Anuncio
Share
California

Los planes para un complejo lujoso de surf en una comunidad desértica provocan una batalla por la inequidad

Farmworker Trailers
Se propone un resort de surf de lujo en Thermal, California, donde muchos trabajadores agrícolas viven en casas móviles viejas y sufren apagones prolongados, malos caminos y agua no potable.
(Gina Ferazzi / Los Angeles Times)

En los confines más secos del desierto de California, se está gestando una disputa por un propuesto complejo de surf de lujo que se construiría en una parte profundamente empobrecida del este del Valle de Coachella.

El Thermal Beach Club propuesto se anuncia como el primer destino de su tipo, donde una laguna de surf de 22 acres con olas que simulan el océano anclaría un desarrollo con cientos de residencias privadas de alta gama y lujosas instalaciones en la casa club. Sería el tipo de lugar donde, de acuerdo con los documentos de planificación ambiental, los residentes serían recogidos por carros de golf manejados por el personal y llevados a la comodidad de su elección.

El desarrollo tomaría forma en lo que ahora es una tierra vacante en Thermal, una comunidad no incorporada en el condado de Riverside, a unas doce millas del borde de Salton Sea.

Pero llamar al oasis propuesto incongruente con el entorno existente sería una subestimación de proporciones cómicas, y los planes han generado una feroz oposición de los activistas de la comunidad local.

Anuncio

Thermal es una comunidad predominantemente latina donde más de un tercio de los residentes viven por debajo del umbral de pobreza, según los datos del censo. El ingreso familiar promedio es de aproximadamente $27.455.

También es un área del desierto que, según el Desert Sun de Palm Springs, “cada vez más es vista por los desarrolladores como un lugar para proyectos con fines de lucro en lugar de medidas de vivienda asequible y de justicia ambiental que los residentes dicen que son necesarias”.

El área ya alberga el Thermal Club exclusivo para miembros, un desarrollo de automovilismo recientemente completado donde las villas multimillonarias rodean cuatro pistas de carreras, con un equipo de profesionales de carreras disponibles. El Times ha descrito el Thermal Club como “un patio de recreo alternativo para los ultra ricos”, donde un miembro, por ejemplo, mantiene 87 autos en el lugar.

Hot Property | In Thermal, a motorsports community offers life in the fast lane
El desarrollo de Thermal Club de 426 acres, que recientemente abrió cerca del sitio de Thermal Beach Club propuesto, incluye 268 sitios de origen, cuatro pistas de carreras y un equipo de profesionales de carreras.
(Thermal Club)

Anuncio

Lesly Figueroa, defensora de políticas con el Consejo de Liderazgo para Justicia y Responsabilidad que se organiza con comunidades en el este del Valle de Coachella, describió “los grandes muros” que rodean el club de automovilismo ultra exclusivo. Ella dijo que algunas personas ni siquiera saben lo que hay dentro. Simplemente escuchan el ruido y ven las paredes “que están destinadas a separar esa comunidad del resto del este del Valle de Coachella”.

“Sí, el desarrollo necesita hacerse. Pero también debe ser equitativo”, dijo Figueroa. Ella y otros activistas quieren asegurarse de que los poderes existentes estén planificando para la comunidad que ya vive ahí, en lugar de sólo los futuros vacacionistas y propietarios de viviendas secundarias. En su opinión, el mensaje más importante que los residentes tienen para los funcionarios locales es simple: no apresuren el Thermal Beach Club y tengan en cuenta nuestras voces.

Por supuesto, uno tiene que entender el este del Valle de Coachella, y las claras contradicciones del valle más amplio en el que reside, para comprender realmente la controversia sobre Thermal Beach Club.

Para los foráneos, el nombre Coachella es a menudo sinónimo de actos musicales de renombre y una multitud de jóvenes vestidos con corona de flores -los adornos del festival de música que atrae a cientos de miles de personas a Indio cada año. La parte occidental del valle alberga grandes focos de riqueza concentrada, como las ciudades turísticas de Rancho Mirage e Indian Wells.

Titulares de Hoy
Las despensas, los bancos de alimentos y los restaurantes están tratando de hacer frente al desafío del hambre en Los Ángeles
El pago de horas extra para los bomberos ha aumentado en un 65% en la última década, una prueba más del número de víctimas de una cadena sin precedentes de incendios forestales en California.
Una iniciativa busca hacer feliz a niñas y niños que van a vivir las fiestas navideñas por primera vez en suelo estadounidense

“Para las personas que viven en la parte oriental del valle, hay muchos menos recursos, mucha menos inversión, mucho menos de todo”, explica Figueroa. Thermal es uno en un grupo de varias comunidades pequeñas no incorporadas cercanas.

“No hay mucha infraestructura de agua y aguas residuales que ingrese a las comunidades. Mucha gente es latina, de bajos ingresos, trabajadores agrícolas”, dijo Figueroa, al nombrar poblaciones que históricamente están marginadas y que a menudo son desatendidas.

El este del Valle de Coachella es también un lugar donde los críticos dicen que abunda el racismo ambiental.

Los gases tóxicos de un incendio de mantillo de casi un mes en un centro de reciclaje cerraron recientemente las escuelas locales durante días y desencadenaron enfermedades respiratorias, aunque pocos trabajadores agrícolas locales recibieron un descanso de su trabajo en los campos.

Anuncio

Salton Sea produce nubes de polvo tóxico alcalino y salado que contiene metales pesados, productos químicos agrícolas y partículas finas en polvo relacionadas con el asma, las enfermedades respiratorias y el cáncer, que afectan la salud de los residentes del área. Los campos agrícolas cercanos también pueden generar exposición a pesticidas.

Pero el terreno para esta lucha en el desierto se estableció en otra comunidad rural de California a varios cientos de kilómetros de distancia.

Hace media década, el mejor surfista del mundo compró un lago artificial especialmente construido para el esquí acuático en medio de los campos de alfalfa de Lemoore.

LEMOORE, CALIF. -- FRIDAY, MAY 4, 2018: Team U.S.A. captain Kelly Slater, who is a 11-time WSL Men’
La leyenda del surf, Kelly Slater, se desliza en la parte superior de una ola durante la práctica con el equipo de EE.UU en Surf Ranch, que cuenta con olas artificiales en la ciudad agrícola de Lemoore, California, en el Valle Central.
(Allen J. Schaben / Los Angeles Times)

Fue allí, en la ciudad del Valle Central, al sur de Fresno, donde Kelly Slater se asoció con un profesor de USC para construir una maravilla de ingeniería de una piscina de olas artificiales que podría alterar el futuro del surf competitivo.

Los sistemas de olas artificiales habían existido durante mucho tiempo, pero eran en gran parte de la variedad lúdica y recreativa, limitada a la provincia de parques acuáticos suburbanos y niños gritando. Todo eso cambió con Slater’s Surf Ranch, que llevó a las piscinas de olas a su propio momento cultural más amplio.

Al año siguiente, Slater lanzó el primer video de su sitio misterioso de prueba. Muestra a la leyenda montando una ola perfecta de pies múltiples a más de cien millas tierra adentro del Océano Pacífico y sacudió el mundo del surf.

El lanzamiento de ese video de 2015 “abrió esta idea de que las albercas de olas ahora podrían estar basados ​​en el rendimiento, en lugar de un truco”, según Will McFarland, gerente de marketing de American Wave Machines.

Anuncio

La compañía con sede en Solana Beach, que desarrolló su propio sistema de piscina de olas llamada PerfectSwell, ya impulsa un resort de surf en Waco, Texas, y sería el proveedor de Thermal Beach Club.

“La demanda de surf está más allá de tu imaginación más salvaje”, dijo McFarland. “Y lo digo sin exagerar”.

En su opinión, hay una escasez de olas en California. Incluso bajo las circunstancias más favorecidas, cuando los dioses del océano brillan y traen dulce oleaje, todavía hay que lidiar con la masa de otros cuerpos que las persiguen. Lo que significa que los mejores lugares para surfear a menudo están demasiado llenos como para atrapar una ola.

Eso es lo que hace que el mercado de olas bajo demanda sea tan atractivo para una empresa como la suya. Y se debe tener en cuenta que el Thermal Beach Club es sólo una de las varias atracciones de piscinas de surf que se están trabajando actualmente en el área metropolitana de Palm Springs. La ventaja es enorme.

Los documentos de planificación dicen que la laguna de surf propuesta sería capaz de producir seis olas por segundo con alturas máximas de siete pies y la tecnología para garantizar que el agua “permanecerá cristalina y azul en todo momento”.

Esa agua cristalina contrastaría con lo que sale de los grifos en el cercano Oasis Mobile Home Park, donde la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU ha encontrado contaminación de arsénico hasta 10 veces el límite permitido. Según el Desert Sun, muchos de los 1.900 habitantes del parque de casas rodantes son trabajadores agrícolas indocumentados, algunos de los cuales sólo hablan el idioma indígena Purepecha.

Figueroa y sus compañeros activistas comenzaron a hacer contactos puerta a puerta cuando se enteraron por primera vez de la propuesta del Thermal Beach Club a fines de septiembre. “Tradicionalmente, cómo ha funcionado el proceso de planificación [es que] no incluye a la comunidad”, dijo. “Es una relación desarrollador-agencia”. Pero Figueroa, quien es nativa de Coachella, quería asegurarse de que la comunidad desempeñara un papel en este proceso de planificación.

Los conflictos llegaron a un punto crítico el martes pasado cuando la Junta de Supervisores del Condado de Riverside, que necesitará otorgar la rezonificación y las aprobaciones ambientales para el proyecto, decidió retrasar su votación sobre el asunto en medio de un enojado testimonio de los miembros de la comunidad.

Es probable que la junta vuelva a votar en diciembre. Para activistas como Figueroa, la situación no es única, sólo “el colmo” de “algo que se ha estado gestando durante un tiempo en el este del Valle de Coachella”.

“No podemos seguir tomando decisiones de uso de la tierra y de vivienda como esta”, dijo. “El proceso de planificación tradicional debe ser diferente”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio