Anuncio
Share
California

Los homicidios en Los Ángeles volvieron a descender; la policía lo atribuye a miles de horas de patrullaje adicional

Michel Moore
El jefe de la policía de Los Ángeles, Michel Moore, analiza las estadísticas de delitos de 2019 en la sede de LAPD.
(Irfan Khan / Los Angeles Times)

Es una estrategia que, según los funcionarios de la ciudad, ayudó a seguir reduciendo el crimen violento

El Departamento de Policía de Los Ángeles tuvo agentes adicionales en la calle el año pasado; más de 300,000 horas de patrullaje.

Es una estrategia que, según los funcionarios de la ciudad, ayudó a seguir reduciendo el crimen violento. Los homicidios cayeron de 260, en 2018, a 253 el año pasado, el décimo año consecutivo en que la ciudad tuvo menos de 300 homicidios.

“Necesitábamos aumentar las instancias en que los oficiales y la comunidad podían trabajar juntos”, consideró el jefe Michel Moore, el miércoles, en una conferencia de prensa realizada en la sede central de la agencia. “La prioridad del trabajo de campo fue crítica”.

Anuncio

Los Ángeles es mucho más segura que en décadas anteriores. En 1992, se denunciaron casi 90,000 crímenes violentos. Los homicidios aumentaron a casi 1,100 ese año, antes de caer bruscamente en la década de 1990 y de seguir haciéndolo en la década de 2000. El número de homicidios comenzó a crecer en 2014; 2017 marcó la primera disminución.

El año pasado, el Departamento de Policía de Los Ángeles agregó 200 personas al campo, precisó Moore, quien además explicó que el aumento resultó esencial a pesar del costo de otros recursos.

Es una decisión que el alcalde Eric Garcetti apoya. Se han agregado aproximadamente 1,3 millones de horas de patrulla cada año desde 2016, señaló. Los avances tecnológicos también han liberado a los oficiales para que pasen más tiempo en las comunidades, y menos con el papeleo.

“Todos sabemos que el número más importante es la cantidad de horas que la policía pasa patrullando y protegiendo, no completando informes”, enfatizó.

Anuncio

Tommy el caballo estaba tan débil después del incendio de Thomas, que la adopción era incierta. Entonces conoció a Anne Scioscia.

Para Emily Owens, profesora de criminología en UC Irvine, la evidencia científica sugiere que el delito cae cuando los departamentos de policía colocan a los oficiales en áreas de alto crimen. Pero aún debe investigarse más si la reasignación de las horas de trabajo de los agentes, desde llenar el papeleo hasta patrullar las calles, reduce sustancialmente el delito.

“En esos minutos específicos en los que un oficial no tiene que completar el papeleo, ¿qué hace ahora? ¿Realmente se encuentra en situaciones en las que está reduciendo el crimen?”, se preguntó.

Además de los homicidios, Moore y otros funcionarios promocionaron diferentes reducciones de delitos y encuentros violentos. El crimen total de pandillas bajó 6.3%, y los ataques contra la propiedad disminuyeron 7.4%.

Los tiroteos con oficiales involucrados cayeron de 33 en 2018 a 26 en 2019, un mínimo histórico. “Nos complace escuchar que la cantidad de tiroteos con participación de oficiales y el uso de la fuerza están en descenso”, remarcó Eileen Decker, presidenta de la Junta de Comisionados de Policía. Pero agregó: “No estamos satisfechos con estos números. Vamos a trabajar diligentemente para llevar a cabo nuestra supervisión”.

Garcetti también atribuyó las reducciones de la delincuencia en toda la ciudad a la llegada de la agencia en las comunidades que experimentan altos niveles de delitos. Elogió a la Asociación de Seguridad Comunitaria del departamento, un modelo de vigilancia comunitaria en desarrollos de viviendas y vecindarios como South Park, donde los oficiales establecen relaciones con los residentes.

Estas áreas, dijo, tienen menos delitos violentos contra la propiedad. En la conferencia de prensa, la presidenta del Comité de Seguridad Pública del Concejo de la Ciudad de Los Ángeles, Mónica Rodríguez, anunció que la ciudad estaba a punto de lanzar una asociación de seguridad comunitaria en los Jardines de San Fernando, en Pacoima.

Anuncio

En 2010, la policía mató a un hombre que hablaba un idioma indígena y no cumplió con las órdenes en inglés y español. Ahora, están recibiendo ayuda para encontrar intérpretes y mejorar la comunicación.

Anne Tremblay, directora de la Oficina de Reducción de Pandillas y Desarrollo Juvenil del alcalde, informó que los trabajadores de intervención comunitaria del programa respondieron a más de 500 incidentes violentos en 2019, e invirtieron más de 90,000 horas de actividades de mantenimiento de la paz.

El año pasado hubo un aumento del 5% en los jóvenes y las familias atendidas por los proveedores del programa. “Este trabajo es importante y está marcando una diferencia”, explicó.

Las áreas en las que la agencia tiene que trabajar, agregó Moore, incluyen reducir las muertes por accidentes de tránsito en el sur de Los Ángeles, que tiene el mayor número en toda la ciudad.

El departamento también está tomando medidas para mejorar la responsabilidad entre sus oficiales.

A partir de este mes, adelantó, los supervisores en las unidades de pandillas de la agencia seleccionarán videos de las cámaras corporales de los agentes para auditar. “Para 2020, invertiremos tiempo y energía para identificar si hay cuestiones atípicas”, afirmó.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Anuncio


Anuncio