Anuncio
Share
California

Los robos de coches en algunas ciudades de California llegan a niveles de crisis; los fiscales aseguran que sus manos están atadas

Parked cars
Frente a la ola de robos de automóviles en California, un legislador estatal quiere tomar medidas enérgicas.
(Al Seib / Los Angeles Times)

Frente a la epidemia de robos de automóviles en San Francisco en los últimos años, un legislador demócrata propuso cerrar una brecha en la ley estatal que permite que algunos de estos delitos queden sin castigo, pero la Legislatura se negó a pedido de los fiscales, para que lograr condenas fuera más sencillo.

La propuesta, que eliminaría el requisito de que los fiscales demostraran que las puertas de un automóvil estaban cerradas en el momento del robo, fue archivada dos años seguidos por los comités legislativos. Los legisladores que luchan contra el hacinamiento de las cárceles y la presión pública para promulgar la reforma de la justicia penal han sido reacios a tomar cualquier medida que podría poner a más personas tras las rejas.

Pero los funcionarios locales y el legislador responsable del proyecto señalan que la norma es necesaria para reducir el problema de robo de automóviles en todo el estado que, creen, ha alcanzado niveles de crisis en algunas ciudades.

“Es ridículo que, según la ley actual, aunque se pueda ver en video a alguien golpeando la ventana de un automóvil, pero si no se puede probar que la puerta estaba cerrada, es posible que no se consiga condenarle por robo”, expuso el senador estatal Scott Wiener (D-San Francisco), quien presentó la legislación a pedido de la oficina del fiscal de distrito de San Francisco.

Anuncio

En California, hubo 243.000 robos de vehículos el año pasado. Aunque el número fue mayor durante el año pico, 2017, la cifra estatal del año pasado está muy por encima del promedio anual de 223.000 registrado en los ocho años anteriores. San Francisco experimentó un incremento de 24% en el robo de automóviles entre 2016 y 2017. Si bien cayeron un 13% el año pasado, y un 4% en lo que va de 2019, las cifras siguen en camino de ser más altas que las anteriores a 2017, a menos que se actúe, exponen las autoridades.

Otras ciudades del Área de la Bahía experimentaron incrementos similares en los últimos años. De 2016 a 2018, San José sufrió un aumento del 20% en robo de vehículos, según un informe reciente de San Jose Mercury News.

Titulares de Hoy
Si el presidente se tomara en serio el tema de los precios de los medicamentos estratosféricos, estaría proponiendo medidas más agresivas, como permitir que Medicare negocie con las compañías farmacéuticas.

La urgencia del problema se destacó en octubre pasado, cuando Suzy Loftus, fiscal de distrito interina de San Francisco, anunció la creación de un equipo de tareas contra robo de automóviles, dirigido por su oficina, la Patrulla de Carreteras de California y el Departamento de Policía de San Francisco. Operation Tangled Web utiliza apoyo aéreo y patrullas para enfocarse en zonas residenciales delictivas y pequeños corredores comerciales durante la temporada navideña, mientras que también apunta al tráfico de bienes robados de los automóviles, precisaron las autoridades.

“Con aproximadamente 70 robos de autos al día [en San Francisco], estos esfuerzos colectivos son importantes para enfrentar la crisis”, afirmó Loftus, quien dejará el puesto en enero.

Anuncio

Según Wiener, la laguna en la ley estatal que apunta a su proyecto de ley ha obstaculizado los procesamientos en San Francisco, donde muchas víctimas de robos de automóviles son turistas, que no pueden regresar fácilmente para declarar que dejaron las puertas de sus autos cerradas.

George Gascón, quien renunció como el principal fiscal de San Francisco, en octubre, para postularse como fiscal de distrito del condado de Los Ángeles, añadió que el problema lo llevó a pedirle a Wiener que impulsara la legislación. “Me decepcionó que los legisladores decidieran eliminar un proyecto que habría cerrado un vacío legal que afecta de manera desigual a una clase de víctimas”, explicó Gascón, quien espera que los legisladores vuelvan a aceptar la propuesta cuando se reúnan, en enero. “Los turistas son desproporcionadamente atacados porque tienen más probabilidades de traer objetos de valor en sus automóviles, y esta escapatoria significa que la justicia no se puede aplicar por igual”.

La fiscal de distrito del condado de Los Ángeles, Jackie Lacey, a quien Gascón está desafiando en las elecciones de 2020, afirmó que aunque su oficina no detectó el mismo aumento en robos de automóviles este año que en San Francisco, “compartimos la frustración de tener que demostrar que un vehículo estaba cerrado como un factor para determinar si el ataque fue ilegal”.

Los Ángeles experimentó un incremento del 14.3% en robos de autos de 2015 a 2017. En lo que va del año, las cifras decrecieron un 6.7% en comparación con el mismo período de 2017.

Wiener dijo que los colegas que decidieron mantener los proyectos de ley nunca le dieron una explicación, pero señaló que los legisladores en general se mostraron reacios a aprobar cualquier medida que tenga el potencial de poner a más personas tras las rejas. La sólida legislatura liberal de California intentó abordar el hacinamiento en las cárceles en la última década, al reducir las sanciones para muchos delitos y bloquear proyectos que podrían aumentar el número de individuos que van a la cárcel o prisión.

“Los proyectos de ley que son percibidos como una posibilidad de ampliar la responsabilidad penal tienden a no tener un buen desempeño en la Legislatura; aunque este cierra un vacío legal, no está creando algo nuevo”, remarcó Wiener.

La Asociación de Defensores Públicos de California se opuso a la legislación, que vinculó el tema al aumento de la falta de vivienda en las principales ciudades del estado.

“En una era en que nuestras calles están llenas de personas sin hogar, que buscan refugio de los elementos del tiempo, esta expansión de las acusaciones y el tiempo de encarcelamiento para los individuos que no han dañado el mecanismo de cierre del vehículo para ingresar podría afectar negativamente a aquellos con menos recursos”, señalaron los defensores públicos en una carta a los legisladores.

Anuncio

Chesa Boudin, quien ganó las elecciones del 8 de noviembre contra Loftus después de servir como defensor público adjunto de San Francisco, no respondió a una solicitud de comentarios sobre la legislación.

La líder republicana de la Asamblea, Marie Waldron, de Escondido, señaló que la desestimación del proyecto este año es la última de una serie de acciones de legisladores demócratas que obstaculizan los intentos de las fuerzas del orden para detener a los delincuentes. “Tenemos una evidencia más de que, para los demócratas, las víctimas ocupan el último lugar”, dijo Waldron. “No hay razón para que alguien ingrese a un vehículo que no le pertenece, ya sea que la puerta esté cerrada o no. Este fue un proyecto de ley con sentido común, para cerrar una brecha importante en nuestra ley de robo de automóviles, pero los demócratas han demostrado una vez más que en Sacramento, el sentido común no es común”.

Un estudio realizado el año pasado por el instituto no partidista Public Policy Institute of California encontró evidencia de que la aprobación, en 2014, de la Propuesta 47, que redujo las sanciones para algunos delitos de propiedad de bajo nivel, contribuyó a un aumento en algunos ilícitos, incluidos los robos de autos.

La asambleísta Lorena González (demócrata de San Diego), presidenta del Comité de Asignaciones de la Asamblea, se negó a discutir el proyecto de Wiener cuando se le preguntó por qué su comité lo archivó, y alegó en un comunicado que los costos siempre son una preocupación con las nuevas leyes propuestas. “Con miles de millones de dólares de nuevos costos de los contribuyentes propuestos a través de nueva legislación cada año, el Comité de Asignaciones considera los méritos de cientos de proyectos de ley antes de tomar decisiones difíciles sobre las prioridades fiscales de nuestro estado”, señaló.

Los revisores de números del comité de González estimaron que el proyecto de ley habría costado a los tribunales “cientos de miles” de dólares por más acusaciones, mientras que los condados podrían enfrentar unos “incipientes millones” de dólares en gastos para manejar el aumento de las poblaciones de la cárcel.

El problema del robo de automóviles en California recibió atención nacional en agosto pasado, cuando un ex jugador de béisbol de los Yankees, Alex Rodríguez, sufrió el robo de su auto alquilado en San Francisco, lo cual resultó en el hurto de aproximadamente $500.000 en artículos electrónicos y joyas. Ese caso aún está bajo investigación y no se han realizado arrestos, afirmó la policía.

En otro caso de alto perfil este año, las autoridades desbarataron una red de robos de automóviles formada por decenas de ciudadanos chilenos que ingresaban al país con visas de turistas y saqueaban decenas de autos, hogares y negocios en el sur de California.

Wiener dijo que el tema no desaparecerá. “Creo que eventualmente la aprobaremos”, remarcó sobre la legislación. “Sigue siendo un problema”.

Anuncio

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio