Anuncio
Share

¿Trae mucho dinero en efectivo a EE.UU? Revele a la aduana o pagará el precio

Puede traer dinero a Estados Unidos siempre y cuando lo declare si es superior a una cierta cantidad.
Puede traer dinero a Estados Unidos siempre y cuando lo declare si es superior a una cierta cantidad.
(Pineapple Studio/Getty Images/iStockphoto)

Puede llevar dinero en efectivo a Estados Unidos. No debería ser un problema a menos que mienta sobre ello

Llevar demasiado dinero en efectivo no declarado a Estados Unidos puede llevarlo a un mundo de problemas. Sólo pregúnteles a los cuatro auxiliares de vuelo de American Airlines que fueron arrestados en octubre en el Aeropuerto Internacional de Miami y acusados de lavado de dinero y de actuar como transmisores de dinero no autorizados.

A principios del 22 de octubre, después de llegar a Miami desde Santiago, Chile, los asistentes de vuelo fueron sometidos a un registro de rutina por parte de los oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés). Una de auxiliares de vuelo, cuando se le preguntó cuánto dinero llevaba en efectivo, dijo que tenía $100, según el Miami Herald. Momentos después, se descubrió que la asistente tenía $9,000.

La discrepancia indujo a los oficiales a interrogar a otras azafatas del mismo vuelo. Una tenía $7.300, otra $6.371. Las asistentes de vuelo que llevaban dinero en efectivo señalaron al cuarto como el coordinador del esfuerzo, dijo el Herald.

Anuncio

Pero es su dinero. ¿Por qué no puede traerlo al país?

Respuesta: Sí puede, pero puede involucrar papeleo.

Esto es lo que escribe el sitio web de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos: “Es legal transportar cualquier cantidad de moneda o instrumentos monetarios dentro o fuera de EE.UU”, pero la persona que lleve más de $10,000 debe declarar la cantidad mediante la presentación de un Informe de Transporte Internacional de Moneda o Instrumentos Monetarios, Formulario FinCEN 105.

¿Por qué tanto alboroto? Después de todo, ninguno de ellos llevaba más de 10,000 dólares.

La respuesta: El límite de $10,000 se aplica ya sea que viaje solo o con un grupo.

Por ejemplo, cuatro miembros de una familia que viajan juntos no pueden decidir dividir $30.000 para que cada persona lleve $7.500 a EE.UU. Los $30.000 deben ser declarados.

Es posible que la CBP haya tratado a los auxiliares de vuelo como un grupo porque viajaban juntos y transportaban un total de 22,671 dólares.

Los asistentes de vuelo pueden haber estado entregando el dinero a alguien en Estados Unidos, reportó el Herald. Si esto es cierto, los sospechosos estaban actuando como “transmisores de dinero” no autorizados. (Un transmisor de dinero es una persona o negocio que proporciona servicios de transferencia de efectivo por una cuota. Para realizar estos servicios, los transmisores deben obtener una licencia).

La aerolínea dice que está trabajando con las fuerzas del orden en la investigación en curso.

“Los viajeros que no reportan de manera veraz todo su efectivo corren el riesgo de que su dinero sea confiscado y pueden enfrentar cargos criminales”, incluyendo multas de hasta $500.000 y un período de 10 años de prisión, escribe el sitio web del CBP.

Cuando se transporta dinero en efectivo dentro o fuera de Estados Unidos, la honestidad es siempre la mejor política. Este edicto me quedó grabado hace unos años después de que un compañero auxiliar de vuelo hiciera una confesión escandalosa en un vuelo de São Paulo, Brasil, a Miami.

Aunque rara vez socializamos fuera del avión, es un buen tipo con el que he tenido una gran relación de trabajo.

Después de completar el servicio de comida, me hizo a un lado y me susurró. “No vas a creer esto”.

Pensé que estaba a punto de compartir otra historia de conquista que comienza en un club nocturno de São Paulo y termina en una historia que va en aumento.

“Bien”, dije, moviendo la cabeza. “¿Qué pasó?”

“Tengo 100,000 dólares en mi bolso”.

“¿Qué?”

“Bueno”, continuó, señalando el armario de clase ejecutiva en el que había guardado su bolso de asistente de vuelo, “en realidad es un poco más de 100,000 dólares”.

Contó cómo había vendido recientemente su condominio en São Paulo. Los ingresos se depositaron en una cuenta bancaria brasileña. Para transferir el dinero a Estados Unidos, el banco quería cobrar alrededor del 10% en cargos por servicio.

En lugar de pagar esa exorbitante cuota, Eddie decidió trabajar en una secuencia de viaje a São Paulo para poder recoger el dinero en persona.

Llevar grandes cantidades de dinero en efectivo en cualquier ciudad es una tarea precaria, algunos podrían decir, tonta. En el Gran São Paulo, una metrópoli en expansión con una población de 21 millones de habitantes donde son comunes los robos de autos, de carteras y de bolsos, su fortuna estaba particularmente en riesgo.

Para protegerse a sí mismo y a su dinero, el diminuto auxiliar de vuelo contrató a un guardaespaldas.

Durante nuestra escala, el guardaespaldas lo acompañó desde el banco hasta el hotel de escala donde el dinero permaneció toda la noche bajo la atenta mirada de Eddie.

Al día siguiente empacó el dinero en su bolso de mano emitido por la aerolínea, lo llevó al autobús de la tripulación, pasó por el control de seguridad del Aeropuerto Internacional Guarulhos de São Paulo, pasó por inmigración y lo guardó en un armario de avión para el vuelo de regreso a Miami.

Su esfuerzo de transporte de dinero fue audaz y estresante. Pero había hecho su debida diligencia. Sabía que a los viajeros se les permitía traer cualquier cantidad de dinero en efectivo a EEUU siempre y cuando se declarara el dinero.

Un regalo inolvidable: Las cuentas médicas de 5,555 residentes con dificultades económicas serán pagadas

Completó un formulario FinCEN 105. Como un paso adicional de seguridad, antes del viaje consultó al CBP sobre su plan.

Un oficial le aseguró que, con la documentación adecuada, pasaría la aduana sin demora.

El oficial tenía razón. Él y sus 100,000 dólares navegaron a través de la Aduana de Estados Unidos. Sacar el dinero de Brasil, como resultó, fue la parte difícil.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí


Anuncio