las personas quedaban registradas para votar sin saberlo, o por fallas en su estado de registro.

La agencia, que cuenta con 9.711 empleados, 172 oficinas de campo y un presupuesto de $1.300 millones de dólares, tiene la tarea de otorgar licencias a 27 millones de conductores y registrar 35.7 millones de vehículos automotores.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio