Anuncio
Share

Explicando Hollywood: Cómo conseguir un empleo como entrenador de animales en Hollywood

An illustration by Michelle Rohn of a Hollywood animal trainer surrounded by exotic animals and a dog.
(Michelle Rohn / Para The Times)

Eso fue en 1986, y Brauner acababa de graduarse del programa de adiestramiento y manejo de animales exóticos en Moorpark College. Su caravana estaba en los terrenos de un centro de adiestramiento de animales; sus compañeros de remolque eran una cría de canguro y un chimpancé.

Brauner fue a Acton para intentar entrar en la industria del entretenimiento, ofreciendo su tiempo, como hacen muchos otros que empiezan. Pero en lugar de hacer carreras para ir por café, se dedicó a limpiar perreras y a criar animales bebés. Brauner dijo que a menudo se encontraba terminando sus quehaceres antes de tiempo para poder observar a sus colegas más experimentados mientras entrenaban a los animales, absorbiendo todo lo que podía.

Su primera oportunidad de trabajar en un set de filmación llegó cuando se abrió un puesto que requería un animal con el que ella había estado trabajando. Nunca miró atrás. Hoy, Brauner es copropietaria de Animals for Hollywood, un centro de adiestramiento de animales que lleva más de tres décadas coordinando rodajes y acrobacias con animales.

Y aunque la experiencia de cada persona es tan única como las rayas de una cebra, aquí hay algunos consejos que Brauner y otras dos entrenadoras, Karin McElhatton y Sarah Clifford, coinciden en que pueden ayudarlo a convertirse en entrenador de animales en Hollywood.

¿Quién se convierte en entrenador de animales en Hollywood?

Anuncio

Una profunda pasión por los animales, el cine y las situaciones desafiantes son rasgos que, según Brauner, hay que tener para seguir una carrera en este campo.

Clifford es un buen ejemplo. Amante de los animales desde muy joven, Clifford había pensado en convertirse en veterinaria. Sin embargo, a medida que crecía, se dio cuenta de que se sentía atraída por la industria del cine. Entonces, mientras estudiaba comunicación en Cal State Sacramento, se tomó un verano libre y empezó a trabajar como ayudante de producción en un set de filmación en el sur de California.

Cuando una bandada de cuervos invadió el set de “The Matrix Reloaded” a ella se le ocurrió una brillante idea. Impresionada por la forma en que los entrenadores de animales maniobraban en el set, Clifford decidió intentar hacer lo que ellos hacían.

Otro rasgo útil es la adaptabilidad. Cada día es diferente, y eso es lo que hace que este campo sea apasionante, dijo McElhatton, propietaria de Studio Animal Services. Cuando se trabaja con animales no hay un horario ni una rutina establecidos. Al igual que las personas, señaló Clifford, cada animal tiene su propia personalidad, lo que requiere ajustes en el adiestramiento y el manejo.

La mayoría de los entrenadores se especializan en trabajar con determinados animales. Clifford se introdujo en la industria como especialista en perros, pero ha ido ampliando su lista de contactos durante las dos últimas décadas. McElhatton dijo que a los entrenadores se les asignan funciones en un set en función de su experiencia con determinados tipos de criaturas. Por ejemplo, subrayó, si un entrenador trabaja a menudo y bien con gatos atigrados, y el proyecto lo requiere, entonces se contratará a ese entrenador.

Por último, los adiestradores de animales necesitan saber cómo moverse en el rodaje de una película. Brauner dijo que trabaja regularmente con otros departamentos en el set para preparar a los animales para sus escenas. Por ejemplo, trabaja con el departamento de utilería para asegurarse de que sus animales se sientan cómodos con la utilería para que no se distraigan o se angustien cuando llegue el momento de filmar.

Debido a esto, tanto Brauner como Clifford dijeron que es crucial tener un conocimiento general de cómo se hacen las películas. Convertirse en asistente de producción, comentó Clifford, fue la mejor decisión que tomó para su carrera como entrenadora de animales.

¿Cómo se empieza?

Según McElhatton, el primer paso para convertirse en entrenador comercial de animales es tener “una sólida formación en animales”. No tiene por qué estar relacionado con el adiestramiento, dijo, sino con la exposición y la experiencia con animales.

Después de su epifanía en el set de “Matrix”, Clifford empezó a investigar sobre la carrera en entrenamiento comercial de animales. Sin embargo, no podía pagar el programa en Moorpark College, así que se ofreció como voluntaria en una empresa de adiestramiento de animales para adquirir experiencia. (De hecho, las tres profesionales entrevistadas para este artículo comenzaron como voluntarias).

Algunas empresas de entrenamiento requieren que sus empleados y voluntarios cursen el programa de Moorpark, pero no todas lo hacen. Clifford nunca asistió y ahora dirige su propio negocio de adiestramiento de animales, Animal Savvy.

Por otro lado, el programa tiene conexiones con otras compañías que pueden ayudarlo a entrar en el campo antes, como le ocurrió a Brauner.

Como Clifford no cursó el programa de Moorpark, no le ofrecieron varias oportunidades de voluntariado en empresas comerciales de entrenamiento de animales. Así que comenzó a investigar por su cuenta y a aprender por sí misma técnicas de adiestramiento de animales. Adoptó un perro del refugio y empezó a entrenarlo. Con un poco más de experiencia, regresó a las mismas compañías que le habían dicho “no” antes y por fin tuvo una oportunidad.

“Él fue mi boleto de entrada”, dijo Clifford sobre su perro rescatado, Kuma.

Conviene señalar aquí que el entrenamiento comercial de animales difiere del adiestramiento de obediencia.

Las dos disciplinas se entrecruzan, y muchos de los aspectos básicos del adiestramiento de obediencia, como persuadir a un perro para que se siente, hable o dé la mano, son necesarios para los entrenadores comerciales de animales. Pero ser bueno en el adiestramiento de esas habilidades no basta para ser un buen entrenador para el trabajo cinematográfico, dijo Brauner.

Esto se debe a que las habilidades necesarias en el set son distintas.

Para preparar a un animal para el cine o la televisión, los entrenadores tienen que asegurarse de que sus pupilos saben dar en el blanco, ignorar las distracciones, reflejar el comportamiento humano y realizar trucos y acrobacias incluso antes de que pongan un pie, o una pata, en el set. El entrenamiento de animales con un “clicker”, un método comúnmente utilizado para trabajar con animales que se considera más humano que otras técnicas, y con refuerzo positivo son los estándares de la industria, dijo Clifford. Sentirse cómodo con estos métodos, señaló, es un gran impulso a la hora de buscar una oportunidad en el campo.

Aunque tener experiencia en el trabajo con animales de su elección puede ayudarlo a conseguir una ventaja, dijo Brauner, trabajar con profesionales en una instalación dedicada al adiestramiento de animales para actuaciones frente a la cámara sigue siendo la mejor manera de aprender las habilidades necesarias en un set.

La mayoría de los nuevos entrenadores de animales hacen trabajo voluntario como primer paso, empezando de la misma manera que Brauner: limpiando perreras y ayudando donde se necesita un par de manos extra. Remarcó que si quiere llegar a ser un adiestrador de animales, tiene que pagar su cuota.

“Tenemos un dicho que dice que si no puede ser excelente en el mantenimiento y cuidado de los animales, nunca podrá ser un buen segundo o primer entrenador”, dijo Brauner.

Una vez que empieza a sentirse más cómodo con los animales, y los entrenadores principales lo vean, es posible que le pidan que vaya al set y ayude, dijo Brauner. Pero la trayectoria de cada persona es diferente, agregó. Algunos esperan solo unos meses antes de que se les pida que vayan a un set. Para otros, hacen falta unos cuantos años.

Existe otro requisito importante para las personas que se dedican a este campo: el cumplimiento de las leyes federales y estatales sobre el bienestar de los animales. Para empezar, aquellos que entrenan perros, gatos, caballos u otros animales de sangre caliente para películas o televisión están sujetos a la Ley Federal de Bienestar Animal, que establece normas para el cuidado, la alimentación y las condiciones de trabajo de los animales. Las reglas federales también requieren que cualquier persona que mantenga más de ocho animales para su exhibición obtenga una licencia del Servicio de Inspección Sanitaria de Animal y Plantas del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Incluso con esas normas en vigor, han surgido controversias sobre el trato a los animales en algunos sets, como cuando la muerte de tres caballos llevó a la cancelación del drama de hipódromo de HBO “Luck” en 2012. Algunos activistas por los derechos de los animales se han enfrentado a la American Humane Association, que dirige el programa de inspección y certificación de la seguridad animal, ampliamente utilizado por las compañías de producción cinematográfica.

¿Cuáles son las trayectorias profesionales?

Puede haber una jerarquía entre los entrenadores en un set. El tamaño de la producción y la cantidad de animales necesarios determinan el número de entrenadores en el trabajo, dijo Clifford. En la mayoría de los casos hay un primer y un segundo entrenador.

El primer entrenador, expuso Brauner, actúa como coordinador y supervisor de los animales. El segundo entrenador ayuda en lo que necesite el primero. A los adiestradores siguientes se les asignan funciones específicas.

A medida que se va ascendiendo en las funciones de entrenador principal, es cuando se puede empezar a pensar en lanzar su propia compañía de adiestramiento de animales.

Brauner, junto con el copropietario David Allsberry, se hizo cargo de Boone’s Animals for Hollywood (ahora solo Animals for Hollywood) cuando el propietario original se jubiló.

Ambos habían sido voluntarios y trabajado para la empresa durante bastante tiempo antes de dar el paso de hacerse cargo.

Dirigir su propio centro de adiestramiento de animales conlleva una gran responsabilidad: reunir y cuidar una serie de animales.

McElhatton dijo que tiene varios tipos de animales, incluidos unos 25 perros. Pero cuando la contratan para una película o un programa de televisión, no trabaja únicamente con esos animales. A veces, un proyecto requiere un animal que ella no tiene, por lo que debe contratar a otras instalaciones de entrenamiento o a propietarios de animales individuales.

¿Cómo se gana dinero? (¿Y qué tanto dinero?)

Los manipuladores y entrenadores de animales están representados por el sindicato Teamsters. Entonces, en las producciones cubiertas por un contrato de los Teamsters, los adiestradores pueden ganar entre $39 y $55 por hora, según el tipo de animal y la naturaleza de la producción, con un mínimo de ocho horas diarias.

Sin embargo, a menos que esté en la nómina de una producción activa, no gana nada. Todas las horas extra que los entrenadores dedican a perfeccionar sus habilidades y las de sus animales salen de su propio bolsillo. A veces, en los proyectos con mayor presupuesto, se compensa a los entrenadores por el tiempo de preparación, expuso Clifford, pero eso no está garantizado.

Es por eso que los pasantes y voluntarios no suelen ser remunerados, señaló Clifford. “A mí tampoco me pagan”, dijo.

No todos los proyectos cinematográficos incluyen animales. De cada 10 guiones que se presentan a un estudio, calcula Clifford, quizá solo uno o dos necesiten animales. Y con más de 100 instalaciones de adiestramiento de animales en el área metropolitana de Los Ángeles, la competencia puede ser dura. Por eso, dijo, es tan importante trabajar durante muchas horas para asegurarse de que los animales son los mejores, ya que eso ayudará a ganar la batalla por los contratos de los estudios.

Las tres entrenadoras coincidieron en que otra fuente de ingresos es crucial al principio de la carrera. Sin ella, es posible que no le paguen durante años.

Pero el hecho de que no le paguen no significa que las necesidades de los animales desaparezcan. Cuando se clausuraron las producciones, dijo Clifford, tuvo que ingeniárselas para alimentar a más de 50 animales.

“Nunca tendrá un día libre”, subrayó.

A pesar de las largas horas de trabajo, los sueldos irregulares y los retos diarios, las tres dijeron que los sacrificios han merecido la pena.

“Si es feliz haciéndolo, eso es parte de la recompensa”, dijo McElhatton.

¿En qué se diferencia esta carrera de la de hace 10 o 25 años?

McElhatton se inició en el adiestramiento de animales exóticos. Hoy en día, la mayoría de esos animales se reproducen digitalmente, lo que reduce el campo y aumenta la competencia entre las empresas de entrenamiento.

La llegada de la banda ancha también ha hecho posible encontrar instrucción en línea. Los videos de YouTube que muestran técnicas de adiestramiento de animales son una buena manera de obtener exposición y experiencia en el oficio, dijo Clifford. Pero añadió que eso no sustituye lo que se puede aprender trabajando con los animales.

¿Qué consejo que los profesionales siempre escuchan es erróneo?

Aunque trabajar con animales puede parecer el paraíso para algunos, Clifford dijo que la carrera en sí puede ser muy desafiante.

“No es para todo el mundo”, manifestó. “Es difícil hacer de ello una carrera a tiempo completo”.

Clifford recuerda que le dijeron que tenía que convertirse en asistente de producción. Y aunque esa experiencia la ayudó en su carrera más adelante, al mirar atrás hoy reafirma que “no hay un camino establecido” para convertirse en entrenadora de animales.

McElhatton dijo que una cosa totalmente errónea es que la industria en general es “emocionante, glamurosa y se gana mucho dinero”. Y agregó: “La realidad es que es tedioso, agotador, a menudo aburrido y se le debe dedicar una enorme cantidad de trabajo que no es remunerado”.

¿Cuál sería un buen consejo?

  • Una buena ética de trabajo y un don para trabajar con animales son dos cosas que McElhatton dijo que las personas como ella buscan a la hora de aceptar voluntarios o contratar a alguien.
  • Ser un criador de cruzas y sumergirse en el mundo del cine y el adiestramiento de animales son cosas que, según Clifford, lo ayudarán a diferenciarse de los demás y a avanzar en su carrera.
  • Estar familiarizado con el adiestramiento con un clicker es clave para Clifford y otros empleadores a la hora de contratar a un pasante o aceptar a un voluntario.
  • “Progresará tanto como se esfuerce”, dijo Brauner. Es decir: si quiere triunfar, tiene que esforzarse para conseguirlo.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí


Anuncio