Advertisement

El presidente de México anuncia un "plan especial" para combatir la violencia en Tijuana

El presidente de México anuncia un "plan especial" para combatir la violencia en Tijuana
La policía de Tijuana cachea a la gente en busca de drogas en Tijuana. Las redadas para detener y registrar son algunas de las tácticas principales de Tijuana para reducir la violencia de la ciudad. (Gary Coronado / Los Angeles Times) (Los Angeles Times)

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, dijo que ha desplegado tropas federales en Tijuana para combatir la violencia al alza de la ciudad.

"Se está implementando un plan especial porque los asesinatos en Tijuana han crecido mucho", dijo en una conferencia de prensa en la Ciudad de México.

Advertisement

Dijo que miembros del ejército, la marina y la policía federal trabajarán con las fuerzas locales para hacer frente a la violencia en la ciudad, donde un récord de 2,518 personas murieron en 2018, parte de un aumento nacional de asesinatos.

Los miembros de esas fuerzas eventualmente serán parte de una nueva Guardia Nacional que López Obrador espera formar este 2019. El establecimiento de la guardia, que consistiría en aproximadamente 70,000 soldados, aún no ha sido aprobado por el Congreso de México, pero se espera que sea pronto.

Advertisement

López Obrador, un carismático izquierdista que fue elegido el verano pasado, en parte gracias a su promesa de reducir la violencia en aumento en México, ha dado señales contradictorias sobre cómo planea hacerlo.

En una conferencia de prensa el 30 de enero, López Obrador declaró el fin de la guerra contra las drogas en México y dijo que su gobierno dejará de buscar debilitar a los poderosos cárteles al arrestar a sus principales líderes.

Esa estrategia, que fue adoptada por sus predecesores, solo ha alimentado el derramamiento de sangre, dijo, y agregó que planea enfocarse en reducir los homicidios y otros delitos.

"No hay oficialmente más guerra. Queremos la paz", dijo. "Lo que queremos es seguridad para reducir el número diario de homicidios".

Advertisement

Mientras era candidato, López Obrador se comprometió a renunciar a la guerra contra las drogas liderada por los militares de México en favor del desarrollo económico para darles a los jóvenes mejores opciones que las que ofrecen los grupos criminales.

Uno de sus lemas populares de campaña fue "abrazos, no balazos".

Pero los críticos dicen que una guardia nacional, que reportaría en parte al Ministerio de Defensa, sería simplemente una continuación de la estrategia militarista criticada por López Obrador.

Los aproximadamente 70,000 miembros incluirían reclutas del ejército y la marina pero, a diferencia de las fuerzas armadas, tendrían el mandato y la capacidad para ayudar en las investigaciones criminales.

Los críticos del plan del presidente dicen que lo que se necesita es más entrenamiento e inversión en las fuerzas policiales locales, muchas de las cuales están plagadas de altos niveles de corrupción.

La policía estatal y local ha luchado por contener la violencia en Tijuana, donde los asesinatos se han incrementado en un 400% desde 2012 mientras los distribuidores locales luchan por un mercado en auge de las drogas. Con 140 asesinatos por cada 100,000 personas, Tijuana es ahora una de las ciudades más mortales del mundo.

El jueves 31, el presidente Trump citó el aumento de la violencia en México como justificación para la construcción de un muro fronterizo. "Peor incluso que Afganistán", tuiteó.

Trump también afirmó que los casos de asesinato en México aumentaron un 33% en 2018 en comparación con 2017. Eso no es cierto. El número de investigaciones de homicidios aumentó de 28,866 en 2017 a 33,341 el año pasado, un aumento del 16%.

Advertisement

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement